Entrevista a Víctor Hugo Morales

En esta nota con Comunidad PAMI, el periodista y locutor deportivo Víctor Hugo Morales (VHM), nos cuenta sobre su vida y celebra, entre otras cosas, la decisión de que las personas mayores puedan ver los partidos de fútbol en forma gratuita.

Víctor Hugo Morales viste un traje marrón claro, una gorra de visera calada a tono con su ropa, y gafas oscuras medianas. Camina por los pasillos de los estudios de C5N, donde en unas horas conducirá su magazine político diario. El día laboral de VHM transita su meridiano, ya puso cuerpo y voz para la salida radial del informativo La Mañana en AM 750; luego, almorzó y realizó su rutina clásica de ejercicios de kinesiología. Previo a iniciar su rutina de trabajo en la emisora de calle Olleros toma asiento en una de las pequeñas sillas blancas del buffet del canal para dialogar con Comunidad PAMI.

¿Qué opinión te merece la decisión de PAMI de garantizar la gratuidad de la transmisión televisiva de los partidos de fútbol más importantes en los centros de jubilados?

Es una de las cosas dignas de celebrarse en un año tan tremendo como el que hemos tenido, con tantos disgustos, con tanta pena; pero, al mismo tiempo es un síntoma de una recuperación muy interesante después de esta pesadilla que hemos tenido en el mundo entero. Y me parece que tomar una medida así alimenta expectativas muy positivas, porque si el Estado puede hacerse cargo de lo que es un derecho de la gente, estamos recuperándolo.

Este es el Estado presente, es una manera de decirle a quienes van quedando afuera de muchas cosas, porque la edad es impiadosa, que hay quienes, como por ejemplo el propio Estado, los tiene en cuenta, los considera, y los puede mimar, y decirles aquí tenes un regalo, esta prueba de que nos estas importando todavía.

¿Por qué pensas que democratizar el acceso a la televisación del fútbol, suele ser denostado como una medida populista?

Lo peor que han hecho es hacer que la palabra populismo, que es maravillosa, sea estigmatizada. Es el gran triunfo del neoliberalismo, vivimos en un mundo en el cual el neoliberalismo es una palabra normal, y populismo, que habla del pueblo, es una palabra castigada.

Pero, aquí lo que hay en juego es muchos intereses. Cuando el Estado se ocupa, y lo hace solventemente, desde el punto de vista económico, como sucedió con el Fútbol para Todos, le está quitando un negocio a privados, que son muy avariciosos. Y que siempre se quieren quedar con todo. Entonces, el fútbol estuvo en manos de gente que hizo una verdadera fortuna, y además son un emporio de poder tremendo, porque a través de poseer el fútbol se quedaron con 300 canales, estoy hablando del Grupo Clarín.

Y cuando llega el Fútbol para todos ellos sintieron que estaban perdiendo de ganar, porque ganar ya habían ganado muchísimo. Y lo que significó para ellos fue la pérdida de un negocio, y de una forma de ejercer el poder. Las dos cosas les molestan por igual; por lo tanto, castigaron al Fútbol para todos de cualquier manera, como hacen con todas aquellas cosas que ellos pretenden estigmatizar y perseguir. Estamos en la presencia de algo que es el diablo mismo, y que se personifica en este Grupo, y la conducta del mismo. Y, por lo tanto, oponerse a sus deseos, a ese poder, se convierte en una nota de mucho peligro para una vida, o para una institución.

Cuando conducías el programa Desayuno en Canal 7 en el año 2000 tuviste la osadía de permitir que la audiencia pudiera ver la final del torneo de fútbol Intercontinental, cuya transmisión estaba arancelada. ¿Te arrepentís de haberlo hecho?

A ver, teníamos tanta razón al hacerlo, yo no lo decidí, pero lo estimule, alimente, y me alegre, aunque me cobraron como si yo hubiera sido el que lo decidió. Es decir, al único que le cobraron es a mí, me robaron 300 mil dólares, hasta el momento me sacaron del bolsillo esa cifra. Me hicieron pagar lo de todos. Una cosa de una vileza impresionante, yo no me quejo tanto porque he sido una persona muy favorecida por la profesión, he ganado, podría decir, una fortuna en términos relativos, y quejarme y victimizarse sería una falta de respeto a todo lo que a mí me ha dado la profesión.

Aquello que era un programa de televisión que tenía un punto y medio de rating, se convirtió en un programa visto de trece puntos, o más. Es decir, que toda esa gente, que por supuesto hubiera preferido verlo en una pantalla real, y no en un cuadrito que, de vez en cuando, salía detrás de mí, estaba ávida y deseosa de ver el partido, y se lo privaban, se lo quitaban, se lo robaban por los intereses privados.

¿Por qué razón, o razones, el fútbol, su espectacularización, constituye un hecho social significativo?

Porque es parte de la identidad y la cultura del país, es una cosa que está incrustada en los sentimientos más visibles de la gente. A mí me parece que el amor por el teatro, o el amor por el fútbol son amores que hacen a la necesidad que tiene el ser humano de darle un aliento especial a su vida para que la misma no sea solamente un transcurrir y transitar.

Como profesional del periodismo deportivo, ¿Qué tipo de transmisión preferís en fútbol, la radial, o la televisiva?

La radio trabaja con lo más maravilloso que tiene el ser humano, que es la imaginación. La televisión trabaja con la imagen. Y en términos reales la televisión debería limitarse a decir el nombre del jugador, porque se está hablando para personas que tienen todos los códigos futbolísticos; a ver, entienden que el pase es a la derecha, entienden que tal jugador le pegó con la zurda. Por el contario, existe una cultura de la radio, que viene de todos los tiempos, por lo cual hay un ritmo en el oído, una música que la gente aspira a escuchar, y los relatores de televisión recorren ese camino.

Por último, a poco de comenzar el año del Mundial, ¿Cómo lees el presente de la selección de fútbol?

Lo veo muy bien si Messi puede mantener ese nivel, además hay 6 o 7 jugadores que son de probado nivel internacional de ocho puntos, y como decía tiene a un jugador de 10 puntos, como Messi, ocurre algo similar como en los tiempos de Maradona. La línea de juego es buena, la mentalidad es ganadora, pero estas cosas se destruyen en un gol tonto que te hacen.

Conceptualmente, tengo aprecio por esta Selección, como lo tiene todo el mundo, la Selección le ganó a la disidencia y a la cosa escéptica que rodeaba a un técnico joven, que no se sabía que podía dar. Me parece que lo que se daba con Bilardo y Maradona, se está repitiendo con Scaloni y con Messi, porque el actual técnico ha conseguido un buen vínculo con nuestro astro, y eso es muy bueno para el grupo humano en general de la Selección.

https://comunidad.pami.org.ar/la-televisacion-gratuita-del-futbol-hace-a-un-estado-presente/