Archivo de la categoría: Artículos Especializados

Está en nuestras manos

Por la Dra. Graciela Zarebski

En nuestras manos puede estar el virus o puede estar nuestra salvación como especie humana. Se pone en juego una paradoja: cerrar nuestra porosidad hacia afuera al mismo tiempo puede implicar que la abramos hacia adentro. Es por eso que aislarnos físicamente para ser menos porosos hacia invasores invisibles no debe llevar a aislarnos emocionalmente. Debe ser una oportunidad para hacernos más permeables hacia nuestra interioridad y hacia nuevos estímulos, aprovechando la virtualidad que supimos conquistar.
Dejando de lado al personal de salud y a los trabajadores que están en la primera línea de batalla, a los demás se nos repite: no son vacaciones. Trabajamos en casa, nos ocupamos de hijos y mayores, realizamos tareas postergadas. Esto supone más tiempo dedicado a lo íntimo, a lo interno, a vernos.
No salir, más allá de lo justificado o imprescindible, implica menos vida pública y más vida privada, hogareña, familiar. Nos evita perder el tiempo y energía en cuestiones muy por lo general superfluas. Nos deja tiempo libre, desafío para aprovecharlo creativamente.
Pero para muchos, ésta es una fuente de ansiedad. La misma no es provocada sólo por el miedo a lo desconocido, a la enfermedad y a la muerte, como se repite. Se trata también del cambio que implica detenerse en la vorágine habitual, hacer un giro en la mirada y en la comunicación: mirarme, mirarnos, tiempo para hablar, compartir, conectarnos con lo mejor de lo humano. Para muchos, no es un cambio fácil. Y lo vemos en aquéllos que evaden el aislamiento, en su mayoría jóvenes.
Quienes ya se han jubilado de algunas exigencias cotidianas, se han ido acostumbrado. En las personas mayores el curso de la vida se fue encargando de hacérselos saber. Y entonces ejercen el autocuidado, se recluyen y adoptan nuevos hábitos. Se conectan, puertas adentro, con intereses postergados. Es una buena oportunidad para preguntarse: ¿Qué estaba relegando en mi vida?
Claro, se trata de aquéllos que cuentan con la flexibilidad para adaptarse a los cambios. Flexibilidad que les permite ejercer la autoindagación, lo cual conlleva el poder detenerse y adoptar una actitud reflexiva, que es la que les permite conservar su autonomía. Son personas que vienen preguntándose: ¿Qué quiero hacer con mi tiempo, con mi vida? La poca o mucha vida que me quede por delante, me hago cargo, la tomo en mis manos.
Le prestan más atención a su vulnerabilidad. De esto, de la vulnerabilidad de los mayores, se habla mucho hoy gracias a la pandemia, pero es una buena oportunidad para aprender que los viejos son más vulnerables sólo a nivel biológico. La reserva humana (emocional, cognitiva, vincular, espiritual, corporal) que en su mayoría fueron acumulando, les fue compensando la vulnerabilidad biológica. Aprendamos de ellos.
¿Qué nos inocula el coronavirus en nuestra condición humana?
Es que estamos aprendiendo que somos una especie vulnerable. El coronavirus pone a prueba nuestra condición humana. Nuestro egoísmo o nuestra solidaridad. Se ponen en evidencia quienes no respetan los límites, así como aquellos poderosos con conductas miserables o irresponsables. Estamos revisando valores. Estamos mirando más a los viejos, lo cual nos lleva también a revisar las falencias de nuestros sistemas de salud para que, llegado el caso, no haya que descartar a los mayores, eligiendo para ellos la muerte.
En nuestra vulnerabilidad nos identificamos. En nuestra búsqueda de brillo efímero y de poder nos separamos. Reconocer la morbilidad y la posible finitud, la incertidumbre del diario vivir, nos acerca a la sabiduría con que cuentan la mayoría de las personas mayores. Ojalá se les inocule esta sabiduría a los jóvenes anticipadamente y que puedan salir de esta catástrofe más resilientes, mejor preparados para lograr una buena vida longeva.
La resiliencia pasa justamente por reconocernos en nuestra vulnerabilidad. En última instancia, nuestros límites como especie humana. Quien se cree invulnerable ¨va al muere¨.
La ventaja de nuestro tiempo, respecto a anteriores pandemias, es que contamos con los medios de comunicación y las redes. Es una oportunidad para aprovecharlos y así ampliar valores culturales postergados. Hoy en los medios se incrementa el debate de ideas, de autocuidado, de diversidad de comportamientos humanos, de salud pública., Se puso en evidencia la necesidad de recurrir a la interdisciplina y a la intersectorialidad, desde la comprobación de que no se pueden resolver problemas complejos sólo desde enfoques biológicos, claramente entretejidos con factores sociales, económicos, culturales y comportamentales. Toma relevancia el concepto de prevención, aparecen nuevos modelos humanos reemplazando a los banales. Disminuyeron los temas intrascendentes, se aplacaron las grietas.
Siendo que esta pandemia comenzó, según se sabe, en aquél mercado en que se descuidó el ambiente humano, ¿habremos aprendido a preocuparnos en serio, por algo que ahora quedó postergado, el calentamiento global? Cuando se supere esta crisis y volvamos a la «normalidad» ¿habremos avanzado algo en nuestra condición humana? Será un saldo positivo si logramos que el coronavirus nos inyecte mayor sabiduría en todos los órdenes de nuestra vida.

HOLA COVID19.

Un virus es una partícula molecular tan pequeña que solo puede verse al microscopio electrónico ( mucho mas potente que el común ).
Se trata de ínfimas porciones de material genético, (es decir información), que necesita insertarse en una célula y utilizar su maquinaria para cobrar vida y así poderse reproducir.
Imaginate un programa( software) que busca una compu( hardware ) para funcionar y existir.
Seguro las grandes potencias tienen armamentos para frenar una invasión extraterrestre, pero estamos de rodillas ante estos invisibles invasores celulares, capaces de alterar el paradigma socioeconómico del planeta en lo mas profundo de nuestro estilo de vida y cotidianidad.
No es el primero, ni será el final, pero servirá tal vez, para que la globalización financiera y tecnificada…sea también mas humanizada.
Hoy somos todes unes…no hay blanco, negro, judio o musulman.
Seamos ricos, seamos pobres ,no importa quién..al coronita todos le venimos bien.
No somos, bi , ni tri, ni homosexual…un simple estornudo y caemos todos por igual.
Es hora de pensarnos un poco mas como especie y colaboradores, y menos como individuos consumidores.
Encontrar lo bueno de lo malo ayuda a transformar las vivencias en experiencias.El cerebro disfruta de esa habilidad impulsando la salud y ahora tan preciada inmunidad.
Dr. Juan Hitzig

Coronavirus

Consejos del Dr. Juan Hitzig

Primero promover la SALUD, luego prevenir la ENFERMEDAD.

En general es un VIRUS agresivo para personas que previamente y de base, tienen una AFECCION o ENFERMEDAD CRONICA que debilita su estado general de salud.
En este caso promover la salud significa, respirar correctamente para mantener bien ventilado el torax, mantenerse hidratado, alimentacion variada y saludable, incluyendo citricos por su contenido en VIT C.
Realizar una caminata diaria a paso firme y sostenido, de 30′.

Como Prevenir la Enfermedad?
No tocarse la cara, los ojos ni la boca.
Toser tapando la boca con el codo…nunca con las manos.
Lavarse frecuentemente las manos y usar alcohol en gel.
Ser moderado con los saludos( manos, abrazos cuando los casos, en dias mas frios, comiencen a multiplicarse)
Alejarse de tosedores y espacios con alta concentracion humana.
Ventilar los ambientes habitacionales y laborales.
Acudir a un servicio de salud en caso de..fiebre + dolor de garganta + rinitis × dificultad respiratoria + dolores articulares y musculares.
En estos momentos es tema de preocupacion, no tanto por su agresividad, si no por la facilidad por la cual se propaga el virus y por lo tanto, al no contar con una vacuna, su capacidad de gran llegada a la poblacion de riesgo.

En los proximos dias, ser cautos, medidos pero atentos, para no permitir que el virus te infecte la cabeza, y especialmente que los medios no te la quemen.

Qué rápido se pasa el tiempo

Es una expresión que escuchamos con cada vez mayor frecuencia.
Se ha comprobado que cuando la mente se contacta con el mundo exterior, es decir , nos relacionamos con lo cotidiano, no hay percepción del tiempo transcurrido, es el tiempo que se nos escapa entre los dedos.
Esta percepción temporal, aparece solo, cuando la mente se dirige al mundo interior.Es ahí, que tomamos conciencia del tiempo en su justa dimensión, relentizando su pasaje.
Este estado de continua y prolongada aceleración, es una de la causas de alteracion neurohormonal, que despiertan ansiedad y biología del estres cuya consecuencia es el ENVEJECIMIENTO PREMATURO.

Dr. Juan Hitzig

El cerebro después de los 50

El cerebro humano es la organización molecular mas compleja y perfecta que hay en el universo.
Si bien en los últimos 10 años hemos aprendido a conocerlo mas que en toda la historia de la medicina, si el cerebro fuera tan simple que pudieramos comprenderlo todo..seriamos nosotros tan simples…que no comprenderiamos nada.
Uno de los hallazgos mas importantes es el de una proteína llamada FACTOR DE CRECIMIENTO NEURONAL.(FCN).
Esta sustancia se activa ante la presencia de estímulos y aumenta en calidad y cantidad las conexiones neuronales.(Plasticidad Neuronal)*
El cerebro de los niños se va «cableando» por que son permeables a la novedad..
El cerebro de los viejos se va «desconectando» por evitar la transformación y el cambio.
CONDUCTAS PARA MANTENER LA PlASTICIDAD NEURONAL Y EL FCN.

Desrutinizar la rutina.
Sociabilizar.
Desarrollar pasión por alguna manifestación de arte.
Tener un hobby como alternativa a la jubilación.
Desarrollar la capacidad de asombro.
No pasar la vida como quien oye llover.
Cada vivencia una exeriencia
Ser protagonista de las acciones de la vida cotidiana.
No vivir en piloto automático..
Tener conciencia plena.
Cuerpo y mente en el mismo lugar en el mismo momento.
Analizar los temas primero desde el si..y solo después desde el no.
* una correcta evaluación de la función cognitiva y suplementacion neurobiologica puede contribuir a retardar el deterioro de la atención, concentración, iniciativa y memoria.

La persistencia de las hormonas del estrés, tiene un efecto letal sobre la integridad neuronal.

Dr. Juan Hitzig

¿En qué nos interpela la FaceApp?

Por la Dra. Graciela Zarebski
ViceDecana de la Facultad de Humanidades, Ciencias Sociales y Empresariales de la Universidad Maimónides
Directora del Doctorado en Investigación Gerontológica, Maestría en Psicogerontología y Licenciatura en Gerontología (modalidad a distancia)

¿En qué nos interpela la FaceApp?
Resulta llamativo que, si bien la aplicación brinda distintas posibilidades de jugar con la propia imagen, la que más se usa y causa furor, es el juego con la imagen envejecida. Indudablemente remite a lo inquietante que nos resulta envejecer, en especial si esa imagen se nos hace presente repentinamente, como provoca la aplicación. Causa risa, se hacen memes, pero sabemos desde Freud que el humor es una de las formas de tramitar lo siniestro.
Lo importante – y acá se juega como siempre el uso que le damos a las nuevas tecnologías – es qué efecto nos produce luego de la primera impresión: algunos quedan prendidos del sutil horror que les causa y les consolida la idea de lo horrible que es envejecer. Rompe en ellos la ilusión de eternidad, de imagen ideal e incorrompible.
Son los que defienden empecinadamente la imagen actual, recurso facilitado hoy en día por tantos productos que se ofrecen en el mercado para tapar esa evidencia descorazonadora.
Mientras que a otros les da un puntapié para tomar conciencia de que si tienen suerte, también ellos llegarán a viejos, sabiendo que la imagen es sólo una parte de su identidad. El espejo envejecido podrá reflejar no sólo arrugas y flacidez, sino una belleza interior que también se reflejará ante los otros.
Poder reconocerse en el espejo envejecido – aceptar que esa imagen está en continuidad con la identidad actual – implica trabajar desde jóvenes para lograrlo. Como todo en la vida, requiere trabajo. Trabajo para el autocuidado de la imagen, pero también trabajo para mantenerse activo mental y físicamente.
Integrar al presente la propia perspectiva de vejez es no engañarse, es aceptar la inconsistencia de nuestra imagen actual, la fluctuación que debemos soportar en el entramado dinámico de nuestra vida: somos lo que somos ahora pero también somos lo que seremos en el futuro. Por eso decía Jorge Luis Borges en el cuento “Veinticinco Agosto, 1983¨, en el que juega con su doble envejecido: ¨la verdad es que somos dos y somos uno¨. Somos el yo presente pero también somos el yo futuro.
El reconocimiento del envejecer, es un espejo más verdadero y es una revelación.
Aprovechemos estas creaciones tecnológicas para adquirir más sabiduría, ya que, para llegar a ser un viejo sabio, hay que ser sabio antes.
Lo que pone en juego este proceso complejo de elaboración es la posibilidad de ser flexibles frente a la metamorfosis que conlleva el paso del tiempo en la imagen, entre otros cambios. Y por lo tanto, implica autocuestionamiento.
Alcanzan una buena vejez los que -por no ser ´Narcisos´- pueden ´verse´ a sí mismos en su condición humana, y aceptan las transformaciones a las que nos llevará el paso del tiempo.
Ojalá la aplicación sirva para preguntarnos: cómo quiero llegar? Y poner manos a la obra en la construcción de nuestro futuro, que comprende armar una reserva, no sólo económica y cognitiva, sino también una reserva espiritual, emocional, corporal y de vínculos diversificados, siendo plásticos en todos estos órdenes. En suma, nuestra reserva humana para una longevidad satisfactoria.
La clave: armar, desde joven, una identidad flexible para adaptarse a los cambios que la vida conlleva, transformándonos en la mejor versión de nosotros mismos.

Actividad física en los adultos mayores

Realizar actividad física con regularidad genera importantes beneficios físicos, psicológicos y sociales en las personas adultas mayores. Es uno de los hábitos saludables que contribuye a la prevención y control de las enfermedades crónicas no transmisibles, favorece las relaciones sociales y mejora la calidad de vida. Sin embargo, en Argentina, más del 70% de los adultos y adultas mayores no realiza la actividad física recomendada para su edad.

En este marco, la Fundación Navarro Viola en alianza con la Fundación Interamericana del Corazón Argentina (FIC Argentina) presentaron la publicación “La Actividad Física en las Personas Mayores. Guía para Promover un Envejecimiento Activo” a fin de concientizar a la población y de promover el diseño e implementación de políticas públicas que busquen mejorar los niveles de actividad física en las personas mayores.

Presentación en el 1er. Simposio Académico de Encuentro de Directores de Programas de Gerontología en América Latina

En el Marco del 1er. Simposio Académico de Encuentro de Directores de Programas de Gerontología en América Latina La lic Alcira González, Directores de la Licenciatura en Gerontología (modalidad presencial) presentó la ponencia elaborada con juntamente con la Dra Graciela Zarebski y el Prof. Raúl Drelichman titulada «EL APRENDIZAJE BASADO EN PROBLEMAS: UNA ESTRATEGIA METODOLOGICA QUE FAVORECE LA INVESTIGACION FORMATIVA»

Ofrecemos diversas fotos del evento, como así también, al pie, una copia del trabajo presentado

Descargar archivo : EL APRENDIZAJE BASADO EN PROBLEMAS. UNA ESTRATEGIA METODOLOGICA QUE FAVORECE LA INVESTIGACION FORMATIVA

¿Qué es y no es Atención Centrada en la Persona?

Por Teresa Martínez

La reconocida Dra. Teresa Martínez, nos ofrece claves y nos previene que “para hacer efectiva la ACP no valen los atajos o las «fórmulas exprés» en otra excelente entrada de su blog: “La atención centrada en la persona, un camino por recorrer”, bajo el título: “¿Qué es y no es ACP?”

Comienza así:

“Hacer realidad las propuestas de la Atención Centrada en la Persona (ACP) en muchos de los actuales servicios de atención a personas mayores no es tarea fácil. Implica un cambio profundo en la forma de ver y acompañar a las personas que precisan cuidados.

Conduce a nuevos roles en el acompañamiento profesional, a nuevos modos de entender y organizar la provisión de apoyos y cuidados. Nos lleva hacia una nueva cultura organizacional que lidera, arriesga y hace posible en el día a día de la atención esta visión de la ACP confiando en las personas y buscando soluciones creativas.

Las resistencias ante el cambio cultural que supone hacer efectivas estas declaraciones pueden ser muy diversas……….”

Ver texto completo: http://acpgerontologia.blogspot.com.es/

¿A qué se llama una «Mirada Gerontológica»?

El jueves 21 de abril, el Dr. René Knopoff, director de la carrera de Especialización en Gerontología Social, disertó en el marco de la carrera acerca del proceso de adquisición de la mirada gerontológica. A propósito del tema expresó:

«Tener la mirada gerontológica implica conocer el proceso de envejecimiento y sus posibles desvíos para actuar preventivamente, para evitar disarmonías que llevan en los planos biológicos y psicológicos a enfermedades y en el plano social a violencia, maltrato, exclusiones y abandonos.
Implica también promover salud activando todas las potencialidades del ser humano cuando está en pleno uso de las mismas y estimular las capacidades residuales cuando empieza el deterioro.
Pero no basta con todo esto. Debe considerar al otro su igual, con plenos derechos, en los que están el acceso a la información adecuada para que pueda ser agente de su propia salud y de la de su entorno, debe respetarlo en su toma de decisiones, debe saber orientarlo y aconsejarlo en sus dudas, debe tratar de comprenderlo.
Recién entonces podremos sentir que vamos adquiriendo la mirada gerontológica»