Cien años en cinco episodios

Ernesto Marziani tiene 97 años y sólo come frutas y verduras. En un formato totalmente moderno como es el podcast, cuenta su experiencia alimenticia a través de preguntas y respuestas que le hace su médico personal.

Comunidad PAMI

97 años recién cumplidos (Mendoza, 15 de agosto de 1924). Lo apodan el Puma pero se llama Ernesto Marziani. Antes de los 40 dejó de comer carnes. Nada de alcohol ni tabaco. Sus alimentos, frutas y verduras. “Me hice naturista”, sonríe. Empezó por una acidez estomacal que no se curaba. Cuando pasó a la vida natural se le fue. Se siente sano y no es sólo por la alimentación. Para él, los buenos pensamientos y las emociones positivas son fundamentales. Todo eso lo cuenta a través de una serie de charlas (podcast) llamadas Vivir 100 años y que se escuchan en Spotify.

Son quince minutos promedio por cada capítulo en los que le responde al médico mendocino (y naturista) Diego Puebla. Marziani se acerca así a distintas generaciones. Pero a la vez da un mensaje a las personas mayores: se puede vivir mejor. En su caso, no padece enfermedades ni toma remedios: “La solución está en la fruta y la verdura”.

Su único “desvío” es un sandwiche de mortadela al año. Cuando se lo cuenta al doctor, se ríen. Lo interesante del podcast está ahí: en la buena relación que transmiten. “Es que de chico comía sándwiches de mortadela. Y ahora, al comerlos, me transporto a la infancia”, explica. También vuelve a su infancia cuando huele el café. Pasaporte sin fecha de vencimiento. “Cuando era chico en mi casa había mucho olor a café. Mi mamá tomaba café. Entonces, cuando lo huelo es como que vuelvo a la niñez y ahí está mi mamá”. En la niñez, Marziani trabajaba en la viña, junto a su papá. Pero con los años cambió el viñedo por el taller mecánico propio.

“La primera temporada consta de cinco capítulos. Pero ha sido tanto el alcance, que nos han pedido una segunda. Pero siempre pensamos una temporada de 5 episodios”, aclara desde Mendoza el publicista Facundo Zelaya, uno de los responsables de la idea.

“Este podcast surgió en una cena entre cuatro amigos y colegas con los que estamos reflotando una asociación: AMAP (Asociación Mendocina de Actividades Publicitarias). Nos juntamos jueves por medio a cenar y charlar temas de gestión y ahí, entre ideas de hacer un podcast para AMAP, Loly (Marziani) contó que su abuelo tenía casi 100 años. Contó sobre su personalidad y lo bien que estaba y todos dijimos ‘hay que hacer un podcast con el Puma’. El resto fue producción y planificación de cuándo grabar, cuántos episodios, las temáticas de cada episodio y todo el trabajo de producir arte, música y demás”, le cuenta Zelaya a Comunidad PAMI.

A las 72 horas de ponerse en línea los cinco capítulos ya tenían registradas más de 5.000 escuchas. La cifra sigue en aumento. “Se subieron todos juntos porque queríamos que el lanzamiento sea el Día Mundial de la Alimentación”.

Diego Puebla es el médico personal de Marziani desde hace diez años. En los audios se los escucha muy complementados. Puebla sabe qué y cuándo preguntarle. Y Marziani le responde casi de taquito.

“No tomo leche de vaca. Tomo leche de almendras. Y la hago yo. Se vive mejor, se duerme mejor, se está más lúcido. Uno es saludable de acuerdo a lo que come” dice Marzini. También: “Cuido los pensamientos y los sentimientos. Sin hablar mal de nadie. No hay que tener odio. Hay que pensar bien. Ser sincero. Es una ventaja para vivir tranquilo y acostarse con ganas de dormir”, enumera.

Recomienda comer medio limón con naranja o pomelo y ponerle levadura de cerveza cada mañana. “Se puede ser naturista a cualquier edad. Ser naturista es dejar las chatarras y todas esas macanas”. Recomienda que en vez de endulzar con azúcar se endulce con miel. Que no falten frutas secas. Que no se coma manteca.

Y algo más: no mira televisión desde que “una noticia horrible” lo asustó. El momento más emotivo de los cinco podcast ocurre cuando Marziani recuerda a su compañera por 57 años, María Eugenia. Entonces se le quiebra la voz y eso se percibe. Pero sale adelante al contar que tiene tres hijos, nueve nietos y seis bisnietos. Sin embargo, respeta su soledad: “Estoy solo pero no me siento solo. Me acompaña mi familia”.

Después vuelve a reírse. “Es fundamental el sentido del humor. Es lo más sano”, aconseja. Lo demuestra con chistes. Algunos subidos de tono. “Los pensamientos negativos afectan al cuerpo. Lo negativo trae enfermedad, tristeza”.

No le asusta hablar de la muerte: “No pienso en ella. Sólo espero que cuando me lleve, me lleve dormido”. Y agrega: “No sé si hay otro lugar, pero si lo hay debe ser lindo porque nadie volvió…”, y otra vez se ríe.

“Me encontré con un abuelo, con un puma, en un momento mágico de mi vida”, advierte Diego Puebla en uno de los capítulos. Que son Ser naturista, Tiempo para vivir bien, Humor y sexualidad, Amor, mucho amor y Muerte, ancianidad y soledad. Y después, sobre el cierre, dirá un suave “gracias”. Igual de suave, el hombre de los cien años le responderá: “Gracias a vos, doctor”.

https://comunidad.pami.org.ar/cien-anos-en-cinco-episodios/