EVELYN

El 19 de noviembre de 1943, Evelyn Lipmman llegó al campo de concentración de Auschwitz. Antes, había estado con sus padres en Theresienstadt, el gueto que regenteó Adolf Eichmann en las afueras de Praga. Tenía 19 años y los nazis le tatuaron el número A25466 en el brazo izquierdo. Perdió a su padre y se salvó con su madre. Se radicó en Inglaterra en 1947. Evelyn concurrió a vacunarse contra el coronavirus, a los 96 años, en Londres. “Usted es la persona más anciana que me toca vacunar”, le dijo la enfermera. “Esto fue inesperado al final de mi vida, pero ahora soy optimista para el futuro. Me siento afortunada de tener algo que esperar cuando tantas personas mayores no lo tienen. La vacuna es la esperanza”, agradeció tras vacunarse en el brazo tatuado para siempre.

Página/12
2.2.2021