Coronavirus: experto alemán pide medidas contra la soledad en la pandemia

El diputado socialdemócrata y experto en salud Karl Lauterbach dice que la pérdida de calidad de vida es el precio que paga la gente mayor por el control de la pandemia, y que esta agravó la soledad.

DW
7.11.2020

DW: En todo el mundo las personas se enfrentan al aislamiento debido a la pandemia, pero eso es particularmente difícil para las personas mayores. Hay investigaciones que demuestran que la soledad entre los adultos mayores ha aumentado durante la pandemia. Y que, a medida que los países europeos vuelven al confinamiento, los ancianos se enfrentan nuevamente al desafío psicológico que representa estar en aislamiento. ¿Cómo afecta la soledad a las personas?

Kar Lauterbach: Pienso que la soledad es un gran problema para la gente en la pandemia de coronavirus. La soledad es, en términos generales, un gran tema. Debido a la pandemia del nuevo coronavirus, la gente estuvo más aislada, no se les permitía ir a restaurantes o bares. De modo que las actividades sociales, que ya estaban limitadas antes de la pandemia [para la gente que ya estaba sola], se siguieron limitando a causa de las restricciones que tuvimos que imponer en Alemania a fin de proteger a la población. Ese es un gran efecto colateral de la pandemia. La soledad es una epidemia, y es un problema enorme para quienes ya estaban solos antes de que comenzara la pandemia de coronavirus.

A las personas mayores se les ha pedido especialmente que se aíslen, que se queden en casa y que no tengan contactos. ¿Qué efectos tiene eso en una persona que ya vive en soledad?

Las consecuencias de la soledad ya son terribles bajo cualquier circunstancia. Pero si alguien vive en una época en la que se está en soledad y no se le permite reunirse con amigos, y también tiene que preocuparse por ponerse a sí mismo y a otros en riesgo enfermándose, e incluso muriendo por un virus, todo eso hace que a la soledad se una la ansiedad.

En algunas personas, eso puede llevar a una especie de desesperación porque no tenemos buenas perspectivas de cuándo la gente mayor podría volver a vivir como vivía años atrás. Eso no estará claro hasta el final de la pandemia.

¿Cuáles son los efectos físicos de la soledad?

Sabemos por investigaciones existentes que la soledad puede llevar a enfermedades cardiovasculares, a hipertensión. Sabemos que el aislamiento social es un factor de riesgo para el desarrollo prematuro de problemas cognitivos y a un deterioro de las capacidades cognitivas, y puede conducir a una demencia prematura. En ese sentido, la soledad por la que estamos pasando ahora en el curso de la pandemia de coronavirus también tiene efectos físicos.

¿Qué piensa sobre el dilema de la calidad de vida contra la longevidad, especialmente para la gente anciana, que podría estar viviendo sus últimos años sin estar rodeada de sus amigos y su familia?

Queda claro que para los adultos mayores la pandemia de coronavirus conlleva grandes pérdidas en la calidad de vida porque están aislados, viven bajo riesgo, están ansiosos, están solos, y se encuentran en una situación en la que no ven claramente cuándo terminará la pandemia. Es por eso que hay cierta inseguridad sobre lo que traerá el futuro. Claramente, las pérdidas de calidad de vida son un alto precio que los ancianos actualmente tienen que pagar por el control del COVID-19.

¿Es posible que los efectos del aislamiento sean más perjudiciales para la gente mayor que enfermarse de coronavirus?

Raramente, especialmente considerando que enfermarse de coronavirus puede a menudo ser mortal para las personas mayores. En las personas de más de 80 años, el 10% de quienes se enferman de COVID-19 mueren. Más importante aún, los que no mueren y sobreviven a ese mal sufren a menudo efectos de larga duración. Por eso, a pesar del hecho de que la soledad es, en sí misma, perjudicial y hace que la calidad de vida disminuya, no tenemos posibilidades de no tomar las precauciones que estamos tomando.

¿Piensa que el confinamiento es más duro de sobrellevar para la gente mayor que para otros grupos de población?

Sí, el confinamiento es mucho más duro para los adultos mayores porque, a menudo, tienen una cantidad limitada de amigos, y no pueden verlos más, eso significa mucho para el sentido que dan a sus vidas. Socializar es extremadamente importante para los mayores porque no solo mantiene la calidad de vida, sino también la salud mental, y a menudo incluso la función cognitiva.

Las personas de más edad pagan un alto precio por el control de la pandemia. Pero también obtienen las mayores ganancias, porque, de otro modo, muchos de ellos, desafortunadamente, sufrirían más perjuicios y muchos también morirían.

Aún no sabemos cuánto durará esta pandemia y todavía no hay una vacuna contra COVID-19. ¿Piensa que las personas mayores deberían vivir el final de sus vidas siguiendo las reglas más que corriendo riesgos para poder socializar más?

No veo en eso una compensación. Creo que en los primeros meses de 2021 ya contaremos con algunas vacunas que podríamos usar para proteger especialmente a los mayores. No creo que tengamos que enfrentarnos a ese dilema.

En ese sentido, podemos hacer ambas cosas: podemos reducir la soledad el año próximo y proteger las vidas de las personas mayores. Podemos esperar, siendo realistas, cosas que ayudarán a la gente mayor a ver una luz de esperanza el año que viene.

La soledad ya era un problema antes del COVID-19. ¿Cómo podemos manejar la soledad luego de la pandemia?

Estoy convencido de que la soledad es un gran problema, y que después de la pandemia realmente deberíamos crear instituciones que se ocupen de eso. En Alemania, por ejemplo, podríamos tener un ministerio para asuntos relacionados con la soledad, o alguien responsable de eso en el gobierno.

Pero verdaderamente debemos prestarle más atención al hecho de que la soledad es un amenaza mayor contra la salud pública. La pandemia nos ha enseñado cuán importante es el problema de la soledad, por eso debemos estar preparados. Esta no será nuestra última pandemia, y la soledad siempre es un riesgo derivado del control de la pandemia. Pienso que el tema de crear recursos para enfrentar el problema social de la soledad es ahora más importante y pertinente que nunca.

Karl Lauterbach es diputado del Parlamento alemán y portavoz de salud público del Partido Socialdemócrata alemán (SPD). Es médico, investigador y experto en Economía de la Salud, y ya subrayó previamente la importancia de que el gobierno alemán se ocupe de medidas contra la soledad en la población. (cp/ers).

Entrevista: Louisa Wright
https://www.dw.com/es/coronavirus-experto-alem%C3%A1n-pide-medidas-contra-la-soledad-en-la-pandemia/a-55522314