Tienen más de 70 años y se convirtieron en influencers

Esa idea de que las personas mayores no entienden en qué anda la gente joven caducó hace rato. Los viejos de ahora son quienes sentaron las bases de todo lo que la pendejada (sí, pendejada) cree que inventó. Mick Jagger, el ser con más rock vivo, tiene 77 años. Cher, aún diosa ícono, cumplió 74. ¿Hay alguien más sin edad en el mundo que Iggy Pop? Porta 73. Y Debbie Harry, preciosos 75. ¿Patti Smith? Más que punks 73. Acá, una vuelta a las redes que reivindican a fabulosos seres setentañeros.

Daniela Pasik
La Nación
14.9.2020

El poder de la pasta del domingo

Vicky Bennison no es una abuela italiana, tiene menos de 60 años y nació en Gran Bretaña. Pero es la cocinera detrás de la sensación de Pasta Grannies, un canal en el que documenta a mujeres mayores que mantienen viva la tradición italiana de hacer fideos, ravioles, ñoquis, todo eso que se da por sentado los domingos. Y ahí están las poderosas señoras, algunas de hasta 95 años, amasando y compartiendo sus secretos. Es un hit que también tiene cuenta de Instagram y el año pasado, además, se lanzó al mercado editorial. Pasta Grannies-The Official Cookbook: The Secrets of Italy’s Best Home Cooks es un best seller.

Nada de dulce abuelita

Lili Hayes tiene 71 años, vende ropa en Los Ángeles y nunca se pierde el servicio de Shabat de su sinagoga. Va con sombrero de pescador, anteojos enormes y un gesto de hartazgo, como si estuviera siempre un poco enojada. En su casa se desata, y así como baila hip hop en piyama, también les grita por teléfono a vendedores que llaman. Su hijo Kevin, fotógrafo, comenzó a filmarla y abrieron una cuenta en Instagram que es furor. Su comunidad fiel la siguió a la app del momento y ahí está, con casi 600.000 seguidores.

Como los buenos vinos, un ícono de la moda

Iris Apfel es una empresaria y diseñadora de interiores. Neoyorquina hasta la médula, fashionista, reina del buen gusto y la desfachatez, tiene juveniles 98 años y desde 2005 se reinventó como modelo. Su sentido del humor es corrosivo y disfruta de su efervescencia mediática. «De pronto, me convertí en una estrella geriátrica», dice. En 2015 se estrenó un documental sobre su vida que se puede ver en Netflix. Pionera en el arte de combinar vintage con alta costura, en sus redes comparte looks, reflexiones y bromas. Por pertenencia evidente, está en Pinterest. Por actualidad, también en Instagram. En ambas redes explota. Donde aún no la descubren tantos es en Twitter: ahí también mantiene actividad y, por supuesto, glamour.

El humor y el estilo de quienes lavan la ropa

Los dueños de una lavandería de Taiwán comenzaron a vestirse con la ropa que nadie retira del local y suben las fotos de ellos en situación de glamour jocosamente trash a wantshowasyoung, una cuenta que ya tiene más de 640.000 seguidores. Ella tiene 84 años, él 83, y ambos se parten de la onda que desparraman. Aunque quien les sugirió la idea fue su nieto -un estilista de 31-, está más sorprendido que nadie por la fama de la pareja. «No tenía idea de que tantas personas se podrían interesar en mis abuelos», dijo.

En tu cara, millennial.

https://www.lanacion.com.ar/lifestyle/internet-tienen-mas-70-anos-se-convirtieron-nid2450086