La hipertensión en un adulto joven es mala para el cerebro

Un estudio revela que los efectos nocivos empiezan a verse en pacientes de más de 50 años.

17/03/2020
Clarín.com
The New York Times International Weekly
Por NICHOLAS BAKALAR

Un nuevo estudio concluye que el efecto acumulativo de la hipertensión arterial desde la adultez temprana hasta la edad madura se asocia con una función mental más deficiente a los 50 años.

Para su análisis, publicado en Circulation, los investigadores observaron a 191 hombres y mujeres sanos de entre 18 y 30 años que participaban en un estudio de salud más amplio. Durante los siguientes 30 años, midieron su presión arterial con nueve lecturas periódicas para crear una puntuación acumulativa de la presión arterial.

Midieron la agudeza mental con pruebas de memoria, atención, juicio, planificación y toma de decisiones. También probaron la velocidad y la longitud de una caminata, ya que la marcha lenta y los pasos cortos pueden ser indicadores de un mal funcionamiento de los vasos sanguíneos. El estudio controló la raza, el género, el tabaquismo, la diabetes, el colesterol total y otros factores.

El promedio de la presión sanguínea al comienzo fue de 108/66, muy dentro del rango saludable. Pero la presión sanguínea aumenta con la edad, y encontraron que una mayor presión sanguínea acumulada, incluso en promedios por debajo del umbral normal de 140/90, se asociaba con un andar más lento, pasos más cortos y un peor rendimiento cognitivo.

El autor principal, el Dr. Simin Mahinrad, investigador postdoctoral de Northwestern, dijo que es importante saber no sólo qué tan alta es la presión arterial, sino también por cuánto tiempo ha estado alta.

«Identificar a las personas en riesgo en las etapas tempranas es importante», dijo. «La vejez puede ser demasiado tarde».

Los omega-3 no muestran beneficios generales para la salud del corazón o para la prevención del cáncer Los ácidos grasos omega-3 casi no tienen ningún efecto, bueno o malo, en el riesgo de enfermedades cardiovasculares o cáncer.

Estos son los hallazgos de dos grandes estudios, uno de ellos una actualización de la Base de Datos Cochrane de Revisiones Sistemáticas y el segundo en el British Journal of Cancer, que combinó datos de docenas de ensayos controlados aleatorios.

En 28 ensayos de alta calidad cubiertos en el análisis Cochrane, con duraciones que van de uno a más de siete años, los resultados combinados mostraron poco o ningún efecto de los suplementos de omega-3 sobre la muerte por cualquier causa, la muerte por enfermedad cardiovascular, eventos cardiovasculares como ataque cardíaco o accidente cerebrovascular, o trastornos del ritmo cardíaco. Hubo pruebas de baja calidad de un pequeño efecto en la mortalidad por enfermedades coronarias. La investigación mostró poca evidencia de algún beneficio en los pocos ensayos que probaron el consumo de pescado graso.

El análisis del British Journal of Cancer no mostró ningún efecto beneficioso en el diagnóstico del cáncer o en la muerte por cáncer. Pero la revisión encontró que altas dosis de suplementos de omega-3 pueden aumentar muy ligeramente el riesgo de cáncer de próstata y de muerte por cáncer. Los autores concluyen que este ligero aumento probablemente se ve compensado por pequeños efectos protectores sobre las enfermedades cardiovasculares.

Tanto la Asociación Americana del Corazón como la Sociedad Americana del Cáncer recomiendan los omega-3 para reducir el riesgo de enfermedades cardíacas y cáncer, pero Lee Hooper, un profesor de nutrición de la Facultad de Medicina de Norwich que trabajó en ambos estudios, dijo que la evidencia no apoya esas recomendaciones.

«Intentamos hacerlo bien», dijo. «Tratamos de asegurarnos de que todos los detalles estuvieran ahí, de revisar todos los aspectos para asegurarnos de que no se nos escapara algo. Y todo lo que vemos son estos pequeños daños y beneficios que parecen equilibrarse entre sí».

https://www.clarin.com/new-york-times-international-weekly/tener-hipertension-adultez-temprana-puede-malo-cerebro_0_b7gE1Ibb.html