Guía para ayudar a los adultos mayores en el aislamiento

Es una medida necesaria, pero difícil para este grupo, que además está entre los más vulnerables frente a la enfermedad Covid-19. Aquí siete pautas que pueden ayudar a enfrentar este desafío.

Por José Ricardo Jauregui
Ambito.com
21.3.2020

Los adultos mayores, especialmente aquellos con comorbilidades, son el grupo más vulnerable frente a la enfermedad causada por el nuevo coronavirus, la Covid.19. Son ellos los que no sólo deben quedarse en su casa, sino también reducir al máximo cualquier contacto social.

Esta coyuntura puede afectar la situación emocional de este grupo, ya que la soledad no deseada puede representar un factor de riesgo adicional, agravando condiciones o patologías previas. ¿Cómo manejar esta difícil situación? Aquí siete pautas que pueden ayudar a afrontar este desafío.

Comprender el porqué y prepararse

Deben considerar que el aislamiento social es una medida que tienen que tomar por su persona, y por la responsabilidad social de los que lo rodean. En esta coyuntura, pueden sentir ansiedad, angustia, bronca, desesperanza y por supuesto, soledad. Es por ello que es necesario informarse y organizarse para que estos sentimientos no aumenten o no se transformen en condiciones o patologías más difíciles de solucionar.

Relacionarse (pero con la tecnología)

Es importante continuar contactándose con otras personas. Por teléfono, por supuesto. Pero también, aunque no esté acostumbrado, relacionarse a través del correo electrónico o las redes sociales. Saber del otro es bueno para uno y para los demás.

Organizarse

Es buena idea realizar una lista con actividades que siempre la persona quiso hacer y nunca pudo dedicar el tiempo necesario. Ordenar la biblioteca o esa caja de fotos en papel, que ahora son invalorables. Volver a escuchar la música de los CD´s que están apilados en un rincón. Si el día parece muy largo, lo que más conviene es escribirse las rutinas que organizan los tiempos. Tratar de no quedarse trasnoche, porque después es difícil normalizar el sueño. Moverse, haciendo los ejercicios que se pueden hacer en interiores.

Informarse

Hay que hacerlo pero con lo necesario, de fuentes oficiales y profesionales reconocidos. Es importante no dejarse llevar por rumores. No hay que compartir información que no es de una fuente reconocida y que no ha sido chequeada. Las fuentes oficiales son el Ministerio de Salud, la Organización Mundial de la Salud, entre otras.

Evitar el morbo

No ver notas que le causen a la persona tristeza, dolor o miedo. Estar todo el tiempo conectado con lo que pasa no mejorará la situación, ni la propia ni la del mundo.

No ser fatalista

El avance de la ciencia y la tecnología es el gran aliado para luchar contra esta pandemia. Los gobiernos están tomando medidas para mitigar la dispersión del virus, en vista a información muy cambiante. La mirada crítica destructiva no suma, y tampoco aporta a la salud personal. En ello lo fundamental son las medidas que tome cada uno y la sociedad en general.

Ayudar

Como siempre se dice, en las crisis se muestra lo mejor y lo peor de cada uno – y de la sociedad. Este es el momento de colaborar con otros. Interesarse de cómo pasan esta situación. Preguntarles si necesitan algo.

El autor es Presidente electo de la Asociación Internacional de Geriatría y Gerontología.

https://www.ambito.com/opiniones/coronavirus/coronavirus-guia-ayudar-los-adultos-mayores-el-aislamiento-n5090125