Tiene 90 años y llegó a la Argentina escapando del nazismo

Aunque muchos lo digan, muy pocos pueden sostener con hechos que su vida sea digna de una película. Pedro Kalb es uno de ellos. Noventa años de una vida que comenzó en Alemania, en 1929, la tierra natal de la que fue arrancado a los cuatro años para escapar del nazismo.

La Nación
8 de enero de 2020

«Nuestra familia se refugió en Francia -contó en su paso por Quién quiere ser millonario-. Ahí fui a la escuela comunal», contó. En esa etapa adquirió un acento que todavía conserva a pesar de hablar en perfecto español.

Pausadamente, tratando de no trastabillar en los detalles, Pedro continuó con su relato de supervivencia: «Cuando estalló la guerra yo estaba en una colonia de vacaciones en Bélgica y, como los alemanes la habían invadido, un desconocido me llevó de nuevo a Francia. Pero no a mi hogar, sino a un puerto al norte. Tenía diez años. Ahí estuvimos escondidos esperando ver cómo se desarrollaban las cosas. Luego, con otras familias bajamos de Francia a España, al País Vasco. De ahí a Portugal».

Cuesta creer que después de todo ese periplo, el participante y su familia hayan recalado en nuestro país, y el porqué es todavía más curioso: «Tomamos un barco que iba a Brasil. Pero con mucho miedo, porque en medio del océano surgió un submarino alemán que paró al barco para ver si se llevaban equipamiento, armas y víveres para los que estaban en guerra. Por suerte no nos pasó nada. Ya en Copacabana empecé a estudiar portugués, pero mi padre, que se había quedado en Estados Unidos, fue a buscarnos y decidió que viniéramos a la Argentina, porque en 1941 estaba considerado el país más exitoso de Latinoamérica». Pedro llegó a nuestras costas a los doce años, y nunca más se fue.

Con su esposa están casados desde hace 57 años, recibido en la UBA de la carrera de Farmacia y Bioquímica, pero jubilado del rubro textil, el participante, que se llevó 300 mil pesos destinados para viajar a visitar a su nieta, contó que el secreto para llegar vital a los 90 tiene que ver con «no fumar, estar siempre ágil, moverse y, sobre todo, tener proyectos y ser optimista. Tengo 90 y me siento como si tuviera 60, porque todavía tengo ganas de hacer cosas».

https://www.lanacion.com.ar/espectaculos/television/quien-quiere-ser-millonario-tiene-90-anos-nid2322012