Los líderes del G20 reconocen la importancia de promover el envejecimiento activo y saludable en las sociedades.

17/07/2019
Fuente: División de población del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de Naciones Unidas.

Según la División de Población del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de Naciones Unidas (DESA), los países miembros del G20 congregan más del 70% de la población de personas mayores del mundo. Se espera que el número de personas de 65 años o más, en estos países, aumente de 501 millones en 2019 a 705 millones en 2030 y alcance los 1000 millones en el año 2050. Además, se estima que el número de personas de 80 años o más se triplique durante ese período, de 102 millones a 307 millones.

En la actualidad, las personas de 65 años o más representan el 10% de la población que vive en los países del G20 y se prevé que para el año 2050, la cifra ascienda a más de un cuarto. La proporción de personas más mayores (mayores de 80 años) también aumenta rápidamente en estos países y se espera que alcance el 15% o más en Japón y la República de Corea, en el año 2050.
Esta transformación demográfica afectará profundamente al ámbito de la salud y del desarrollo socioeconómico de todas las naciones. Con las condiciones adecuadas, el envejecimiento de la población seguirá siendo un logro de la humanidad, esencial para conseguir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).
Datos clave sobre la revolución demográfica y el envejecimiento en los países del G20.
1. La población de los estados miembros del G20, más de la mitad de la población total del mundo, está aumentando lentamente.
La población total de los estados miembros del G20 abarca casi el 60% de la población mundial, aunque en las próximas décadas se prevé que descienda hasta el 52%.
2. Se espera que un número creciente de países del G20 experimente una disminución de la población.
La mayoría de los países del G20 continuarán experimentando un crecimiento de su población en las próximas décadas. Sin embargo, es probable que la población de Japón, Italia, la República de Corea, la Federación Rusa, Alemania y China comience a disminuir antes de 2050.
3. La población de todos los países miembros del G20 está aumentando, siendo la población correspondiente a las personas de 80 años o más la que está experimentando un crecimiento más rápido.
En este sentido, se prevé que Indonesia, México y Arabia Saudí tengan un crecimiento más destacado de la población en este rango de edad.
4. Predominio femenino en edades avanzadas.
A pesar de que se estima que la esperanza de vida de los hombres va a ir aumentando, las mujeres seguirán siendo mayoría en la población de todos los países del G20 excepto en Arabia Saudí, donde el porcentaje de hombres mayores continuará superando al de las mujeres.
Es decir, las mujeres seguirán teniendo vidas más longevas que las de los hombres, pero la brecha se está cerrando.
5. La edad media de los estados miembros del G20 seguirá aumentando.
Se espera que la media de edad se siga incrementando y en el año 2050 alcance los 42,2 años en los países del G20 (considerados como un grupo) cuando en 2015 era de 32,9 años. Las cifras más bajas se esperan en Sudáfrica e Indonesia (por debajo de los 38 años) y las más altas en Japón y la República de Corea (55 años o más).
6. La tasa de dependencia de las personas mayores (personas mayores de 65 años en proporción con la población en edad de trabajar) aumentará en todos los países del G20.
7. Los sistemas de vida de las personas mayores varían mucho entre los estados miembros del G20.
Con la excepción de Turquía, más del 30% de las personas mayores en Europa viven solas por lo que es un sistema de vida muy común, mientras que vivir en el seno de una familia amplia es más frecuente entre las personas mayores de India, Indonesia y Sudáfrica (superando el 60%). En todos los demás estados del G20, el sistema más común es que las personas mayores vivan con su cónyuge, sin compartir la casa con los hijos ni otros miembros de la familia.
8. Recomendaciones a nivel político.
Estableciendo las condiciones adecuadas, el envejecimiento de la población no producirá un deterioro económico, más bien lo contrario si se crean las condiciones oportunas.
Los gobiernos deberán:

fomentar la educación continua y la atención médica para todas las personas.
fomentar el ahorro y los estilos de vida saludables a lo largo de la vida.
promover el empleo entre las mujeres, las personas mayores y otras personas que son tradicionalmente excluidas de mercado laboral.
promover políticas que favorezcan la conciliación familiar.
fomentar la igualdad de género, tanto en la vida pública como en la privada.

https://www.helpage.org/spain/noticias/los-lderes-del-g20-reconocen-la-importancia-de-promover-el-envejecimiento-activo-y-saludable-en-las-sociedades/