Los secretos de 70 años de casados: “Cariño, confianza y comprensión”

La pareja vive en Ituzaingó. Dieron el sí cuando ella tenía 22 y él 24.

Clarín
21.4.19

Existen corazones que están destinados uno para el otro y su amor dura para toda la vida. Norma y Oscar Marchiolli acaban de cumplir 70 años de casados y confiesan estar tan enamorados como cuando eran novios. Ella tiene 92 y el 94 y festejaron sus «bodas de titanio».

Como si fuera un cuento de hadas, se conocen desde los seis, cuando eran vecinos en el barrio porteño de Floresta. La vida los separó varios años hasta que se reencontraron de adolescentes y comenzaron su noviazgo.

«La propuesta fue inolvidable. Oscar tenía el casamiento de una tía y sus padres no podían ir. Entonces me invitó. Quedamos en que me iba a pasar a buscar… yo esperaba y él no venía, así que decidí irme con unos amigos. Llegamos a la fiesta, y cuando me vio se agarró la cabeza porque se había olvidado de pasar a buscarme! Esa noche me presentó a toda su familia como su novia», recuerda Norma entre risas.

Luego de cinco años de novios se casaron por civil y volvieron a su antiguo barrio: Ituzaingó. Para ese entonces, era un lugar de casas bajas y con calles sin asfaltos Norma recuerda que sus padres, Juan Vendrell y Sofía Levine, vivían cerca de un molino y su papá solía subirse para ver si venía el tren. «Nos encanta Ituzaingó y no podríamos vivir en otro lugar, lo vimos crecer y poblarse», cuenta la vecina.

Muchos se preguntarán cual es el secreto para pasar toda una vida con el verdadero amor y este matrimonio confiesa tener dos condimentos infaltables: mucha comprensión y cariño. «Con Oscar nos miramos y ya sabemos qué vamos a hacer o qué piensa el otro. Y la confianza también es primordial», confiesa Norma, y agrega: «Cada noche antes de dormir, nos damos un beso».

Siempre de la mano, recorrieron cada rincón del país, gran parte de Europa y -como lo soñaron- tienen dos hijos: Susana y Juan Carlos. Luego vinieron cinco nietos y cuatro bisnietos. «Mis nietos son muy compañeros. Con el más grande siempre salimos a pasear», relata Oscar.

En sus 70 años de casados han festejado cada uno de los aniversarios, y uno de los que siempre recuerdan fue el de 60, «las bodas de diamante». «Fuimos en familia a comer al Tigre y como a Susana siempre le gusta dar sorpresas, nos llevó a pasear en una lancha. En un momento paró en una isla donde nos hicieron bajar y nos esperaban con una torta», recuerda Oscar, a quien apodan «Ñato». Y que el matrimonio eligió Capilla del Monte, Córdoba como destino para su luna de miel.

Mientras Oscar trabajó toda su vida en su industria, Susana se dedicó a la beneficencia. Como siempre le gustó coser, durante muchos años hacía buzos para donarlos a escuelas humildes de Argentina. También formó parte de Arenil (Asociación para la Rehabilitación del Niño Lisiado).

Siempre apoyándose el uno al otro, comparten casi todos sus gustos y ambos reconocen haber llegado muy buen a las nueve décadas: «Hace 20 años que nos atendemos con el doctor Edgardo Barva, y estamos muy agradecidos con él porque siempre nos cuidó», agradecen.

https://www.clarin.com/zonales/moron/secreto-70-anos-casados-confianza-comprension_0_krCrzSexE.html