Separarse a los 60, un fenómeno que crece

Por Daniela Bianco
Revista Noticias

Marcos y Ana conforman un matrimonio que lleva 25 años juntos. Son una pareja madura, estable, o eso creen. Hasta que su hijo se va a estudiar a España y ese síndrome de nido vacío los lleva a replantearse qué es lo que los ha mantenido unidos durante tanto tiempo. Con un detonante tan simple y cotidiano como es el relleno de una empanada, ambos deciden ponerle punto final a la relación y así explorar nuevamente la soltería a los 60 años, en medio de temores y prejuicios sobre la edad y la vida. Esta historia, que relata en tono de comedia la película “El amor menos pensado”, y que protagonizan Ricardo Darín y Mercedes Morán, pone en evidencia un fenómeno cada vez más común en la Argentina y en el mundo: las rupturas de parejas de hombres y mujeres que pisan los 60.

Las principales causas son el aumento de la esperanza de vida y los cambios culturales y económicos. A esta edad, la jubilación está próxima,- si ya no es efectiva-, y las obligaciones y rutinas desaparecen. Este grupo contempla la vida de una manera muy distinta a la de sus padres. Sabe que aún le queda mucho por vivir y no quiere renunciar a lo que le puede deparar el futuro.
Sin ir más lejos, en el 2017, según cifras de la Dirección General de Estadística y Censos de la Ciudad de Buenos Aires, de un total de 8.217 divorcios, 939 fueron de mujeres de más de 60 años que decidieron ponerle punto final a sus matrimonios. Es decir, el 11,4 de las separaciones. En cuestión de una década, se triplicó el punto final al matrimonio en esta franja etaria se triplicó.
Y así como la realidad supera a la ficción fue justamente Mercedes Morán una de las últimas famosas en sumarse al club de las solteras a los 60 años, tras 12 años de relación con el artista plástico Fidel Sclavo. Aunque no es la única. En la farándula local lo han hecho Carmen Barbieri y Santiago Bal, con un matrimonio de más de 20 años; Cacho Castaña, luego de una década con su ex mujer Andrea Sbano, y hasta Susana Giménez, en su última relación amorosa pública con “Corcho” Rodríguez. Pero siempre es en Hollywood donde los fenómenos se evidencian primero: en parejas estables y de más veinte años, como la de Melanie Griffith y Antonio Banderas; la de la madre de las Kardashian, Kris Jenner, con Bruce Jenner (ahora Caitlyn), o la de Richard Gere con Carey Lowell, sorprendieron con sus separaciones en el cambio de década.

Separarse a los 60, un fenómeno que crece