6 de cada 10 casos de ACV se dan en mujeres

Destacan que “muchos de los principales” factores de riesgo se registran con mayor frecuencia o son específicos de las mujeres.

por Natalia Muñiz
Diario Popular
21.10.2018

Seis de cada diez casos de Accidentes Cerebro Vasculares (ACV) se dan en mujeres, dado que “muchos de los principales” factores de riesgo se observan con “más frecuencia” o “son específicos” de ellas, señalan especialistas.

Asimismo destacan que “en buena medida, debido a que ocurren a edad más avanzada, son de mayor riesgo”.

También indican que la atención de una persona afectada con un cuadro de ACV sigue recayendo fuertemente en las mujeres de la familia, dada la desigual distribución de las tareas domésticas y de cuidados.

En tanto, cuando quien sufre un episodio es una mujer tienden a recibir cuidados y tratamientos “de menor calidad” que los varones.

Consultada por POPULAR, la Dra. María Martha Esnaola y Rojas, jefa de Neurología del Hospital Dr. César Milstein y del Sanatorio Mater Dei remarca que “las mujeres tienen una tasa más alta de mortalidad por ACV que los varones”.

Indica que “seis de cada diez” ictus se registran en mujeres y, dado que “en buena medida ocurren a una edad más avanzada, son de más riesgo”.

De igual forma señala que “en las mujeres de más de 85 años” se registra el índice “más alto” de episodios de ACV.

La especialista subraya que “muchos de los principales” factores de riesgo ocurren con “más frecuencia o son específicos” de las mujeres.

Al respecto destaca que “una de cada cinco mujeres corre el riesgo de sufrir un ACV frente a uno de cada seis varones”.

Acerca de los factores de riesgo remarca que algunos de ellos, como “la diabetes, las migrañas con aura, la fibrilación auricular, la depresión y la hipertensión” se observan con “mayor frecuencia” en las mujeres.

Y sobre de los factores de riesgo “específicos” ejemplifica algunas complicaciones durante “el embarazo, la diabetes gestacional, el uso de anticonceptivos orales (especialmente en mujeres con alta presión sanguínea), los cambios hormonales, los tratamientos hormonales sustitutorios posteriores a la menopausia”.

Por otra parte, Esnaola y Rojas advierte que las mujeres “tienden a sufrir efectos peores” que los varones después de un ACV y destaca que “presentan un declive más severo de la función cognitiva, tienen mayor probabilidad de institucionalización y más alto riesgo de depresión”.

De igual forma indica que ante un episodio, ellas reciben cuidados y tratamientos “de menor calidad” frente a sus necesidades.

Y dado la desigual distribución de tareas domésticas y de cuidados, recae en las mujeres la carga de atención a un integrante de la familia afectado por un ACV.

En este punto destaca que distintas investigaciones han demostrado que “la salud mental” de las mujeres cuidadoras se ve afectada y a menudo caen en cuadros de “depresión”.

En tanto, la profesional señala que “las mujeres tienen más probabilidad de vivir solas o ser viudas”, por lo tanto son “más a menudo internadas después de un ACV y presentan una recuperación más débil que los varones”.

Esnaola y Rojas explica que un ACV “es la aparición de un déficit en el organismo en forma brusca, debido a una alteración vascular, ya sea una isquemia (infarto) o una hemorragia. Puede ocurrir que el déficit neurológico dure sólo unos minutos y, en ese caso, se trata de un ‘Accidente Isquémico Transitorio’”.

Destaca que “ocurre una isquemia cuando una arteria se obstruye y una zona del cerebro no recibe el suficiente aporte de oxígeno y nutrientes, lo cual determina la muerte de las células. En las hemorragias, en cambio, hay una ruptura arterial y se produce la extravasación de sangre en el tejido neuronal (Hematoma Intracerebral) o en las cubiertas del cerebro (Hemorragia Subaracnoidea)”.

https://www.diariopopular.com.ar/salud/6-cada-10-casos-acv-se-dan-mujeres-n372694