Pedro Olalla reflexiona en nuevo libro sobre la vejez como cuestión política

El escritor, cineasta y helenista Pedro Olalla reflexiona sobre el nuevo lugar que la vejez ocupa en la sociedad europea en su nuevo libro “De senectute politica: Carta sin respuesta a Cicerón” y se pregunta hasta qué punto este es un “asunto social y político más allá de lo individual”.

Mediante una “larga epístola” dirigida a Cicerón y apoyándose en las teorías y las ideas del filósofo, escritor y cónsul romano, Olalla establece un “diálogo sugerente” y ofrece un “ejemplo de pensamiento elaborado” – muy necesario y escaso según el autor en esta “era de las ideas rápidas” – en torno a la senectud y el nuevo lugar que esta edad ocupa en las sociedades europeas, cada vez más envejecidas.

En su ensayo filosófico, el autor defiende “la heterogeneidad de los colectivos sociales”, se opone al “tópico” de que la tendencia política de jóvenes y ancianos está ligada a su edad y afirma que “se ve más condicionada por las vicisitudes que han pasado y su coyuntura vital”.

Olalla explora “qué significan realmente los conceptos de juventud y ancianidad a la luz de nuestros días” y “cómo ha afectado el paso de la historia a nuestra percepción de las edades de la vida” para poder mirar hacia el futuro.

En su diagnóstico de las sociedades occidentales actuales, el autor apunta que, en la actualidad, “la mayor longevidad no se traduce en un alargamiento de la decrepitud, de la decadencia, sino que se traduce en una expansión de la época de plenitud y mayor madurez”.

En este sentido, Olalla considera que “a las personas de 50 o 60 años aún les queda mucho por hacer y por cambiar” y afirma, contundente, que debemos “superar los prejuicios” en relación a este colectivo, sentencia: “la tercera edad ya no es una carga, es otro de los tópicos que debemos desterrar”.

Para el autor, este punto de vista queda obsoleto cuando “las cualidades físicas y mentales se mantienen durante mucho más tiempo” y ya no tiene sentido “calificar a un colectivo como residual e improductivo”.

Pedro Olalla eleva la cuestión a un nivel político porque “hay que crear el esquema y las posibilidades para que la vejez se pueda vivir bien”.

El autor admite, sin embargo, que los “políticos profesionales” de nuestra época no están dedicados al bien común y “nuestra política no está dando alcance a todos estos cambios”, de modo que se convierte “en una labor fundamentalmente de la sociedad”.

“Es necesario reconquistar la política, concienciarse y organizarse para resolver estos problemas y generar nuevas vías para que la indignación y la rebeldía ante las situaciones pueda convertirse en acción política” explica.

“De senectute politica: Carta sin respuesta a Cicerón” (Acantilado) surge a partir de la participación de Pedro Olalla en un proyecto del Centre de Cultura Contemporània de Barcelona (CCCB) en el marco del cual cinco académicos de diferentes ámbitos han reflexionado durante un año de manera colectiva e individual en torno al tema de la vejez.

http://www.lavanguardia.com/vida/20180503/443207162266/pedro-olalla-reflexiona-en-nuevo-libro-sobre-la-vejez-como-cuestion-politica.html