Expertos se reúnen para tratar el tema de la Convención de Naciones Unidas en defensa de los Derechos de las Personas Mayores

La Fundación HelpAge International España junto con la Mesa Estatal por la Convención de Naciones Unidas de los Derechos de las Personas Mayores y en colaboración con la Fundación Once, establecieron una mesa redonda con el fin de analizar el estado actual de dicha convención.

Más de 20 participantes, expertos en temas de derechos humanos, personas mayores, discapacidad, gobierno y políticas públicas, debatieron sobre la necesidad de una convención. Dentro de los participantes más reconocidos, se encontró Isabel María Martínez Lozano, Presidente de la Fundación HelpAge España; Kate Wedgwood, Directora de Red, Incidencia, Comunicación y Campañas de HelpAge International y Fernando Fernández-Arias, Director de programación en Casa América, Diplomático y experto en Derechos Humanos.

El objetivo de la jornada ha sido reflexionar y debatir sobre los derechos actuales de las personas mayores, y así analizar la necesidad de la Convención de Naciones Unidos en Defensa de las Personas Mayores.

¿Es necesario un tratado internacional para los derechos de las personas mayores o es un ámbito que los estados internamente deben solucionar?

“Los derechos de las personas mayores están basados en normas muy dispersas que muchas veces generan que los derechos de los mayores sean invisibles o pocos claros, también se observado que es poco frecuente la referencia específica de los derechos de las personas mayores” comentó Kate Wedgwood.

Las personas mayores tienen la desventaja de volverse invisibles ante el sistema de protección tanto a nivel nacional como internacional y por ende HelpAge cree necesaria una Convención sobre los Derechos Humanos de las Personas Mayores para explicar cómo los derechos ya existentes deben ser aplicados a los mayores.

“El camino hacia un nuevo tratado de derechos humanos ha sido largo. De hecho, la idea de una declaración sobre los derechos de los mayores fue presentada por primera vez en 1948 por Argentina. Desafortunadamente la iniciativa no llegó muy lejos, sin embargo fue punto clave para el establecimiento del grupo de trabajo sobre envejecimiento de Naciones Unidas en 2010.” insistió Kate Wedgwood.

HelpAge busca una nueva Convención de las Naciones Unidas como prioridad global y de sus redes, y han alentado a los miembros de la red a involucrarse en ello.

Por otra parte Fernando Fernández-Arias, Director de programación en Casa América, Diplomático y experto en Derechos Humanos comentó sobre la necesidad de conseguir alianzas internas “No se trata solo de que las personas mayores sean quienes estén reivindicando, aunque su visibilidad es absolutamente esencial también es importante que haya alianzas dentro de las asociaciones civiles del mismo modo en que hay que buscar alianzas en el ámbito gubernamental.”

Otras aportaciones de los participantes fueron “Por razón de la edad, los derechos decaen, y es imperceptible. “Claro que las leyes protegen a las personas mayores pero el problema es que con el paso del tiempo se asume que esos derechos desaparecen y eso es imperceptible y es algo muy grave. Y por eso se lesionaban los derechos de las personas mayores. “Por eso es necesario una convención” comentó Pilar Rodríguez Rodríguez de Fundación PILARES.

Muchos atrás aportaciones enriquecieron la mesa redonda desde la mención sobre la necesidad y la oportuna promoción de la convención, hasta la necesidad de desarrollar trabajo comunitario con el fin de concienciar a la población, de sensibilizarla; también se introdujo el tema de la discapacidad para que sea incorporado en el futuro tratado.
Para finalizar Kate Wedgwood aseguró que “la convención y los derechos con discapacidad son temas totalmente alineados.”

Tomando en cuenta que en España las personas mayores representan casi el 20%de la población, y que la aplicación de la normativa vigente plantea una serie de problemas de protección; no es suficiente para garantizar la plena protección de los derechos de las personas mayores, por eso es necesaria la convención.
Con la nueva convención no se busca imponer obligaciones adicionales a los gobiernos, sino que busca reforzar la legislación y las políticas actuales. Así mismo busca cambiar actitudes, aumentar la visibilidad de los problemas de los adultos mayores y crear un marco de referencia que ayude a los agentes políticos a responder con eficacia al envejecimiento de la población.

http://www.helpage.es/noticias/expertos-se-renen-para-tratar-el-tema-de-la-convencin-de-naciones-unidas-en-defensa-de-los-derechos-de-las-personas-mayores/