A los 70 años revela diez secretos para disfrutar de la vejez

La primera vez que Aby se relacionó con adultos mayores tenía 18 años. Fue cuando consiguió trabajo como inspector de la caja de jubilaciones. Su tarea era asesorar a los jubilados y con ese propósito recorría el país.

“Los veía desprotegidos, frágiles y desorientados. Estaban abrumados de tantas citas y papeles y en general no contaban con la asistencia de ningún familiar”, recuerda.

Pero el quiebre lo vivió con su padre. Después de trabajar toda su vida como sastre, cuando decidió jubilarse, comenzó una odisea burocrática que duró años. El día que recibió su primer pago los dos lloraron de alegría.

MARTES 12 DE SEPTIEMBRE DE 2017 •
Deborah Maniowicz
LA NACION

Con el tiempo Aby se casó, tuvo tres hijos, nietos y en un abrir y cerrar de ojos cruzó la vereda y se convirtió en un “adulto mayor”. “Cuando llegamos a esta edad -dice Aby, que está pisando los 70- todos nos suelen preguntar para qué vamos a seguir trabajando si lo hicimos toda la vida, y nos sugieren que ‘es hora de que descanses’. Pero esa es una vejez inerte, negativa, sin ningún horizonte o perspectivas a la vista, así que me propuse hacer todo lo contrario”.

¿Hay que saber envejecer?

Aby estudió Ciencias del Envejecimiento, en Estados Unidos, realizó un Postgrado en Gerontología en la Universidad Maimónides, escribió el libro Vivir para envejecer y envejecer para vivir (Editorial Dunken) y actualmente dicta conferencias alrededor del mundo, está terminando un nuevo libro y tiene un blog donde comparte artículos y reflexiones sobre la vejez.

“La gente me pregunta qué hago todo el día y yo no me doy cuenta cómo pasan las horas, con qué rapidez. Es más: hay cosas que dejo para el día siguiente pero sin ningún tipo de presión. Antes trabajaba para pagar la educación de mis hijos, para mantener la casa, ahora vivo para mis cosas. Leo mucho, me informo, hago deporte, tomo clases de zumba, salsa y merengue y cuido mis dos tesoros: tiempo y salud”, cuenta Aby.

De envejecer, dice que lo único que le preocupa es perder la lucidez, dejar de ser independiente y autosuficiente. Pero nada mejor que mantenerse activo para evitar ese mal.

¿Cómo disfrutar de la vejez?

Aby da una serie de consejos para disfrutar de la tercera edad:

1.Eliminá la palabra “después” y viví el “hoy”. No hagas de tu vida un “borrador”, tal vez no tengas tiempo para pasarlo en limpio.

2.Dale sentido a tu vida, hacé todo con entusiasmo y contagiáselo a quienes te rodean.

3.El sexo en la tercera edad se disfruta y goza tal vez más que en la juventud. No es tan biológico ni tan mecánico, pero es más tierno y espiritual. Además, mejora la salud en un sentido cardiovascular, arterial y de irrigación sanguínea.

4.Viví sin resentimiento. El pasado es pasado y no se puede cambiar.

5.Lo mejor está por empezar. Si uno tiene proyectos, metas e ilusiones puede vivir una vejez activa y positiva.

6.Mantené hábitos saludables, una dieta equilibrada, actividad física y chequeos médicos periódicos.

7.Uno es tan viejo como se siente, no importa la edad.

8.Creé en la “risoterapia”, para atraer gente en vez de repelerla.

9.Sociabilizá. Rodeate de amigos, pocos pero buenos. A esta edad tenemos más tiempo para reunirnos, realizar fiestas, saborear un buen asado o un buen vino.

10.Te podés enamorar. El amor, como el sexo, no tienen fecha de prescripción ni caducidad. No hay edad para esto, lo que nos separa o distingue de la juventud es la intensidad con la que lo hacemos.

http://www.lanacion.com.ar/2061757-a-los-70-anos-revela-diez-secretos-para-disfrutar-de-la-vejez