Retrató a su madre de 91 años en una serie potente y surrealista

Esta serie fotográfica hizo que la madre de Tony Luciani se volviera famosa rememorando su infancia y juventud -aunque solo sea con increíbles trucos y bajo la mirada del amor-.

Clarin
12.1.2017

Al parecer, un día Elia estaba sentada leyendo un libro con su cabeza recostada en una de las manos -frente a su hijo-, y la luz comenzó a cambiar. En ese momento, Tony (ya reconocido fotógrafo) supo que tenía que inmortalizar el instante, y captar esos rasgos. Esa fue la primera foto de la serie. Pero lo fundamental ocurrió después, porque se dio cuenta de que cuando su madre se vestía para ser fotografiada, volvía a la vida y se divertía tanto tanto, que su mente y espíritu se activaban: brillaban.

El artista canadiense se había instalado con ella para compartir más tiempo, y porque no podía hacerse cargo de sí misma. Pero además de proporcionarle los cuidados básicos, la llevó de viaje por muchos momentos de su vida; infancia, juventud, y todo por obra y gracia de una técnica fotográfica perfecta, sensibilidad e intuición.

“Su juventud y la excentricidad siguen más vivas que nunca”, declaró el fotógrafo a Feature Shoot. Convertida en una estrella del surrealismo, al mejor estilo Gala pero del siglo XXI, lo que transmite es muchísimo, acerca del presente y del pasado, la niña volvió a vivir en blanco y negro, bajo luces y sombras.

Ver la Galería defotos en
http://www.clarin.com/entremujeres/hogar-y-familia/tercera-edad/retrato-madre-91-anos-serie-potente-surrealista_0_ByrInmrIl.html