¿Por qué no todos vivimos la misma cantidad de años?

Hasta 19 años puede ser la diferencia de expectativa de vida según…

Profesional.com
16.9.2016

Las diferencias económicas se expresan en distintos tipos de organizaciones sociales. Países más ricos y otros más pobres, pueblos acaudalados y otros carentes. Hasta puede que un río haga la discriminación o una simple avenida se encargue de marcar la diferencia.

Como el ser humano es un animal de costumbre, puede que a diario nos crucemos con estas diferencias sin darnos cuenta de la aberración de esta situación. Los sistemas de organización económicos sociales permiten estas diferencias. ¿Por qué lo hacen? Sistemas económicos capitalistas proponen una competitividad como estimulación para la producción. Es decir la competencia y la recompensa del éxito actúan como un motor de evolución. Promueven el desarrollo de nuevas tecnologías, muchas de las cuales son de gran ayuda y necesidad para nuestra vida diaria. Pero esta competencia puede en algunos casos generar un desbalance lo suficientemente grande como para permitir que en el mundo la gente muera de hambre en pleno siglo XXI.

Parece raro entender que en la actualidad, cuando somos capaces de llegar a otros planetas, cuando tenemos la capacidad de almacenar infinita información en una tarjeta, no hayamos podido combatir esta penosa situación. ¿Imposibilidad o falta de intención?

Es difícil encontrar una respuesta, pero si es claro que hay que modificar el camino para lograr ponerle fin a esta situación.

¿Cuáles son las diferencias objetivas entre ser pobre y ser rico?
Según la Organización Mundia de la Salud (OMS) se puede prever que un niño varón nacido en el siglo XXI en un país de altos ingresos vivirá hasta la edad de 76 años aproximadamente, lo que representa 16 años más que un niño varón de un país de bajos ingresos (60 años). En lo que respecta a las niñas, el desfase es incluso mayor, ya que la diferencia entre la esperanza de vida en los países de altos ingresos (82 años) y en los países de bajos ingresos (63 años) es de 19 años.

En cualquier parte del mundo, las mujeres viven más que los hombres. La diferencia en la esperanza de vida de hombres y mujeres es mayor en los países de altos ingresos, donde las mujeres viven alrededor de seis años más que los hombres. En los países de bajos ingresos, la diferencia ronda los tres años. Respetando las relaciones porcentuales.

“Los años ganados en esperanza de vida en los países de altos ingresos se deben en gran parte al éxito en el control de las enfermedades no transmisibles” dice el Dr. Ties Boerma, Director del Departamento de Estadísticas y Sistemas de Información Sanitarios de la OMS. “Hoy en día menos mujeres y hombres mueren antes de los 60 años debido a enfermedades o accidentes cardiovasculares. Los países ricos han mejorado, por ejemplo, en el seguimiento y control de la hipertensión arterial.”

¿Por qué se produce esta significativa diferencia?
Por la posibilidad de elegir las comidas y que estas sean variadas y más saludables; una mayor educación que permite a las personas prevenir muchas enfermedades; el acceso en forma más rápida al sistema de salud y a su completa utilización; etc. Son miles las explicaciones que argumentan esta diferencia muchas de las cuales son identificables con el “sentido comun”, sin requerir un conocimiento profundo de la salud pública. Lo que hace mas incomprensible que esta diferencia exista.

Entendiendo como funciona el sistema es fácil de comprender que las diferencias que la OMS propone, entre países ricos y pobres pueden ser percibidas y extrapolables a los estratos sociales de cualquier sociedad. Más aún en países considerados en desarrollo, donde las diferencias entre el que más tiene y el que menos tiene, son mayores.

¿Por qué no todos vivimos la misma cantidad de años?