Maestros de la larga vida: las fórmulas antiedad de los más longevos de Oriente y Occidente

Superaron los 100 años y algunos hasta llegaron a ser récord Guinness de logevidad. Te contamos acá sus fórmulas antiedad.

Clarín

Los genes mandan, lo sabemos. Pero también la calidad de vida, la forma de tomarnos lo que nos pasa, el humor, una buena dieta y mantenerse ocupado parecieran ayudar a vivir más y mejor. Por lo menos, esa es la repsuesta que dieron en distintas entrevistas los súpercentenarios de nuestra era. Acá te contamos sus fórmulas.

“Comer sushi y dormir”

Esa era la respuesta que Misao Okawa, una japonesa que vivió hasta los 117 años y transitó tres siglos, solía dar a los especialistas cuando le preguntaban su fórmula de longevidad. En otras ocasiones, prefería responder que ella misma se lo preguntaba. Tal vez el humor y la ironía hayan influido a favor de esta mujer que vivió sola hasta los 110.

***Tomar cerveza ayuda a vivir más y mejor***

“Veo poco, escucho mal, no puedo sentir nada, pero todo está bien”

​ La frase es de Jeanne Calmet, quien llegó a los 122 años- nació en 1875- y figura como la persona más longeva de quien se pueda confirmar su edad. También con humor inteligente y envidiable, hasta los 100 andaba en bicicleta y dejó de fumar a los 120. “Competía con Matusalén”, también solía decir.

***María Fux: a los 94 años baila, da clases de danzaterapia y dirige su estudio***

“Si mantenés tu mente ocupada y tu cuerpo ocupado, estarás acá por bastante tiempo”

Walter Breuning, reconocido como el hombre más longevo del mundo en 2009, dio ese consejo en las entrevistas que dio por su cumpleaños 112. Otras de sus recomendaciones: trabajar tantos años como se pueda y hacer dos comidas diaria.

***¿Es posible calcular cuánto vivirá una persona?***

“Lo único que he hecho es no comer carne en toda mi vida”

Al preguntarle a María Capovila, una ecuatoriana que murió a los 116 años y llegó a ser la persona más longeva en 2008, respondía que la dieta vegetariana podría ser uno de los secretos. Además, a los 107, en una de sus últimas entrevistas, dijo que todavía bailaba el vals y que hacía tareas manuales. “Todavía conservo cosas que hacía cuando iba al colegio”.

“Nunca pensé que llegaría a tan viejo”

Nacido en Polonia en 1903, Alexander Imich, llegó a los 111 años y fue declarado en 2014 el varón documentado más longevo. ¿Tuvo su propia receta antiedad? Para nada. En las notas periodístas solía contestar, “simplemente, no me he muerto antes”.

Del libro Ikigai, los secretos de Japón para una vida larga y feliz, de los autores Héctor García (Kirai) y Francesc Miralles- Editorial Urano.

http://entremujeres.clarin.com/vida-sana/bienestar/secretos-antiedad-longevos-Oriente-Occidente_0_1645035527.html