Preocupación en centros de jubilados por los aumentos

Las facturas de luz, agua y gas llegaron con fuertes incrementos a las instituciones de personas adultas mayores, quienes manifestaron su angustia por no poder hacer frente a esos montos.

por Natalia Muñiz
Diario Popular
22.5.2016

El aumento en las tarifas de electricidad, agua y gas se hizo sentir con fuerza en centros de jubilados y pensionados, cuyos integrantes manifestaron su preocupación por la dificultad de hacer frente a estos montos en un largo plazo y peticionan una reevaluación de sus facturas. Asimismo el defensor de la Tercera Edad porteña, Eugenio Semino, elevó reclamos “a los entes reguladores para plantear la necesidad de una tarifa diferencial directamente para estas instituciones” y advirtió que hubo casos de incrementos del “600%” en el servicio de energía eléctrica.
“En estos días recibimos reclamos de centros de jubilados porque les llegaron facturas de más de mil pesos en electricidad, con aumentos de 600% más o menos, que no pueden pagar. Desde la Defensoría del Pueblo de la Ciudad hicimos una presentación ante el ENRE planteando la necesidad de una tarifa social. También vamos a elevar ese pedido en el Ministerio de Energía”, destacó Semino.
En declaraciones a Diario Popular indicó que si bien “el Gobierno de la Ciudad planteó la posibilidad de dar alguna ayuda, la medida tiene que ser general; que no se tramite a nivel municipal, tendría que ser la misma ayuda para cada municipio (en Ciudad y provincia) porque hay municipios que quizá pueden dar algo pero otros no van a dar nada”.
Semino remarcó que en esta época de bajas temperaturas “se está en una encrucijada: se calefacciona el edificio a gas o a electricidad, y eligiendo cualquier opción la tarifa aumentó y no se puede hacer frente. Ocurre tanto en centros de jubilados, hogares de día y en las casas de las personas mayores”.
Ante este panorama, sostuvo que “estamos reclamando una disposición general, tipo como una extensión impositiva directamente para los centros de jubilados que acrediten su condición, tengan edificio propio o alquilen”.
“Los centros de jubilados cumplen una función social, así como de prevención y atención sanitaria a través de las postas sanitarias, y en muchos se reparten los bolsones de Probienestar. Amerita que tengan una tarifa especial”, afirmó.
“Los jubilados van todos los días a los centros y tienen que estar calefaccionados, tener luz, agua, pero -advirtió- con este aumento se les hace imposible porque para poder mantenerse tendrían que empezar a cobrar una cuota social como si fuesen comercios. Las cuotas son de 10 pesos. ¿Cómo van a poder aumentarlas con jubilaciones de 5.000 pesos?”.
.- Algunos casos
Diario Popular consultó a distintos centros de jubilados de la Ciudad y del Conurbano sobre los aumentos en las tarifas.
Desde el centro de jubilados “Eterna Juventud”, del barrio porteño de Villa Pueyrredón, indicaron que de luz pagaban “800 pesos y ahora llegó una factura por 3.200 pesos”.
Por su parte, la presidenta del centro “Nace una Nueva Estrella”, del partido bonaerense de Avellaneda, Teresa Martínez, destacó que “de luz venía ciento y pico de pesos y este mes vino 520 pesos. No tenemos tarifa social y es una lástima, no sabemos qué hacer, estamos todos mal, esperamos que se solucione este tema”.
Asimismo remarcó que “los jubilados hacen actividades, hay reuniones, y acá están calefaccionados, ¿adónde van a ir, a sentarse en una plaza como antes, a morirse de frío?”
Angela Oliviero, presidenta del centro “Senderos del Corazón”, del partido de Esteban Echeverría”, manifestó: “De luz pagábamos 300 pesos en forma bimestral y vino 700 pesos mensuales. Es mucho para un centro de jubilados. Vamos a iniciar un reclamo para pedir una tarifa diferencial. Tenemos personería jurídica y la entidad cumple una función social. Aumentar la cuota de socio es imposible. Veremos hasta dónde llegamos”.
Julio Horisbergen, presidente del centro “15 de Julio”, de Almirante Brown, destacó que “de luz venía 283 pesos, este mes llegó 663 pesos y el 2 de junio viene de nuevo”.
“Todos los meses no podemos pagar esa cifra. Tampoco podemos aumentar la cuota”, sostuvo.
.- Reclamos presentados
Adriana Spera, presidenta del centro de jubilados de La Matanza, indicó que “de luz vino 1.600 pesos, es mucho el aumento” y destacó que “ya se inició el pedido de tarifa social en EDENOR, AySA y Gas Natural porque corresponde como entidad sin fines de lucro; supongo que el reclamo será aceptado y la semana que viene -por esta semana- llamaremos para ver cómo va el trámite”.
Por su parte, Elsa “Pola” Monti, presidenta de la Mesa Coordinadora Nacional de Jubilados y Pensionados de la República Argentina, destacó que “de agua pagábamos 422 pesos y subió a 1.407 pesos. Es muy fuerte el aumento. Juntamos toda la documentación, la presentamos en Aysa como institución sin fines de lucro y nos dijeron que no paguemos esta factura, que la dejemos en suspenso porque van a reevaluar el caso. El martes próximo nos van a responder”.
.- Recuadro: “Lo que les pasó a los clubes también lo sufrimos nosotros”
El presidente del centro de jubilados UOM La Matanza “Nueva Era” destacó que “lo que les pasó a los clubes también lo sufrimos nosotros”.
“De luz pagábamos 500 pesos y ahora nos llegó una factura de 2.700 pesos mensuales. De agua venía 180 pesos y se fue a 1.000 pesos. De gas, de 190 pesos subió a 2.900 pesos. De prepaga pagábamos 400 pesos y ahora 1.000 pesos. Si se entra a sumar es un montón de plata, no sabemos qué más hacer”, detalló en declaraciones a Diario Popular.
Quiroga remarcó que “todos los días vienen unos noventa jubilados, tenemos clases de yoga, gimnasia, tango, folklore, servicios de enfermería, pedicuría, masajes, psicólogo y los martes y jueves servimos una merienda gratis”.
“Por suerte no pagamos alquiler sino tendríamos que cerrar. No podemos pagar esos aumentos. Si a los socios les decimos que a partir de ahora la cuota pasa de 10 a 50 pesos mensuales no pueden pagarla. Ojalá el gobierno se apiade y nos otorgue una tarifa social para seguir subsistiendo”, peticionó.
Por su parte, Osvaldo Rojo, presidente del centro de jubilados “Fleming”, del partido de Quilmes, detalló que por el servicio de agua “venía 300 pesos y ahora 1.600 pesos”.
“Consultamos a otros centros y tienen el mismo problema, coincidimos en las dificultades para abordar estos aumentos con los precarios ingresos que tenemos. La cuota social es de 10 pesos y no la podemos aumentar con los haberes que perciben los jubilados”, explicó.
En tanto manifestó: “Para el lunes -por mañana- está convocada una reunión con autoridades locales para saber qué se puede hacer, cuáles son los trámites para ajustar los valores a la realidad de los centros y otorgar algún tipo de tarifa social. Nuestra preocupación es que no podemos pagar esta cifra todos los meses. Pero este período, hasta que se haga la tramitación y se otorgue la tarifa, es de angustia porque no se sabe cuál va a ser el resultado final. Seguramente habrá un reajuste en los valores pero mientras tanto hay incertidumbre”.

http://www.diariopopular.com.ar/notas/258348-preocupacion-centros-jubilados-los-aumentos