Tienen más de 80 años y ayer ganaron el Nobel de Medicina

Son un japonés, un irlandés y una china. Desarrollaron terapias contra enfermedades de la pobreza, como la malaria y otras parasitosis, que todavía afectan a millones de personas.

Clarín
6.10.15

Los ganadores del Premio Nobel de Medicina 2015 son tres científicos con más de 80 años que ahora son reconocidos por hallazgos que hicieron hace más de 40. La mitad del dinero que implica el premio (son 963.000 dólares en total) será para la científica china Youyou Tu, por sus descubrimientos que condujeron a un tratamiento para el paludismo o malaria. La otra mitad será compartida entre el japonés Satoshi Omura y el irlandés-estadounidense William Campbell, quienes hicieron descubrimientos de una terapia para infecciones parasitarias, como la ceguera de los ríos u oncocercosis y la filariasis linfática o elefantiasis. Este año el jurado del Instituto Carolina, en Suecia, reconoció a científicos que ayudaron a los enfermos más pobres del mundo.
“Es una gran alegría que el Nobel de Medicina 2015 sea para científicos que se ocuparon de las enfermedades más desatendidas del planeta. Servirá como un llamado de atención y un recordatorio para visibilizar el problema de millones de personas en el mundo que por su situación de pobreza y falta de acceso al agua segura, al trabajo, a la educación, a la atención médica oportuna, entre otros condicionantes, aún sufren enfermedades que ya podrían haber sido eliminadas”, dijo a Clarín la médica Mirta Roses, ex directora de la Organización Panamericana de la Salud y enviada especial de la Red Global de Enfermedades Desatendidas.
Los tres ganadores hicieron sus descubrimientos entre las décadas del sesenta y setenta del siglo pasado, e intensifican una tendencia: desde que los Nobel se empezaron a entregar en 1901, el tiempo transcurrido entre el descubrimiento científico y el reconocimiento fue creciendo edición tras edición. Antes de 1940, los premiados que recibían el Nobel más de 20 años después de su hallazgo eran una minoría (11% en Física, 14% en Química y 24% en Medicina). Después de 1985, los galardonados que tienen que esperar dos décadas o más para asistir el 10 de diciembre a Estocolmo son más de la mitad: 60% en Física, 52% en Química y 49% en Medicina.
¿Qué hicieron los ganadores de este año para merecer el Nobel? Youyou Tu ya se había graduado en la universidad cuando el gobierno chino la enroló en un proyecto secreto en 1969 con un misión específica: tenía que encontrar una cura para la malaria. Se quedó conmovida con la muerte rápida de niños cercanos. Y consultó textos tradicionales de hierbas medicinales que la llevaron aislar y purificar la buscada droga contra el paludismo: la artemisinina. En China, se la usaba para fiebre y resfríos hasta ese momento. Recién en 2004 la Organización Mundial de la Salud aprobó su uso a nivel internacional. Hoy la droga se usa combinada con otros, y salva más de 100.000 vidas cada año.
En tanto, los otros dos ganadores trabajaron en el desarrollo de una droga, la ivermectina, contra las enfermedades parasitarias. Satoshi Omura estaba especializado en aislar bacterias del suelo. Su mérito fue cultivarlas y después de obtener miles de cepas centró sus investigaciones en las 50 más interesantes para combatir infecciones. Mandó sus cultivos al laboratorio de William Campbell, en el Instituto Merck de Investigación Terapéutica, en los Estados Unidos, quien se dio cuenta de que el fármaco descubierto por Omura podía ser útil contra los parásitos de los animales, como perros, caballos, gallinas y vacas.
“El descubrimiento de la ivermectina marcó un hito en la historia de la veterinaria: porque el mismo fármaco permitió tratar tanto los parásitos internos como los externos, como los que están en la piel”, contó a Clarín Carlos Lanusse, director del Centro de Investigación Veterinaria, que depende del Conicet y la Universidad Nacional del Centro en Tandil, y ganador del premio a la excelencia por la Asociación Mundial de Parasitología Veterinaria. La droga fue introducida en la Argentina en 1981, y luego se empezaron a desarrollar estudios que identificaron la eficacia de la ivermectina para atacar a los parásitos en humanos. En la actualidad, hay un programa para terminar con la ceguera de los ríos y la elefantiasis por el cual los laboratorios Merck Sharp & Dohme y GlaxoSmithKline donan los medicamentos.
Para Peter Hotez, decano de la Escuela Nacional de Medicina Tropical del Colegio Baylor de Medicina, en EE.UU., “los ganadores del Nobel se lo merecen por descubrimientos de dos drogas que se usan en todo el mundo”. Señaló a Clarín: “En América Latina, la ivermectina está llevando a la eliminación de la ceguera del río, que era endémica en Brasil, Colombia, Ecuador, Guatemala, México, y Venezuela. Sólo hay 20.000 personas enfermas en Brasil y Venezuela”.

http://www.clarin.com/sociedad/premio-nobel-medicina-tienen-80-anos_0_1444055582.html