Haz que la edad no importe

banner naranja2

Os invitamos a sumaros con HelpAge International a la celebración del Día International de las Personas Mayores, 1 de octubre, en el que ponemos en valor la inconmensurable contribución que hacen mujeres y hombres mayores a sus familias, comunidades y sociedades.

El envejecimiento de la población representa un triunfo del desarrollo, sin embargo, aún persisten ciertas actitudes negativas sobre el envejecimiento. Las personas mayores han sido invisibles y marginados en campos como la salud, la protección social y las políticas humanitarias y de programación durante demasiado tiempo. Además, están totalmente excluidos cuando se trata de la recopilación de datos tanto a nivel global y nacional. Por ejemplo, la edad en que la violencia contra las mujeres se cuenta y analizada en los conjuntos de datos internacionales no va más allá de los 49 años. Los derechos de las personas mayores siguen sin ser reconocidos, sus contribuciones invisibles y sus voces ignoradas.

Las actitudes hacia el envejecimiento están cambiando.

El compromiso de los Estados Miembros de la ONU para los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) nos ha dado una esperanza real de que las actitudes hacia las personas mayores están cambiando. La edad aparece explícita o implícitamente en 12 de los 17 objetivos. Por ejemplo, el objetivo 3 es un compromiso conjunto para “asegurar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades”

Organización Mundial de la Salud: Informe mundial sobre el envejecimiento y la salud 2015

HelpAge se enorgullece de haber apoyado el Informe mundial de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre el envejecimiento y la salud de 2015. Consideramos que esta publicación es una hoja de ruta para lograr el Objetivo 3 de los ODS y proveer una mejor salud en la edad avanzada de los más de 1.400 millones de personas en todo el mundo que tendrán más de 60 años cuando finalicen los Objetivos de Desarrollo Sostenible en 2030.

Este informe de la OMS también debe poner fin a la discriminación en los programas de salud de desarrollo y ayuda humanitaria, que ven cómo las personas mayores mueren o sufren discapacidad grave por condiciones comunes, como la hipertensión o la diabetes, y no proporcionaron la misma prioridad en materia de salud que a los grupos de edad más jóvenes.

Las pruebas para detectar y tratar la hipertensión y la diabetes deben ser rutinarias en entornos de atención primaria, en los campos de refugiados y en situaciones de desastres y catástrofes. Pero no lo es. Es alarmante que la hipertensión provoca aproximadamente 7,5 millones de muertes evitables cada año.

Las organizaciones reivindican una Convención de Naciones Unidas para los Derechos de las personas mayores

En el Día internacional de las personas mayores, la Mesa Estatal por los Derechos de las Personas Mayores hace un llamamiento a los gobiernos y administraciones públicas, a las instituciones y a toda la sociedad para defender una Convención de Naciones Unidas para los Derechos de las Personas mayores. Desde la Mesa Estatal, formada por las principales entidades sociales del país, se sigue luchando por conseguir esta Convención que sin duda contribuiría a poner sobre la agenda política de los gobiernos los derechos y las políticas adecuadas para una sociedad que envejece rápidamente y que tiene que estar preparada para garantizar el bienestar y la seguridad de sus ciudadanos y ciudadanas a lo largo de toda su vida. En la 6ª sesión del Grupo de Trabajo de composición abierta sobre el Envejecimiento de Naciones Unidas, que se celebró el pasado mes de julio en Nueva York, se alcanzó un consenso entre los Estados Miembro que participaron en que las personas mayores sufren discriminación por edad y que el marco actual internacional de derechos humanos no está protegiendo de manera adecuada a las personas mayores.