Riesgos del abuso de medicamentos

Cuando envejecemos, aumenta la frecuencia de enfermedades crónicas. Existe relación directa entre el número de remedios y sus malos efectos.

5.7.2015
La Nueva – Bahía Blanca

Las múltiples enfermedades y comorbilidades que se presentan con el pasar de los años conducen a la utilización de varios medicamentos.

Estudios recientes han detectado un promedio de cinco afecciones crónicas en adultos mayores, cuya frecuencia aumenta con la edad.

Por caso, diabetes, hipertensión, problemas cardiovasculares, la osteoporosis, los problemas cerebrovasculares, artrosis, problemas nutricionales, depresión, etc.

Es común que cada una de estas afecciones se trate por separado y los especialistas suelen perder de vista al paciente en forma integral.

Así, el cardiólogo se ocupa del tratamiento de los problemas del corazón, pero no siempre de las interacciones de los medicamentos que prescribe con los que recetó el neurólogo o el endocrinólogo, por ejemplo.

Por estas razones se reconoce que uno de los mayores problemas de los adultos mayores es la polifarmacia.

“Hace años participé de un estudio con más de 1.000 pacientes en PAMI, en el que observamos que cada uno recibía en promedio 9,6 medicamentos a la vez”, recuerda el doctor Moisés Schapira, especialista en Geriatría y director médico del instituto Hirsch.

A su entender, lo grave es que muchos de esos medicamentos tienen efectos contrapuestos o duplicativos.

En tal sentido, la Organización Mundial de la Salud advierte que alrededor del 50 por ciento de los medicamentos se prescriben, administran o venden inapropiadamente y el 50 por ciento de los pacientes no toma de manera adecuada sus remedios.

Esto genera un efecto cascada en la prescripción. Por ejemplo, a un paciente con trastornos de conducta, se le da un psicofármaco que produce temblores similares a los de la enfermedad de Parkinson como efecto adverso y en vez de discontinuar el primer medicamento, se le receta una segunda droga para el Parkinson.

Schapira especifica la diferencia entre polimedicación, que es el uso racional de medicamentos con efectos adicionados(terapias combinadas en pequeñas dosis) de la polifarmacia, que implica el uso indiscriminado de múltiples drogas.

Y aclara que para el uso racional y adecuado se requiere un estudio integral del paciente para, después, medicarlo como corresponde.

http://www.lanueva.com/domingo-impresa/819777/adulto-mayor–riesgos-del-abuso-de-medicamentos.html