Medio millón de jubilados más

A un año de lanzada la última moratoria, la cantidad de incorporados al sistema alcanza a 517 mil mayores, superando en 40 mil la estimación inicial, según refirió el titular de la Anses, Diego Bossio.

Página/12
Viernes, 12 de junio de 2015

“Por la nueva moratoria hay 516.992 nuevos jubilados en Argentina, que ya están cobrando su primer haber, con lo que se superó la cifra inicial estimada en 473.000.” Así lo informó ayer Diego Bossio, titular de la Anses, al cumplirse un año del anuncio de la actual moratoria, aprobada por el Congreso. “Para quienes entendemos la política como acción en cuestiones cotidianas, entregar las resoluciones de jubilación por moratoria es un motivo de alegría”, agregó el funcionario. A través de la segunda etapa del plan, la cobertura previsional superó el 94 por ciento, mientras que una década atrás se ubicaba en un 65 por ciento.

La moratoria vigente establece un plan de pagos de 60 cuotas, con una quita inicial cercana al 50 por ciento. El monto de las cuotas no puede exceder el 30 por ciento del haber jubilatorio que pasará a cobrar la persona que se anote en el programa. A través de las dos etapas de esta iniciativa (2005 y 2014), fueron incorporados al sistema de la seguridad social más de tres millones de personas.

“Los nuevos jubilados dedicaron toda su vida a trabajar, pero en muchos casos nunca les hicieron sus aportes, por eso tiene que estar el Estado para incluirlos y la Ley de Inclusión Previsional es una política de un Estado presente, que pone en el centro de la escena a quienes más lo necesitan”, agregó el funcionario.

En la década del ’90, cuatro de cada diez abuelos quedaron excluidos del sistema de la seguridad social como consecuencia de las políticas neoliberales, cuyo resultado fueron una disparada del desempleo y la precarización laboral. A los dos años de la asunción de Néstor Kirchner se lanzó la primera moratoria jubilatoria, que permitió incorporar a 2,8 millones de adultos mayores. Ese plan había establecido como fecha límite para regularizar la deuda previsional el año 1993. Pero como entre el período 19932003 se registraron los mayores índices de desigualdad social, esta segunda etapa de la moratoria amplió la fecha de corte a 2003.

“Argentina tiene la cobertura previsional más alta de la región gracias a la recuperación de los fondos previsionales, a la administración responsable del Fondo de Garantía de Sustentabilidad y a la moratoria”, remarcó Bossio.

El trámite para acceder a la jubilación es sencillo, y los que accedieron no necesitaron contar con un gestor. El nuevo plan apuntó especialmente a incluir a aquellos adultos mayores pertenecientes al 30 por ciento más pobre de la población. La moratoria de 2005 no permitía que los pensionados –por ejemplo, una viuda que cobraba la jubilación de su difunto marido– accedieran al beneficio. Ahora fue posible tramitar la propia jubilación además de la pensión, aunque ésta no debe superar el monto del haber mínimo. En 2005, el 73 por ciento de las jubilaciones otorgadas gracias a aquella moratoria fueron para mujeres.

Desde que entró en vigencia la Ley de Movilidad, a comienzos de 2009, la jubilación inicial pasó de 690 a 3821 pesos mensuales. Fueron 13 aumentos ininterrumpidos. La recuperación representa un incremento del 454 por ciento. El total de jubilados asciende a 7,6 millones de individuos. Si bien la mitad de los abuelos argentinos cobra la jubilación mínima, desde la Anses aseguran que en 8 de cada 10 hogares hay doble haber jubilatorio, garantizando un umbral de ingresos más elevado. Luego del incremento de marzo –el próximo será en septiembre– el haber mínimo pasó a representar el 81 por ciento del Salario Mínimo Vital y Móvil.

http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-274762-2015-06-12.html