Con 94 años a cuestas, Gorostiza escribió una comedia deliciosa

“Distracciones” es el título de la comedia que Carlos Gorostiza escribió a los 94 años y que tiene una rotunda versión dirigida por Mariana Giovine, con cinco actores jóvenes, y se ofrece en el Teatro Nacional Cervantes.

19.5.2015
Telam

Hay dos hermanos de distinta madre y padre en común (Juan Pablo Galimberti, Luciana Vieyra) y un amigo músico en constante estado de perplejidad (Jorge Seleme) que son visitados por la futura esposa del papá (Violeta Zuvialde) y luego por un extraño personaje (Franco Moix), que da una pauta de qué va la trama.

La hermana tiene una conducta provocativa, denuesta sin problemas a su propia madre que la visita muy de vez en cuando y predica ciertas dudas sobre su filiación, por lo que el hermano, primitivo y desconfiado, debe soslayar sus embates equívocos.

Todo sucede a la espera de una reunión programada por el grupo de rock del muchacho, que toca la guitarra eléctrica, aunque el único que aparece es el trompetista abúlico que perdió su instrumento, no habla de otra cosa y también es acosado por la chica.

Entre las presencias inesperadas está quien se presenta como la futura “mamá” del dúo, una rubia vistosa pero muy tilinga de la misma edad del dúo, y un supuesto secretario del padre ausente que llega presuroso a vaciar una caja de seguridad antes de que aparezca la policía.

Como se sabe, el autor es un maestro en el tramado de los diálogos, que sabe escapar de los lugares comunes -con ejemplos como “El acompañamiento”, “Hay que apagar el fuego” y la ajedrecística “Los hermanos queridos”- y sabe aportar una chispa que en “Distracciones” está siempre encendida.

No es difícil dejarse seducir por el juego intelectual de Gorostiza, que aparte de sus tareas literarias en su juventud fue también titiritero, y entre sus posturas narrativas figura el no abrir el mazo de cartas sino guiñar el ojo para que el espectador se prenda a lo que dice.

Esas virtudes fueron perfectamente comprendidas por la directora Giovine, por la cohesión con que trabaja los personajes como un todo y un sentido del ritmo impecable que hace del espectáculo un disfrute permanente.

Giovine ya había trabajado con textos de Gorostiza en clave de clown, incluida “A propósito del tiempo”, que en 2013 fue nominada a los Florencio Sánchez, y se nota la armonía entre ambos, subrayada por la elección del elenco -en el que nadie supera los 25 años-, con intérpretes familiarizados con el dramaturgo, que esta vez prescinden de las narices rojas y se acercan a ese naturalismo festivo de sus mejores piezas.

Frente a habituales formaciones con fallas técnicas y de comprensión de textos y personajes, el quinteto que descuella en el escenario de la Orestes Caviglia tiene varios egresados del ex IUNA u otras escuelas prestigiosas, y eso se nota, tanto en el trabajo físico como en las voces.

Las “distracciones” del título son aquellas intervenciones telefónicas del padre -cuya ausencia se sabe desde el programa de mano-, lejanas y demandantes, que se meten en las inquietudes de esa nueva generación que el hombre parece no entender, aunque sí lo hace el autor.

Curiosidades de la época: Gorostiza da muestras de una lucidez enorme como dramaturgo a pesar de los 94 años -nació en 1920 y es una década anterior a la eclosión de Tito Cossa, Osvaldo Dragún y Ricardo Halac- y, al mismo tiempo, como en la realidad, hay en la ficción de su comedia un apresurado vaciamiento de cajas fuertes, quizá para borrar evidencias de algún delito o cosa parecida.

“Distracciones” se ve en la sala Orestes Caviglia del Teatro Nacional Cervantes, Libertad 815, de jueves a sábados a las 21.30 y domingos a las 21.

http://www.telam.com.ar/notas/201505/105600-carlos-gorostiza-comedia-distracciones-teatro.html