Prevención: el de colon, la segunda causa de muerte entre los diversos tipos de cánceres

Por vergüenza o prejuicio, no se realizan los estudios médicos recomendados después de los 50 años para detectarlo; se detectan más de 37 casos por día en el país; especialistas remarcan que más de la mitad de los casos se salvarían

Por Víctor Ingrassia | LA NACION
Sábado 04 de abril de 2015

Por vergüenza o prejuicio, suele ser un tema tabú del que casi no se habla. Pero por no consultarlo a tiempo, las cifras de personas que padecen cáncer de colon y recto o colorrectal (CCR), cada año suben más.

El cáncer de colon y recto representa en la Argentina la segunda causa de muerte entre los diversos tipos de cánceres, según el Ministerio de Salud de la Nación, y nuestro país se encuentra entre las naciones con alta incidencia de la enfermedad.

El pasado 31 de marzo se conmemoró el Día Mundial de la Prevención del Cáncer Colorrectal, con el fin de generar una mayor concientización sobre esta enfermedad que se ubica entre las de mayor incidencia y mortalidad, tanto a nivel global como en nuestro país.

La Sociedad Argentina de Gastroenterología recuerda que el CCR es un tumor maligno que se desarrolla en la última porción del tubo digestivo, que está compuesto por el colon (intestino grueso) y el recto. En más del 80% de los casos, se produce primero un pólipo (un crecimiento anormal de las células de la pared interna del intestino grueso) denominado adenoma, que puede crecer lentamente durante más de 10 años sin que el paciente presente síntomas.

Pero si este pólipo se detecta y extirpa de manera precoz, el paciente evita el riesgo de desarrollar cáncer. De lo contrario, evolucionará a un CCR, reduciéndose la posibilidad de su cura. El 90% de los casos de CCR se producen en personas mayores de 50 años y tiene una incidencia levemente mayor en hombres que en mujeres.

Según el Instituto Nacional del Cáncer (INC), en la Argentina el CCR es el segundo tipo de cáncer más frecuente en ambos sexos, con un promedio de 13.558 casos anuales, es decir más de 37 por día (sólo es superado por el de mama, con 19.300 casos al año). En 2012 fue el responsable de 6.958 muertes en el país (11% del total de las muertes por tumores malignos), ubicándose en el segundo lugar luego del cáncer de pulmón.

COLONOSCOPÍA, LA CLAVE PARA EVITAR EL CÁNCER

La doctora Mónica Moghames, del Instituto de Inmunooncología Dr. Ernesto J.V. Crescenti, remarcó que más de la mitad de las muertes que se producen por este tipo de tumor pueden ser evitadas, si se implementan controles médicos regulares, ya que el diagnóstico precoz aumenta las posibilidades de curación.

“Uno de los estudios más importantes para el diagnóstico es la colonoscoscopía, que le permite al médico examinar el colon o intestino grueso. Debido a que el estudio puede resultar incómodo y ocasionar molestias, frecuentemente un anestesiólogo se encarga de realizar una sedación anestésica para mayor comodidad y seguridad”, afirmó la especialista.

Y detalló que para realizar el estudio es necesario que el intestino esté limpio, para lo que el paciente debe prepararse con laxantes, una dieta simple y ayuno de 6 hs previo al estudio. “La prueba se realiza en unos 30-45 minutos aunque puede llevar más tiempo dependiendo de los hallazgos que se encuentren o si se lleva a cabo algún procedimiento terapéutico o toma de biopsias”.

La doctora María Natalia Di Lorenzo, médica clínica y nutricionista del Centro Terapéutico Dr. Máximo Ravenna, detalló otras formas de prevenirlo más allá de los controles médicos, como no abusar del alcohol ni las grasas y controlar el peso, evitando la obesidad.

Además, remarcó que es clave mantener una adecuada actividad física regular según la edad. Y respecto a su sintomatología resaltó los cambios en el ritmo intestinal. “Entiéndase diarrea o constipación pertinaz, sangrado y/o cambio de consistencia en las heces, dolor abdominal”, apuntó.

También detalló que son síntomas de esta enfermedad, la pérdida de peso sin causa aparente, cansancio, pérdida de apetito, vómitos.

POBLACIÓN CON RIESGO DE TENER PÓLIPOS

El doctor Nicolás Rotholtz, jefe de la Sección Cirugía Colorrectal del Hospital Alemán de Buenos Aires, explicó a LA NACION que que la mejor herramienta que tenemos para reducir las cifras crecientes de CCR, son las campañas de prevención sobre la población en riesgo.

“Básicamente sabemos que toda persona que ha alcanzado los 50 años ya es una persona de riesgo. A esto se suman aquellos con antecedentes familiares de cáncer colorrectal ó pólipos, también quienes han tenidos algún pólipo previamente y los pacientes con enfermedades inflamatorias del intestino (colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn)”, explicó Rotholtz.

“Todos ellos deben hacer la consulta pertinente para establecer el mejor método de estudio y seguimiento”, agregó..

http://www.lanacion.com.ar/1781425-prevencion-el-de-colon-la-segunda-causa-de-muerte-entre-los-diversos-tipos-de-canceres