Más de dos siglos de edad; en busca del secreto de la longevidad de las ballenas boreales

La ballena boreal es el mamífero más longevo. Vive más de 200 años. ¿Pueden decirnos sus genes por qué? Al ser un mamífero como el Ser Humano, es más probable hallar en ella que en la tortuga algún mecanismo activable también en el Ser Humano para potenciar nuestra longevidad o mitigar el desarrollo de las enfermedades asociadas a la vejez. Tengamos en cuenta que una ballena de esas no solo es capaz de vivir más de 200 años, sino que además lo logra con pocas evidencias de enfermedades relacionadas con la vejez.

Noticias de la Ciencia y la Tecnología
Lunes, 9 febrero 2015

A partir de la reciente secuenciación completa del genoma de la ballena boreal (de la especie Balaena mysticetus), se abre una apasionante vía de investigación científica que podría desembocar en importantes beneficios para la salud y la longevidad humanas.

El equipo internacional de João Pedro de Magalhães, de la Universidad de Liverpool en el Reino Unido, que secuenció el genoma de dicha ballena, ha identificado ya diferencias cruciales con respecto a los genomas de otros mamíferos. Las alteraciones en genes de la ballena boreal relacionadas con la división celular, la reparación del ADN, el cáncer, y el envejecimiento podrían haber ayudado a incrementar su longevidad y su resistencia al cáncer. Al respecto de esto último, llama especialmente la atención el hecho de que pese a que estas ballenas, por su tamaño, tienen unas 1.000 veces más células que los humanos, no parecen sufrir un riesgo superior de contraer cáncer. Esto sugiere la existencia de mecanismos naturales que pueden suprimirlo de forma más efectiva que los de otros animales, como por ejemplo el Ser Humano.

Un paso potencial en esta línea de investigación será criar ratones transgénicos que expresen aquellos genes de esta ballena sospechosos de tener papeles clave en la longevidad del animal y en su aparente “inmunidad” al cáncer y a otras enfermedades asociadas al envejecimiento. Si los ratones experimentasen un aumento significativo de su longevidad y una resistencia notable a la aparición de dichas enfermedades, podríamos estar en la antesala de una importante revolución médica.

Lo que sí es seguro es que estamos ante un rotundo ejemplo práctico de la utilidad de proteger especies amenazadas como las ballenas, que fueron diezmadas hasta extremos preocupantes por los balleneros y aún hoy, pese a las políticas de conservación, sus poblaciones son muy inferiores a las de siglos atrás. La biodiversidad es un tesoro del que podemos extraer conocimientos que nos permitan vivir más y mejor, y que de otro modo quizá nunca obtendríamos.

http://noticiasdelaciencia.com/not/12629/mas-de-dos-siglos-de-edad-en-busca-del-secreto-de-la-longevidad-de-las-ballenas-boreales/
http://www.cell.com/cell-reports/pdf/S2211-1247%2814%2901019-5.pdf