El “texting” mientras se está al volante de un vehículo es más peligroso para la gente madura

Al igual que sucede al conversar por teléfono móvil mientras se conduce un vehículo, el texting mientras se está al volante acarrea un aumento sustancial en el nivel de riesgo de distracción y consiguiente accidente

Noticias de la Ciencia y la Tecnología
Viernes, 30 enero 2015

Los mensajes de texto enviados y recibidos entre teléfonos móviles se han convertido tras unos pocos años en una forma muy popular de comunicación. El ahorro de dinero frente a muchas modalidades de llamada telefónica convencional, así como su discreción que impide que la gente que tenemos a nuestro alrededor se entere de lo que estamos hablando, son sus dos principales bazas. Sin embargo, al igual que sucede al conversar por teléfono móvil mientras se conduce un vehículo, el texting mientras se está al volante no es nada recomendable por el sustancial aumento que acarrea en el nivel de riesgo de distracción y consiguiente accidente.

El equipo de Randall Commissaris y Doreen Head, de la Universidad Estatal de Wayne en Detroit, Estados Unidos, ha hecho un descubrimiento sorprendente: Los conductores maduros, de la franja edad caracterizada por albergar a quienes suelen ser los mejores conductores en muchas circunstancias, son mucho peores que sus homólogos más jóvenes cuando intercambian mensajes de texto mientras conducen.

Por regla general, se tiende a creer que los conductores más jóvenes se distraen con más facilidad y que por tanto son más susceptibles a los peligros del texting mientras conducen. Sin embargo, este estudio, que incluyó a conductores de entre 18 y 59 años de edad, demuestra justo lo contrario. Aunque intercambiar mensajes de texto durante la conducción tenía un impacto negativo sobre los conductores de todas las edades, de entre los sujetos de estudio, los más jóvenes eran quienes se distraían menos con el texting, en tanto que los más veteranos eran los que se distraían más.

Los conductores estudiados fueron seleccionados por demostrar su competencia a la hora de hacer texting con una mano, poseer smartphones e indicar que eran unos prolíficos redactores de mensajes de texto.

En promedio, alrededor del 50 por ciento de todos los sujetos cruzaron inadvertidamente de un carril a otro mientras hacían texting. Pero lo que más llamó la atención a los investigadores fue que a medida que la edad de los conductores aumentaba, así lo hacía también el porcentaje de cambios de carril inconscientes. El 100 por cien de los conductores de entre 45 y 59 años experimentaron esos cambios de carril al hacer texting, frente a casi el 80 por ciento de los de 30 a 44 años, casi el 40 por ciento de los participantes de entre 25 y 34, y cerca del 25 por ciento de los de entre 18 y 24 años.

http://noticiasdelaciencia.com/not/12552/el-texting-mientras-se-esta-al-volante-de-un-vehiculo-es-mas-peligroso-para-la-gente-madura/