Recomiendan desayunar abundante, evitar “picaditas” y cenar liviano

Expertos en nutrición del país y del mundo recomendaron desayunar mejor, cenar más temprano, comer de todo en raciones moderadas y educar para alimentarse para lograr una nutrición saludable y prevenir una generación de obesos

telam 4.9.2014

En estos consejos coincidieron los expertos que participaron entre el martes y miércoles de la Cumbre de Alimentos del Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires, que reunió a más de 1.500 asistentes en el Campus de la Universidad Católica Argentina.

Las encuestas nacionales de factores de riesgo advierten que casi el 20 por ciento de la población sufre obesidad, el 55 por ciento no realiza actividades físicas con frecuencia, el 9 por ciento es diabético y más del 29 por ciento tiene altos niveles de colesterol.

El experto brasileño en nutrición, Hugo Ribeiro, precisó que “la tendencia al sobrepeso, tal como estamos viviendo, se va a acentuar” y añadió que “en todo el mundo pasa lo mismo, hay más obesidad que desnutrición, a la inversa de lo que ocurría hace solo un par de décadas”.

“Creo que tendrá que pasar una generación entera para que esto empiece a frenarse y bajar”, planteó y dijo que “la tendencia se explica por herencia y genética ya que somos hijos de antepasados que han soportado fases de mucha hambre”.

Sostuvo que “por eso, tenemos fenotipos ahorrativos: estamos programados para pasar hambre pero somos muy vulnerables a los excesos y esto se ve en la cantidad de obesos que estamos teniendo a nivel global”.

“Los seres humanos necesitamos comer de la forma más diversificada posible, porque toda vez que eliminamos algún alimento tenemos más riesgos de perder o sufrir un déficit de algún tipo de nutriente”, analizó y agregó que “la palabra mágica es ‘moderación’: de todo pero en su justa medida”.

Los expertos coincidieron en que los argentinos desayunamos mal y, por ello, Mónica López, titular de la Oficina de Alimentos del ministerio de Salud y organizadora de la Cumbre, explicó que “hay que ingerir frutas, lácteos e hidratos de carbono de lo contrario aparecerá cansancio a lo largo de la mañana, mucho hambre al mediodía”.

Cenar demasiado tarde es, para la experta, otro de los problemas nutricionales de los argentinos y graficó que comer una “picadita” antes de la cena e ir a dormir enseguida “dificulta la digestión, produce pesadez y consumimos una energía al final del día que no vamos a gastar”.

Afirmó que “el secreto para sostener una dieta más saludable consistiría en desayunar más abundante y, a la noche, hacer una comida liviana más temprano”.

En tanto, la psicopedagoga y especialista en educación del gusto María Di Scala, destacó que “el apuro y la comodidad nos hace recaer en el mismo menú decenas de veces cuando lo ideal es fomentar una dieta variada”.

Los especialistas, además, sugirieron incorporar actividad física a la rutina cotidiana.

http://www.telam.com.ar/notas/201409/76934-recomendaciones-alimentacion.html