¿Cómo sé si mi corazón funciona bien?

En el Día Mundial del Corazón, cardiólogos expertos sostienen que llevar una vida saludable ayudaría a disminuir las más de 40.000 muertes por año en el país ligadas a enfermedades cardíacas

Por Víctor Ingrassia | LA NACION
Lunes 29 de septiembre de 2014

Las enfermedades del corazón matan por año a 17 millones de personas en el mundo y a más de 40.000 sólo en la Argentina. Es decir que tres de cada diez argentinos mueren por trastornos cardiovasculares, según estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Consciente de esto, la Federación Mundial de Corazón con el apoyo de la OMS y la Unesco, designó el 29 de septiembre como Día Mundial de Corazón, que se celebra desde el 2000 para que las personas tomen conciencia acerca de la importancia del control y tratamiento, pero también de la prevención. La mayoría de las enfermedades cardiovasculares pueden ser evitadas si se lleva un estilo de vida saludable: con una buena alimentación, realizando actividad física y sin cigarrillos a la vista.

Está demostrado que el cese del consumo de tabaco, la reducción de la sal en la dieta, el consumo de frutas y verduras, la actividad física regular y la evasión del consumo nocivo de alcohol, reducen el riesgo. También para aquellas personas que padecen hipertensión, diabetes e hiperlipidemia.

¿Pero cómo darme cuenta si sufro de enfermedad coronaria ante la falta de síntomas? ¿Cómo saber si mi corazón funciona bien? Buena parte de los argentinos debería hacerse estas preguntas, ya que cinco de cada diez personas en el país ignoran tener problemas cardiovasculares, según cifras de 2013 de la Sociedad Argentina de Cardiología (SAC).

La prudencia aconseja reparar siempre en los factores de riesgo. Se trata de aquellas condiciones humanas que predisponen a padecer una enfermedad.
“Aunque algunos de los factores de riesgos no pueden ser modificados (como el sexo, la edad o los patrones genéticos) la gran mayoría, como la hipertensión, la diabetes, los trastornos del colesterol, el sedentarismo, el tabaquismo o la obesidad, pueden ser controlados”, explicó a LA NACION el cardiólogo Alberto Alves de Lima, jefe del Departamento de docencia e investigación del Instituto Cardiovascular Buenos Aires (ICBA).

Y agregó: “La evaluación integral por un cardiólogo permite definir los estudios necesarios para cada individuo, el momento oportuno para efectuarlos y la interpretación de los resultados obtenidos. Adquiriendo vital importancia el tiempo y la forma de su indicación, ya que una precoz detección y un pronto inicio del tratamiento permite no solo controlar el factor sino también evitar la progresión hacia formas severas de las enfermedades”.

El doctor Sergio Llanos Dethinne, miembro de la SAC, recordó que actualmente unas 17,3 millones de personas en el mundo mueren por año debido a enfermedades cardiovasculares (ECV), lo que representa casi la tercera parte de todas las muertes.

“Es probable que estas cifras aumenten en los próximos años, principalmente en los países en desarrollo. Es por eso que la OMS se ha fijado una meta de reducción del 25 por ciento de la mortalidad prematura por enfermedad cardiovascular para el 2025”, afirmó el especialista,

CÓMO DETECTAR UNA ENFERMEDAD CARDIOVASCULAR

Llanos Dethinne explicó que para la detección de las enfermedades cardiovasculares se dispone hoy en día de importantes herramientas en el área de Diagnóstico por Imágenes, con técnicas no invasivas que son de gran ayuda para el cardiólogo clínico.

El Ecocardiograma Doppler Color permite la valoración rápida y no invasiva del tamaño, forma y función del corazón, el funcionamiento de las válvulas cardíacas y el diagnóstico de los distintos tipos de miocardiopatías. Y en su modalidad de Eco estrés permite la detección isquemia en los pacientes con enfermedad coronaria
El Doppler Vascular Color puede explorar en forma directa las arterias y su afectación por la enfermedad aterosclerótica desde estadios muy precoces, principalmente a nivel de las arterias carótidas, renales y aorta. Y la detección precoz de enfermedad vascular preclínica
La Resonancia Magnética Cardíaca es una técnica no invasiva que brinda excelentes imágenes de alta resolución, sin emisión de radiación, que permite la valoración anatómica y funcional del corazón, sus válvulas, diagnóstico de las miocardiopatías, pericardiopatias, masas cardíacas y cardiopatías congénitas
La Tomografía Computada Multidetector (Multi-slice) utiliza Rayos X sirve para crear imágenes de alta resolución de la anatomía y perfusión cardiacas y principalmente la detección de la enfermedad ateroesclerótica de las arterias coronarias, pudiendo estimar el grado de obstrucción y características de las placas ateromatosas en forma mínimamente invasiva
“Estas técnicas de imagen permiten al médico clínico, cardiólogo o neurólogo la detección de la enfermedad cardiovascular aún en su etapa preclínica para poder instrumentar una estrategia de prevención y tratamiento adecuado”, completó Llanos Dethinne.

EL CORAZÓN Y LA MUJER

Foto: Archivo
Hoy en día las mujeres mueren más que los hombres por problemas cardiovasculares. Cecilia Zeballos, jefa de Rehabilitación Cardiovascular del ICBA, señaló: “La mujer llega más tarde a la consulta, con la enfermedad más avanzada, con comorbilidad (la suma de otras enfermedades)”.

La experta explicó que una de las razones es que sus síntomas son mucho menos claros que los del hombre. “Ella no tiene dolor en el pecho o en el brazo sino que se siente más cansada o con ganas de hacer menos cosas, entonces minimiza sus síntomas, o los confunde, y así es más difícil el diagnóstico. Este combo hace que finalmente la mortalidad en las mujeres sea mayor”, precisó Zeballos.

CONSEJOS PARA LLEVAR UNA VIDA SANA

El doctor Jorge Tartaglione, miembro de la SAC, explicó los consejos principales para llevar una vida sana y prevenir enfermedades cardiovasculares.

Alimentación saludable. Debe contener una amplia variedad de alimentos ricos en nutrientes seleccionados de los cinco grupos básicos: vegetales y frutas, carnes y huevos, aceites y grasas, lácteos y harinas y cereales
Hidratación. Consumir más de un litro y medio por día de agua, cantidad necesaria para recuperar el líquido que se pierde en las diferentes funciones que cumple nuestro organismo. El agua, además de hidratarnos, colabora con diferentes procesos como la digestión y la traspiración. Además, al realizar actividad física, nos permite rendir más y evitar los calambres.
Reducir el consumo de sal. El consumo en exceso del cloruro de sodio (sal) aumenta los riesgos de padecer patologías vasculares, por lo que perjudica a las personas más allá de su edad o su condición física. La cantidad máxima recomendada por día en personas sanas (no hipertensas) es de cinco gramos, pero en la Argentina esa cifra se duplica. El consumo excesivo y prolongado de sodio aumenta el riesgo de hipertensión arterial, empeora los síntomas asociados a enfermedades del corazón, hepáticas y renales, y agrava cualquier disfunción del organismo en fumadores, diabéticos y obesos.
Actividad física. Realizar actividad física de manera regular aumenta la esperanza de vida, ya que previene enfermedades crónicas como diabetes, enfermedades cardiovasculares y cáncer. La OMS aconseja que los adultos de entre 18 a 64 años dediquen como mínimo 150 minutos semanales a la práctica de actividad física aeróbica, de intensidad moderada, o bien 75 minutos de actividad física aeróbica vigorosa cada semana.
Dejar de fumar
UN CORAZÓN GIGANTE EN PLAZA SAN MARTÍN

El Ministerio de Salud del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y el Hospital Alemán llevarán a cabo a partir de hoy una increíble muestra didáctica llamada “Corazón Gigante”, una estructura montada en la Plaza San Martín (Av. Santa Fe y Maipú), en Retiro, que replica la estructura interior del órgano vital.

La muestra apunta a concientizar sobre las enfermedades cardiovasculares, primera causa de muerte e invalidez en nuestro país. Quienes asistan a la exhibición recibirán asesoramiento a través de guías y videos educativos acerca de las principales enfermedades cardiovasculares: la prevención, el diagnóstico a tiempo y un tratamiento adecuado pueden reducir hasta un 30% el índice de enfermedad..

http://www.lanacion.com.ar/1731113-como-se-si-mi-corazon-funciona-bien