Buenos Aires 2040: en la Ciudad habrá la misma cantidad de gente, pero más adultos que chicos

Una proyección estadística marca que la población seguirá en los 3 millones. Y que estará envejecida al crecer la esperanza de vida y mantenerse baja la tasa de fecundidad.

Clarín 16/9/2014

Para 2040, Buenos Aires será otra ciudad. Tendrá, quizás, o seguramente, otras postales. Otra tecnología. Otra movilidad. Y, tal vez, otra mirada hacia el mundo. Sin embargo, habrá un perfil que no cambiará: tendrá la misma cantidad de habitantes que hoy. Aunque con un cambio en su demografía: habrá más adultos que niños y, se cortará la brecha en la diferencia actual entre mujeres y hombres. El dato surge de un proyección que la Dirección General de Estadísticas y Censos porteña hizo sobre datos del INDEC.

El informe señala que en tres décadas la cantidad de habitantes seguirá estancada muy poco por encima de los 3 millones que se registran desde 1947, pero anticipa que irá creciendo año a año hasta alcanzar su valor máximo en 2027, cuando se estima que el número llegue a 3.087.434. Y que después empezará a bajar hasta quedar, en 2040, en 3.043.704. ¿Por qué ese sube y baja? Por varias razones: por un lado por la estructura de la población, y por otro por las relaciones existentes entre mujeres y hombres y también entre las distintas edades.

Por ejemplo: un dato clave para explicar ese pico de habitantes para antes de 2030 será el índice de masculinidad. Hoy hay 86,6 varones por cada 100 mujeres. Pero en 2040 llegarán a ser 91,2 cada 100. Esto ocurrirá principalmente por dos motivos: la cantidad de mujeres crecerá más lentamente y empezará a descender a partir de 2022; y el número de hombres recién comenzaría a bajar diez años más tarde. Después volverá a estabilizarse en la cifra actual. Es que según todas estas proyecciones de población vigentes, Buenos Aires llegará a 2040 con un volumen similar al que mantiene incluso desde mediados del siglo pasado.

Sí se modificarán las estructuras de edades y sexos: un dato que será relevante. En la previsión se ve cómo será el cambio. “La pirámide se ensancha en las edades centrales y crece en la cúspide, especialmente en las mujeres”, explica Victoria Mazzeo, Jefa del Departamento de Análisis Demográfico de la Dirección General de Estadística y Censos. Y detalla: “Esta pirámide es el resultado del efecto combinado del descenso de la fecundidad, el aumento diferencial de la esperanza de vida y de los cambios en las corrientes migratorias”.

En rigor, en 25 años Buenos Aires será tan “porteña” como hoy pero con algunas diferencias. Ya no sobrarán tantas mujeres por cada hombre y ellas vivirán más que ellos (85 años, contra 79, siempre en promedio). La proyección, además, da otro dato llamativo si se compara con el “otro extremo” en edades: para la década del 40, Buenos Aires tendrá más adultos de más de 65 años que niños menores de 14: serán 121 mayores por cada 100 chicos.

En cuanto a las familias, las previsiones indican que las mujeres seguirán teniendo pocos hijos, o que mantendrán la tasa de fecundidad que se registra desde 2001: lejos de los grupos numerosos que se veían a fines de 1800, la madre de las próximas tres décadas solo tendrá entre uno y dos hijos (1,8 en promedio, una estadística que no varía desde 2001). “Las hipótesis de una baja fecundidad se verán compensadas por el importante descenso en las tasas de mortalidad y el consiguiente aumento en la esperanza de vida al nacer”, aclara el estudio. Aunque, de todas maneras afirma que la población de la Ciudad presentará una estructura de edades envejecida.

“La reducción de la mortalidad también incide en la estructura por edades de la población. Se incrementa el número promedio de años que espera vivir la población, lo que explica el envejecimiento. La esperanza de vida al nacer es diferencial por sexo, debido a la sobremortalidad masculina, la brecha a favor de las mujeres se encuentra en los seis años. Según las proyecciones, se espera que un niño nacido en la Ciudad en 2040 viva en promedio 79 años, mientras que una niña lo haga 85 años”, agrega Mazzeo.

La Buenos Aires que hace 200 años supo empezar a construir un perfil basado en inmigrantes de todas partes del planeta se irá convirtiendo, durante el próximo cuarto de siglo, en una ciudad con casi la misma cantidad de habitantes que tiene hoy, pero al mismo tiempo pasará por varias transformaciones. Y seguramente no serán solo estadísticas.

http://www.clarin.com/ciudades/Ciudad-cantidad-gente-adultos-chicos_0_1213078751.html