Adultos mayores argentinos viajan para encontrarse con el papa Francisco

Unos 70 adultos mayores de todo el país participarán el domingo próximo de un encuentro mundial con el papa Francisco en el Vaticano, entre ellos dos mujeres de la porteña Villa 15 de Ciudad Oculta, invitadas especialmente por Jorge Bergoglio.

telam
23.9.2014

“Le voy a pedir bendiciones para mi familia y el barrio y por la salud de los mayores, para que sean mejor tratados”, dijo a Télam Celia, de 65 años, que desde hace 25 coordina un grupo en esa villa de Mataderos.

La mujer, que es catequista y oriunda de Santiago del Estero, contó que conoce a Bergoglio desde hace “muchos años, porque siempre dio la confirmación en el barrio. Estoy nerviosa y contenta, no veo la hora de irme. Es la primera vez que voy a viajar en avión”.

Eulalia tiene 68 años, es paraguaya y contó que tuvo que ir al médico para combatir los nervios que la invaden desde que se enteró del viaje: “Creo que nos invitaron porque reconocen el trabajo que hacemos desde hace años con los mayores. Allí hay muchas necesidades pero tratamos de acompañarnos; entre todos dialogamos, cantamos, rezamos y merendamos”, dijo la mujer.
Como muchos en el barrio, Eulalia conoce a Francisco personalmente “desde hace 50 años y es la primera vez que viajo a Europa a verlo como Papa, estoy muy contenta y emocionada”, apuntó.

El otro invitado del papa es Pedro, de 64 años, quien se autoproclamó el “primer diácono villero de la Argentina”.

“Me dijeron que las chicas iban y decidí escribirle una carta al Papa, a quien conozco desde hace 30 años”, contó el hombre, que desde hace 10 es taxista y vive en la Villa 20 del barrio porteño de Lugano.

Pedro precisó que el secretario de Francisco le respondió enseguida y que luego recibió otra carta escrita directamente por el sumo pontífice en la que ratificaba la invitación: “Querido hermano, no te preocupes por el dinero”, decía.

“Así fue como me sumé al viaje, yo conozco mucho a Jorge (Begoglio) porque fue él quien me ordenó. Estoy muy feliz y sorprendido, nunca me imaginé nada de esto”, dijo conmovido.

Los invitados fueron asistidos por el cura Damián Reynoso, de la parroquia de Ciudad Oculta, quien pidió a Francisco que ayudara a las mujeres con el viaje y luego las acompañó con los trámites de traslado y obtención del pasaporte.

“Cuando se los dieron lo trajeron a misa para bendecirlo”, recordó Reynoso con orgullo.

Así como Juan Pablo II creó las ya tradicionales Jornadas Mundiales de la Juventud, el papa Francisco decidió instituir este primer encuentro internacional con adultos mayores, que en esta ocasión reunirá en la plaza San Pedro a unas 40.000 personas de varias partes del mundo.

Durante la jornada, Francisco entregará a cada participante una copia del evangelio de San Marcos firmado por él mismo e impreso en letras grandes, para facilitar la lectura de aquellos que tienen problemas de visión.

El contingente que representará a la Argentina fue reunido por la Conferencia Episcopal y viajará hacia Roma el jueves, acompañado por el sacerdote Gustavo Antico.

“El papa Francisco quiere regalarles un momento de mutua ternura y reconocimiento y transmitirles una bendición de larga vida como dice el lema de la jornada”, comentó Antico en diálogo con Télam.

El sacerdote apuntó que “nuestro paí­s conoce bien del aprecio y valoración del Papa por los jóvenes y ancianos. Reiteradas veces en sus palabras y exhortaciones nos invita a cuidar sus vidas y a valorar su sabidurí­a”.

“Francisco habla reiteradamente de la cultura del descarte y alerta sobre la profunda herida que se genera en un pueblo o sociedad que no asume con amor a quienes son el futuro y también a aquellos que conservan y saben comunicar la riqueza de la fe y la sabiduría, necesarias para el desarrollo social y de la Iglesia”, subrayó.

Entre los mayores que llegarán a Roma habrá algunos muy especiales, como los dos ancianos prófugos del Kurdistán iraquí, que debieron huir tras perderlo todo.

La jornada, que contará con la presentación del artista Andrea Bocelli, incluirá un momento de diálogo con el Papa y concluirá con una misa, que será presidida por Francisco y concelebrada por 100 ancianos sacerdotes de varias partes del mundo.

http://www.telam.com.ar/notas/201409/79176-adultos-mayores-papa-francisco-viaje-roma-vaticano.html