Los “abuelos googleros” a los que la tecnología les cambió la vida



Por: Daniela Blanco
infobae.com

Cinco historias de personas de entre 71 y 84 años a los que el mundo online los llenó de proyectos y estímulos

MARTES 19 DE AGOSTO 2014

¿Quién dijo que la tecnología sólo irrumpe y modifica la vida de los más jóvenes? Esta vez las historias pertenecen a cinco abuelos de entre 71 y 84 años cuyas historias de vida a partir de acercarse a la tecnología, además de convertirse en un antídoto eficiente contra la soledad, sirvieron como punto de partida para reencontrarse y acercarse a sus afectos de una manera activa y profunda.

Más allá de su condición social de ser adultos mayores, la vida de Nelo, Aída y Titina, de 80 años; de Lydia de 84 y de Nelly de 71 está hoy atravesada por el uso, los alcances y beneficios de la tecnología.

A todos la tecnología les permitió una gran integración con la familia y amigos. Y coinciden en que, si no hubiesen aprendido a usar la computadora, los buscadores y las redes sociales, “hubieran quedado afuera de la vida de su familia y de la sociedad”. Aguda reflexión de época.

Nelo, de 80 años, es ingeniero civil jubilado y explica a Infobae: “Tuve “cinco profesores” expertos que se quedaron a mi lado hasta que yo aprendí a usar el Google Earth, que es mi herramienta favorita”, dice orgulloso al presentar a esos cinco profesores que no fueron otros que sus propios nietos. Nelo usa el Earth para espiar de cerca su querida Italia, de donde él es descendiente directo; y también el cielo y los planetas. Y a través del “pegman” del Street View ya planificó varios viajes donde pudo ver la ubicación del hotel, la fachada, y el recorrido a realizar”.

Titina se inició con el buscador más universal del mundo y también es una tuitera consumada. Envía reflexiones y se anima a meterse en los debates cotidianos que proponen las redes. Ella es @abuelatitina. Fue bancaria y durante años manejó el Telex que permitía que muchas sucursales estuvieran interconectadas. Así que a ella la tecnología siempre le despertó curiosidad y supo dimensionar lo que podía brindarle.

Historias entrecruzadas

Nelo lleva adelante con hidalguía una enfermedad crónica y difícil como la miastenia gravis; él es el único enfermo añoso de la ciudad de La Plata. Pero con la ayuda de un pastillero con el que cada 4 horas se agrega “bromuro” al cuerpo para no debilitarse y “conectar todos los cables”, como él mismo dice, sobrelleva el mal sin contratiempos.

El primer acercamiento de Nelo con una computadora fue hace 5 años, cuando sus hijos y nietos le insistían en que se anime a aprender a usarla.

Nelo dice a Infobae: “Siempre fui una persona muy activa, y sentía que el día me quedaba grande y no sabía bien qué hacer con mi tiempo libre. Primero abrí un mail para comunicarme con amigos, familiares y parientes que viven en Europa; pero cuando conocí y aprendí a usar Google Earth y Street View sentí que las posibilidades con la tecnología eran inagotables”.

Los buscadores en internet ayudaron a estos “cinco curiosos profesionales” a despertar y profundizar el interés sobre temas y lugares que siempre desearon conocer o saber más. Como es el caso de Aída que luce impecable y elegantísima a sus 80 años y que se confiesa fanática de las noticias. Ella no prescinde un solo día de leer varios diarios online; ni de cruzar e interpretar la información caliente de la actualidad. De hecho, su familia muchas veces la llama a ella para preguntarle sobre las primicias del día.

Aída precisa a Infobae: “La primera vez que me familiaricé con internet a través de los buscadores y los mails tuve la misma sensación de cuando a los 17 años vi por primera vez la televisión. Me quedé boquiabierta, impresionada”.

TODOS COMPARTEN EL HÁBITO DE PRENDER LA MÁQUINA A LA MAÑANA Y DEJARLA PRENDIDA DURANTE TODO EL DÍA. NO SE PASAN LARGAS HORAS FRENTE A LA PANTALLA, SINO QUE LA VISITAN DE A RATOS.

Los buscadores y las redes sociales cumplen para ellos una función de entretenimiento y comunicación con su entorno familiar. Y a la vez los ayuda a resignificar su propia historia a partir de lo que descubren. Todos visitaron historias pendientes.

Aída tiene una historia de reencuentro a partir de la tecnología: “Gracias al mail y a las redes sociales pude retomar contacto con una amiga del colegio que por 60 años no supe nada de ella. Hace poco viajé a verla a Nueva York”.

Mentores positivos

La clave de las cinco historias fue el rol del “grupo de mentores” a su alrededor. Así fue como el miedo inicial a la tecnología lo pudieron vencer de la mano de un ser querido o cercano que los empujó a hacerlo.

Titina con sus gloriosos 80 a cuestas usa Yahoo Search, Picasa, Google Maps y YouTube. Hace varios años que su hijo le regaló una computadora y para su primer acercamiento, una profesora estuvo 5 horas explicándole el paso a paso de las herramientas. Luego de eso y de sus anotaciones en un cuaderno, empezó a usarla sola. Cuando necesita ayuda se la pide a sus nietos o a sus hijos.

Titina explica a Infobae: “Hace un tiempo se rompió el portero eléctrico en mi edificio y desde la administración me dijeron que como era importado no se iban a conseguir repuestos para arreglarlo. A través del buscador de Google rastrée los datos de la marca y resultó que el service estaba muy cerca de mi casa. Me fui hasta allí y solucioné el tema que la administración no resolvía. A través de Picasa veo las fotos de mis familiares y siento como si hubiese viajado con ellos. Y uso Google Maps para “recorrer” de manera virtual lugares que deseo conocer. ¡Así viajo!”.

Titina utiliza YouTube para grabar videos “tutoriales” para personas de su edad que no se animan a utilizar la computadora.

“A MÍ LA TECNOLOGÍA ME AYUDÓ MUCHO CUANDO QUEDÉ VIUDA. ESTABA SOLA Y NO TENÍA CON QUIEN HABLAR. LA VERDAD ME SIRVIÓ COMO TERAPIA”, REFUERZA TITINA, DE 80 AÑOS.
Para Lydia, a los 84, la computadora también es la herramienta perfecta para compartir la vida cotidiana de sus hijos y nietos que tiene desparramados entre Ecuador, España e Italia. “Me fascina usar el traductor de Google, no sólo me traduce los textos sino también las palabras. Es una manera de aprender idiomas. Cada vez me animo más con el italiano”.

Su Twitter @lelabeba también es filoso y sobre todo la muestra como una experta jugadora de Brigde online. Lydia sonríe cómplice y confiesa a Infobae: “Algunas veces por mis comentarios me han sacado de la mesa”.

Lydia -“Lela”, la llaman sus nietos- usa Gmail, los Hangouts con su familia, Google Drive y Yahoo Search. Le regalaron la computadora hace 2 años y a partir de ahí comenzó a estudiar computación con su profesor Ricardo, a quien recibe una vez por semana con café con leche y sanguchitos. Lo trata como a un nieto más y destaca la paciencia que le tiene. Lela lleva su cuaderno de computación a todas partes, incluso a esta entrevista.

Lydia dice a Infobae: “Hago hangouts a diario para comunicarme con mis hijos y nietos que viven lejos. Y pasan cosas graciosas porque muchas veces están en medio de una reunión importante y aparezco yo desde la camarita en la compu. Y ellos me dicen: -Mamá, en cinco te llamo. También se ríen cuando firmo los chats. Mis nietos dicen: Lela ya sabemos que sos vos. A mí usar la tecnología me cambió la vida, los siento a todos muy cerca”.

Lydia también busca la tecnología para entretenerse: “Me encanta el Candy Crush, el Bridge y el Solitario. Y cada vez me animo a estar más activa en las redes sociales. Y como me gusta mucho cocinar, busco recetas en el buscador y “googleo” a mis chefs favoritos”. También resuelve problemas y ejercicios online para ejercitar la mente.

Disparar el conocimiento

A los espléndidos 80 años de Aída lo único que le faltaba era probar los alcances del uso de la computadora. Y hace 7 años que se decidió. Hoy usa Gmail, Yahoo Search, Google Maps y YouTube

Aída prefiere aprender sola y meterse en los buscadores. Le gusta estar informada, por lo que los diarios online son sus favoritos y su principal fuente de información. Siempre está al tanto de todo lo que sucede y es curioso porque sus nietos la “usan” como fuente de información a ella.

Aída explica a Infobae: “Los buscadores son verdaderas herramientas que generan conocimiento. Para mi vida hoy son imprescindibles para investigar, informarse y comprar. Cuando miro televisión tengo un block a mi lado donde anoto todo lo que me genera curiosidad y sobre lo que quiero profundizar. Luego voy a la computadora e investigo todo”

“Tuve la posibilidad de viajar mucho y utilicé la tecnología de mapas de Google para organizar los viajes; buscar hoteles y sitios turísticos para visitar. También me encanta mirar videos en YouTube”.

NELO ES UNA PERSONA MUY CURIOSA. ENTRE SUS BÚSQUEDAS FAVORITAS ONLINE FIGURAN LA METEOROLOGÍA DE BUENOS AIRES, BIOGRAFÍAS DE ARTISTAS Y PERSONAS QUE ADMIRA Y TEMAS DE INGENIERÍA QUE LO APASIONAN
Dice Nelo: “También uso el traductor. Para entender los significados de las canciones, a pesar de ser descendiente de italianos, traduzco las canciones de Luciano Pavarotti que más me gustan. Para mí internet es como una biblioteca a medida donde encuentro todo lo que necesito, la computadora para mí es una gran compañía”.

La benjamina del grupo

Nelly Lois, de 71 años, es la más joven del grupo. Usa el buscador de Google, YouTube y de a poco se anima a las redes sociales.

La historia de Nelly con la tecnología empezó hace 6 años cuando uno de sus hijos se separó y se fue a vivir con ella a su casa. Él llevó su computadora y en un principio ella no se animaba a tocar nada porque tenía miedo de romperla.

Su nieta de 8 años fue la gran mentora para que Nelly se anime a la máquina y fue quien empezó a enseñarle a usarla. “Hasta me tomó una prueba escrita que aprobé con felicitado. Guardo ese papel como mi gran tesoro y así comenzó mi relación con el mundo online. La tecnología se convirtió en un punto de encuentro con mi nieta, nos acercó muchísimo. Ambas aprendíamos, la una de la otra, fue algo muy lindo”.

Dice Nelly a Infobae: “Como a mí me encanta la jardinería, a través del buscador me informo de cosas nuevas relacionadas a la jardinería que no sabía; me encanta buscar cosas raras o extrañas tipo los récords Guiness que nunca ví, ni imaginé. Me gusta mucho investigar”.

En 2012 la inundación que azotó al barrio de Saavedra se llevó la computadora de Nelly y casi todos sus muebles. Pero su familia no dudó en reponérsela.

“En mi grupo de amigas cercanas y otras que viven en Mar del Plata impulsé que varias se animen a la compu y ahora estamos más conectadas. Soy de las que cree que lo que no está en Google, no existe”.

Sin quererlo ellos hacen cross media, mejor que cualquier experto: vinculan los medios tradicionales con las nuevas tecnologías. Y esto les permite tener más discernimiento y opinión sobre la realidad de todos los días. Pero lo más importante es que no están ni se sienten solos, sino por el contrario, llenos de proyectos y entusiasmo.

Más información:

En 2010, Tittina grabó un video en You tube sobre “No le tengas miedo a la tecnología”:

http://www.infobae.com/2014/08/19/1588774-los-abuelos-googleros-los-que-la-tecnologia-les-cambio-la-vida