Estela de Carlotto, un símbolo de las nuevas vejeces

La abuela que lidera la lucha por recuperar la identidad de los nietos apropiados durante la última dictadura militar es un emergente de una generación de personas mayores que, lejos del prejuicio de asociar vejez con debilidad, participan con enorme fortaleza en diferentes batallas.

Telam 11.8.2014

“Tanto las Abuelas de Plaza de Mayo como las Madres son organizaciones conformadas por personas cuyas edades rondan los 80 años, y desde ese lugar arrastran y traccionan al resto de las generaciones con sus ejemplos, con su paso, con su crecimiento”, aseguró a Télam el psicólogo Sergio Fajn, quien trabaja con adultos mayores desde hace más de dos décadas.

El especialista aseguró que “ellas marcan la ruptura con un modelo hegemónico: el del envejecimiento vivido con pasividad, con acatamiento, con sumisión; frente a esto ellas se posicionan, muestran y practican la rebeldía, la constancia por la construcción de una patria más justa, más libre”.

“Este nuevo escenario marca diferencias respecto a cómo se concibe a este sujeto social, el sujeto que envejece. Nos confronta con un espejo que abre nuevos horizontes, nos interroga y desafía respecto al modo de envejecer”, sostuvo.

Para Fajn, en este caso “el placer está ligado al colectivo, a la solidaridad, a recomponer un proyecto que quedó detenido. Un placer no sólo vivido en los cuerpos, sino un placer de representación, un placer en la reconstrucción de la verdad histórica, en que se atraviese por la justicia a los responsables de los crímenes atroces, a que no haya más impunidad”.

“Este nuevo escenario marca diferencias respecto a cómo se concibe a este sujeto social, el sujeto que envejece. Nos confronta con un espejo que abre nuevos horizontes, nos interroga y desafía respecto al modo de envejecer”
Sergio Fajn, psicólogo “La lucha se relaciona con la alegría de conquistar actos justos y no por la vía de la venganza. Entonces, a estas abuelas no se les permite sino más bien se lo han ganado, han armado un nuevo mundo que ahora las reconoce”, añadió.

En el mismo sentido, el psicogerontólogo Ricardo Iacub, titular de la cátedra de Tercera Edad de la Facultad de Psicología de la UBA, aseguró en un texto escrito para Aqua Mayor, la señal audiovisual destinada a adultos mayores, que “Estela demuestra que la edad no es un límite, aun cuando tenga que usar el bastón en algunos casos o pueda tener algún que otro dolor cada tanto”.

“A las Abuelas, aún cuando su nombre alude a una cierta edad, no solemos pensarlas como una agrupación de gente grande. Esta organización, que es sin duda una de las más combativas y exitosas que contamos en Argentina, no depende de la pasión juvenil porque se sostiene con la pasión de los mayores”.

Al rescatar también que no es la sociedad la que les habilita el espacio, sino que fueron ellas quienes supieron conquistarlo, aún en aquellos años de terror, Iacub sostuvo que “las Abuelas no requieren que las ayuden a manifestarse, encontraron los modos para seguir reivindicando su gesta con un estilo original y altamente exitoso”.

“Aunque en esta oportunidad hablamos de Estela por la coyuntura, no es ella claramente la única actora mayor con esta impronta. El historiador Osvaldo Bayer, por ejemplo, es cada vez más consultado por los jóvenes y tenido en cuenta y ya ha superado los 80”, recordó Iacub.

En referencia a la lucha por sus derechos específicos, los jubilados y pensionados tienen una larga trayectoria donde Norma Plá ocupó en la década del 90 un espacio preponderante en el reclamo por una jubilación digna.

“Luchá jubilado, por vos mismo. Si no luchás vos porque no te querés es porque te robó la vida este sistema. A la juventud también le digo que sigan luchando. Tenemos que estar unidos”, decía Plá unos meses antes de morir, a los 63 años, víctima de cáncer en 1996, sin haber podido conseguir el aumento merecido.

Fue ella quien impulsó al grupo de mayores que todos los miércoles marchaban en Plaza Lavalle, acción que todavía sostienen desde la Mesa Coordinadora Nacional de Organizaciones de Jubilados y Pensionados de la República Argentina, ahora trasladados frente al Congreso Nacional.

“La lista de mayores que luchan, afortunadamente, es interminable. Los mayores pueden transformar el país, con desafíos tan intensos y profundos como el que lleva a cabo Abuelas”, sostuvo Iacub.

Para el especialista, es por esta razón que Estela, esa adulta mayor que por momentos parece una vieja sabia y por momentos una vieja revolucionaria, ha sabido demostrar con extraordinaria capacidad, que no hay edad para tamañas batallas”.

http://www.telam.com.ar/notas/201408/74228-estela-de-carlotto-nuevas-vejeces-adultos-mayores.html