Pensar en cuidadores, otra forma de prevenir

Con el paso del tiempo crece la cultura de la prevención. Cada vez más personas buscan comer sano, practicar ejercicio o realizar algún hobby gratificante. A su vez, con el aumento de la esperanza de vida, se piensa más en el concepto de envejecimiento activo, para vivir con calidad los años ganados.

Más allá de los hábitos diarios para mejorar la salud, contar con una cobertura completa es algo que tranquiliza a la mayoría de la población. Sin embargo, en países como Uruguay, existe un concepto que en Argentina no está del todo instalado: contratar un plan preventivo de acompañantes terapéuticos o de salud de la misma forma que una prepaga. Los primeros de estos profesionales, suelen trabajar con niños y adultos que por problemas o discapacidades físicas o mentales necesitan un apoyo para insertarse en ámbitos laborales, educativos o de recreación. Los segundos suelen ayudar en las actividades de la vida diaria a los adultos mayores, que suelen sufrir desde demencias hasta fracturas.

docsalud.com
17.6.2014

“Se suele buscar un acompañante terapéutico o de salud cuando le pasa a algo a un familiar. Nosotros queremos instalar la cultura de la prevención y así brindar la tranquilidad de que si algo sucede, se puede contar de inmediato con una persona idónea para brindar asistencia”, relató a DocSalud.com la licenciada Silvina Giménez, Responsable de Marketing de Siempre, la única empresa que en Argentina que ofrece planes preventivos de acompañantes terapéuticos y de salud, a los que se acceden por una cuota mensual.
Según detalló Giménez, la compañía también dispone de planes inmediatos, es decir los que se contratan una vez que a un familiar le sucede algo, pero se busca virar hacia la prevención.
Estos servicios se vuelven necesarios si se toma en cuenta que los enfermeros a domicilio para las patologías típicas de la vejez no están contemplados ni en obras sociales ni prepagas así como tampoco los acompañantes terapéuticos para las discapacidades no certificadas.
Acompañantes de salud, vitales en la tercera edad
La licenciada Ana Verónica Boggio, psicóloga especializada en adultos mayores y cuidados domiciliarios, quien coordina y supervisa los servicios de acompañantes de Salud, destacó que “Argentina es uno de los países de Latinoamérica con la población más envejecida, por lo que es necesario tomar como política el cuidado y la atención del adulto mayor”.
Por otra parte, la experta destacó que ser adulto mayor no es sinónimo de estar enfermo. “Muchas veces decimos y escuchamos frases como ´mi mamá empieza con cosas de viejo’ y eso es incorrecto. Hay que diferenciar el envejecimiento saludable del patológico. Cuando se empieza con manifestaciones es porque existe una sintomatología que hay que tener en cuenta”, indicó Boggio en diálogo con DocSalud.com.
A su turno, Giménez destacó que “existen estudios de mercado que muestran que hay muchos adultos mayores que están pasivos y que lo que falta es darles recreación y bienestar”. En ese sentido “este servicio de prevención empezó a tener más lugar porque hay muchas personas que no quieren quedarse aisladas y seguir activas”.
Si bien Boggio especificó que en los ancianos existe una polipatología, la central es el deterioro cognitivo, en especial la demencia de tipo Alzheimer.
“Lamentablemente, a nivel mundial, se está hablando de epidemia de Alzheimer y muchos familiares, por considerar ciertos olvidos como cosas de la vejez nos consultan en estadios intermedios. Buscamos que consulten lo antes posible para poder hacer hincapié en el tratamiento no farmacológico, que ralentiza la aparición de síntomas, mientras los especialistas administran la terapia farmacológica, que aplaca las manifestaciones, pero no las hace desaparecer”, indicó.
Los acompañantes de salud, que suelen ser enfermeros, asisten al adulto mayor en sus actividades de la vida diaria, como por ejemplo, la comida, el aseo, la vestimenta y el traslado y se los suele requerir tanto para patologías como Parkinson, Alzheimer, así como internaciones domiciliarias durante postoperatorios.
Acompañantes terapéuticos, pilares de la integración
Lograr cumplir objetivos en distintos ámbitos, como el laboral o el educativo puede ser difícil en casos de discapacidades motrices, parálisis cerebrales y discapacidades mentales leves así como los trastornos generales del desarrollo y del aprendizaje. También cuando hay problemas de tipo psiquiátrico, cuadros agudos como TOC, neurosis obsesiva y tono de angustia generalizada
La licenciada María Soledad Mercado López, psicóloga, supervisora y auditora de los servicios de acompañantes terapéuticos de Siempre, explicó que brindan “una prestación de tipo ambulatoria y domiciliaria donde lo que busca es que el paciente pueda insertarse o reinsentarse en los ámbitos laborales, educativos o de recreación cuando no puede hacerlo de manera autónoma e independiente”.
La experta indicó que se trabaja con todas las edades en casos de discapacidades no certificadas y a partir de los tres años cuando existe un certificado de discapacidad
“Se indica un acompañamiento terapéutico con objetivos. Si se trata a un niño o adolescente, se intenta que el chico pueda sostener o acceder al ámbito escolar cuando hay una discapacidad motriz o mental o trastornos como dificultades en la atención. El acompañante le permite acceder al chico a la educación en una escuela común, porque de no tener ese recurso tendría que estudiar en una institución especial, no tanto por sus dificultades cognitivas sino porque no está adaptado socialmente por su discapacidad al aula”, agregó Mercado López..
La profesional indicó que además de disponer certificados de acompañantes terapéuticos, busca que su equipo esté compuesto por “profesionales o estudiantes de carreras vinculadas con la salud mental, como psicopedagogía, psicología, servicio social y hasta terapia ocupacional”.
Sumar y contener a la familia
“Los acompañantes terapéuticos siempre trabajamos con el entorno del paciente, ya sea la familia, la maestra, los compañeros o la directora. Además pueden surgir situaciones inesperadas, por ejemplo una madre con un cuadro depresivo por una situación difícil que vive su hijo” indicó Mercado López.
“Por tales motivos, y tras elegirlos de acuerdo a perfiles, se evalúa constantemente la tarea de un acompañante terapéutico, ya que se debe tener mucha fortaleza”, indicó la psicóloga.
Por último, tanto Boggio como Mercado López coincidieron en que se trabaja para contener a la familia. En el caso de los niños con una discapacidad, la principal preocupación de los padres, según detalló la coordinadora de acompañamientos terapéuticos es el “qué va a pasar cuando yo no esté”. Con los adultos mayores, se trabaja con los familiares para explicar los distintos estadios de las demencias, por ejemplo.
Otros servicios necesarios
Además de los planes preventivos e inmediatos que contemplan acompañantes terapéuticos y de Salud, Giménez detalló que la empresa cuenta con especialistas que se contratan por hora, entre ellos kinesiólogos, fonoaudiólogos, fisioterapeutas, psicólogos y hasta médicos de distintas especialidades siempre dispuestos a dar una segunda opinión.
Por último Boggio destacó al plantel de psicólogos expertos en adultos mayores, que también se contrata por horas. “Esta población no suele darse cuenta cuando está deprimida. El profesional lo nota cuando hay mucha queja subjetiva y mucho dolor en el cuerpo sin existir una patología. Por eso si los familiares lo notan, esa es una señal de alarma para consultar”, concluyó.

http://www.docsalud.com/articulo/5842/pensar-en-cuidadores-otra-forma-de-prevenir