En 20 años, subió 3 años la expectativa de vida en Argentina

Informe de la OMS 1990-2012

La esperanza de vida en Argentina aumentó un promedio de tres años, una suba a la que los expertos consideran esperable para los países más desarrollados, según un nuevo informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) presentado en Ginebra, Suiza, que recopiló datos mundiales correspondientes al período comprendido entre 1990 y 2012.

Por: Celina Abud
Docsalud.com
15.5.2014

Dos décadas atrás, los argentinos llegaban a una edad de 73 años mientras ahora viven 76, según el nuevo documento. En relación a los sexos, los hombres pasaron de alcanzar los 69 años a los 73, mientras que el incremento en las mujeres fue de 72 a 77 años.
“El aumento registrado en Argentina no es sólo bueno, sino que también es el esperable para un país desarrollado que ya contaba con una base de más de 70 años en el nivel de esperanza de vida”, sostuvo el viceministro de Salud de la Nación, Jaime Lazovski, a la par que agregó que el mayor impacto en este aumento se dio por “la reducción en la mortalidad infantil, porque si los niños no fallecen en el primer año de vida, se espera que lleven una vida completa”.
Según el doctor Lazovski, otros puntos que llevaron a esta mejora a nivel país fueron “el descenso en los accidentes y en las muertes por lesiones, el acceso a tratamientos contra el cáncer y enfermedades infecciosas, las altas coberturas en vacunación y la prevención de la diarrea en los niños”.
A su vez, agregó que la evolución argentina “se va dando en relación a los países desarrollados”, ya que de acuerdo con el documento Japón alcanzó un aumento de cinco años en la expectativa de vida, al pasar de los 79 a los 84 años y Estados Unidos registró un incremento de cuatro años, al pasar de 75 a 79.
“Estos informes mundiales comparativos, que siempre son buenos y estimulantes, se relacionan al desarrollo del país, la calidad de vida de la gente, las mejoras en los servicios de salud y en las estrategias de prevención de enfermedades llevadas a cabo por los ministerios no sólo en vacunas sino también en la promoción de hábitos saludables”, expresó el funcionario.
De acuerdo con la OMS, la esperanza de vida en el mundo aumentó un promedio de seis años en poco más de dos décadas, por lo que un hombre nacido en 2012 puede vivir hasta los 68 años y una mujer hasta los 73, seis años más que aquellos que llegaron al mundo en 1990.
El documento reveló que el aumento mayor se registró en los países pobres, con una media de nueve años más. En Liberia pasó de 42 a 62 años, en Etiopía de 45 a 64, en las Maldivas de 58 a 77, en Camboya de 54 a 72, en Timor Oriental de 50 a 66 y en Ruanda de 48 a 65.
Lazovski expresó que el aumento Argentino es muy bueno, aunque “no es comparable al de los países de África, los cuales tenían una expectativa de vida de 50 años, mientras que en nuestro país era de más de 70”.
A su vez, podría proyectarse un aumento mayor con el paso de dos años si se toman en cuenta dos mejoras recientes, “la disminución de la mortalidad materna, que ocurrió recién en los últimos cinco años tras un gran período de estancamiento” y “las campañas para el control de tabaco, cuyo impacto sobre la mortalidad podrá verse años después en las reducciones de cánceres y enfermedades cardiovasculares”.
Según el documento de la agencia sanitaria de Naciones Unidas, los países en los que los hombres viven más son Islandia con 81 años, mientras que le siguen Suiza, Australia, Israel, Singapur, Nueva Zelanda, Italia, Japón, Suecia y Luxemburgo, todos con valores cercanos a los 80 años.
Pero más allá del lugar del mundo en el que nazcan, las mujeres siempre tienen mayor esperanza de vida que los hombres. En los países ricos la diferencia es de seis años y en los pobres de tres años. El ránking para ellas lo lidera Japón, con un promedio de 87 años, seguido por España, Suiza y Singapur y Francia con 85 años, además de Francia, Australia, Corea, Luxemburgo y Portugal, con 84.
Según explicó Lazovski, “el último valor argentino de esperanza de vida en mujeres es de 79.1 según el Censo del INDEC del 2010” y ellas poseen un nivel más elevado en la expectativa de vida “porque padecían menos enfermedades cardiovasculares y respiratorias que los varones, y en general estaban menos expuestas al estrés de la vida laboral, aunque estas diferencias se están emparejando”.
Del documento de la OMS, también se desprende que un niño que nace en 2012 en un país rico puede vivir hasta los 76 años, es decir 16 años más que uno nacido el mismo año en un país pobre. La diferencia es todavía mayor entre las mujeres, ya que una pequeña que nace en un país pobre tiene una esperanza de vida de 63 años, mientras que en un país rico puede vivir hasta los 82.
Según el informe, las tres primeras causas de muerte prematura son las enfermedades coronarias, las infecciones respiratorias del tracto inferior y el infarto cerebral. También menciona la obesidad infantil como el aumento de riesgo de enfermedades prematuras.
El doctor Ties Boerma, responsable del servicio de estadísticas de salud de la OMS, “en los países ricos, la mayor esperanza de vida se explica porque hay menos hombres y mujeres que mueren antes de los 60 años por ataques o enfermedades cardíacas”.
En el otro lado de la escala sigue habiendo nueve países africanos con una esperanza de vida inferior a los 55 años tanto en hombres como en mujeres.

http://www.docsalud.com/articulo/5706/en-20-años-subió-3-años-la-expectativa-de-vida-en-argentina