Cerebro y corazón: un dúo para cuidar

Por los doctores Gabriel Persi y Hernán Provera.-

Las enfermedades del corazón son la principal causa de muerte en nuestro país, la causa más importante de discapacidad severa es el Ataque Cerebro Vascular (ACV) y las demencias más prevalentes son la enfermedad de Alzheimer (EA) y la demencia vascular (DV). Si se buscara un denominador común que las relacionara es que todas ellas son patologías vasculares.
El cerebro y el corazón son los órganos que con mayor frecuencia sufren una enfermedad vascular. Tanto en uno como en el otro, existen arterias que pueden endurecerse y estrecharse, de manera tal que el flujo de sangre se torne insuficiente. Esto provoca un déficit en la función de del órgano afectado, la lesión del tejido o la muerte del mismo.

docsalud.com 20.5.2014

Estos órganos, aunque tienen enormes diferencias, tanto en su forma de funcionar como en el tipo de patologías que pueden afectarlos, la mayoría de los ACV e infartos cardíacos, así como las principales causas de demencia pueden prevenirse con los mismos cambios de hábitos.
Malas costumbres
Aquellas condiciones que causan la obstrucción de las arterias coronarias son principalmente el hábito de fumar, la hipertensión, la obesidad, la diabetes, el colesterol elevado, el consumo excesivo de alcohol y la falta de actividad física. Estas mismas entidades también afectan las arterias del cerebro y/o a aquellas arterias que llevan sangre desde el corazón. Por lo tanto, es fácil entender por qué las medidas de prevención son las mismas.
En Argentina aproximadamente el 32% de la población es hipertensa y actualmente, se calcula, que el 60% de ellos no lo saben. Entre el 8,5 y el 12% de los argentinos son diabéticos. El 27% fuma y el 40% está expuesto al humo del cigarrillo de otros (tabaquismo pasivo), lo cual también incrementa el riesgo.
En nuestro país el porcentaje de población que tiene una alimentación con alto contenido de frutas y verduras en niveles que previenen las enfermedades vasculares no llega al 5%. Además el 35,4% de los argentinos tienen sobrepeso y el 18% son obesos. A su vez, el 54,9% no realiza una actividad física útil para su salud.
Al evitar el tabaquismo, controlar la presión arterial, adecuar el peso y mantener valores normales de azúcar en sangre estamos cuidando nuestras arterias. Estas medidas nos protegen de lo que hoy llamamos Enfermedad Vascular, que es el denominador común capaz de “detonar” el mal funcionamiento de muchos órganos, entre ellos, el cerebro y el corazón.
La hipertensión, la diabetes y la obesidad abdominal han sido ampliamente relacionadas al desarrollo de demencias como el Alzheimer. Por otra parte, la actividad física parece prevenir su aparición e incluso mejorar el estado de aquellos pacientes que ya la padecen.
Tomar conciencia de los factores de riesgo a los que podemos estar expuestos, saber cómo evitarlos y eventualmente como manejarlos si ya están presentes, son condiciones esenciales para mantener nuestro cerebro y nuestro corazón saludables.
*Los doctores Hernán Provera, médico cardiólogo, y Gabriel Persi, médico neurólogo son Coordinadores del Departamento de Riesgo Vascular INEBA.

http://www.docsalud.com/articulo/5725/cerebro-y-corazón-un-dúo-para-cuidar