“Argentina avanza a la par de países desarrollados en materia de expectativa de vida”

El titular de la cartera sanitaria destacó el descenso sostenido de la mortalidad infantil como uno de los factores que influyó directamente sobre la esperanza de vida de los argentinos. Las estrategias de vacunación, prevención de factores de riesgo y avances en desarrollo humano.

Prensa Argentina
15.5.2014

“En expectativa de vida la Argentina avanza a la par de los países desarrollados y en los últimos años hemos tenido un aumento considerable en ese indicador, que es lo esperable para un país en desarrollo”, sostuvo hoy el ministro de Salud de la Nación, Juan Manzur, al referirse a los últimos datos sobre esperanza de vida que difundió hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS). El ministro además destacó que este indicador “tiene relación con la mejora de las condiciones de vida en general, donde también influye la mejora de los servicios de salud y todas las estrategias de prevención de enfermedades que lleva adelante el Ministerio de Salud”.
“El impacto principal lo tenemos con la mejora en la mortalidad infantil”, indicó el secretario de Promoción y Programas Sanitarios de la Nación, Jaime Lazovski, al referirse a este sensible indicador que en Argentina pasó de 16,5 por mil nacidos vivos en 2003 a 11,1 en 2012. “La expectativa de vida –explicó el funcionario– es un cálculo que se obtiene con respecto a los años de vida que se ahorra la población en general, entonces cuanto más mejora la mortalidad infantil, es cuando las personas no fallecen a temprana edad elevan sustancialmente el promedio general”, ejemplificó.
“Otros factores que pueden influir es una mejora en las muertes por lesiones, que son las que afectan a los jóvenes, y podemos mencionar también disponibilidad de tratamientos para el cáncer y su tendencia a la cronicidad, que en algunos casos es curable, hecho que también impacta en la sobrevida”, detalló. En otro orden, Lazovski enumeró que el acceso a medicamentos para enfermedades infecciosas, las campañas de vacunación que previene la aparición de enfermedades respiratorias y gripe y la promoción de hábitos saludables para atacar los factores de riesgo, son estrategias que la cartera sanitaria nacional, promueve para toda la población con el fin de disminuir las principales causales de muerte de Argentina.
Según el informe de OMS, la esperanza de vida en el mundo aumentó un promedio de seis años entre 1990 y 2012. En Argentina, en los últimos diez años, la evolución de la esperanza de vida al nacer pasó de 73,8 años en 2001 a 75,2 años en 2010, de acuerdo a las cifras oficiales.
En concordancia con la tendencia que revela el estudio internacional, sobre la mayor expectativa de vida de las mujeres independientemente del lugar del mundo en el que nazcan, en Argentina esto también se evidencia. Mientras que en 2001 las mujeres argentinas tenían una expectativa de 77,5 años contra 70 de los hombres; en 2010 la expectativa de vida de las mujeres ascendió a 79,1 años y a 71,6 en los hombres.
Al respecto Lazovski explicó que “las mujeres generalmente suelen estar menos afectadas por enfermedades cardiovasculares y respiratorias que los varones, y se asume que están menos sometidas al estrés de la vida laboral. Estos factores son los que, en líneas generales, se les atribuye la diferencia”.
“Estos informes comparativos de la OMS siempre son aportes importantes al estímulo de los países”, reconoció el funcionario, al tiempo que subrayó “la necesidad de continuar mejorando los indicadores que, en definitiva, es una forma de traducir la calidad de vida de la gente”, concluyó Lazovski.
De acuerdo al ranking que se desprende los datos aportados por el organismo sanitario internacional, las mujeres con mayor esperanza de vida en el mundo la son las de Japón, seguidas de España, Suiza, Singapur, Italia, Francia, Australia, Corea del Sur, Luxemburgo y Portugal.
En cuanto a los hombres, los de Islandia se encuentran en primer lugar, seguidos por los de Suiza, Australia, Israel, Singapur, Nueva Zelanda, Italia, Japón, Suecia y Luxemburgo.
El informe también detalla que el mayor aumento de la expectativa de vida se registró en los países pobres, con una media de nueve años más. Por ejemplo, Liberia ha pasado de 42 a 62 años, Etiopía de 45 a 64, las Maldivas de 58 a 77, Camboya de 54 a 72, Timor Oriental de 50 a 66 y en Ruanda de 48 a 65.
Del estudio se desprende que las tres primeras causas de muerte prematura son las enfermedades coronarias, las infecciones respiratorias del tracto inferior y el infarto cerebral. También menciona la obesidad infantil como el aumento de riesgo de enfermedades prematuras.

http://www.prensa.argentina.ar/2014/05/15/49966-manzur-argentina-avanza-a-la-par-de-paises-desarrollados-en-materia-dee-xpectativa-de-vida.php