Alexander Imich, el nuevo hombre más viejo del mundo

El polaco, de 111 años, obtuvo ese mote cuando murió Arturo Licata, un año mayor que él; peleó contra los bolcheviques, escapó del Holocausto, estuvo en un campo de concentración soviético y ahora vive en Nueva York

La Nación
Martes 06 de mayo de 2014

Es polaco, peleó en guerras, estudio zoología, química y escribió un libro sobre parapsicología. Ahora vive en Nueva York, tiene 111 años y, desde hace diez días, es el hombre más viejo del mundo.

“No es como si hubiese ganado un premio Nobel”, dijo Alexander Imich a The New York Times cuando -después de la muerte de Arturo Licata, de 112 años, el 24 de abril- se convirtió en “el hombre más viejo del mundo”. “Nunca pensé que sería tan viejo”, agregó.

Alexander Imich nació el 4 de febrero de 1903 al sur del actual territorio de Polonia. Cuando tenía apenas 15 años, tuvo que enlistarse para luchar contra los bolcheviques en 1918 junto a sus compañeros de clase.

Después del conflicto, volvió a la escuela y, al recibirse, obtuvo un doctorado en Zoología y luego se licenció en Química. Se dedicó a escribir ensayos y se especializó en parapsicología, principalmente por su obsesión con la medium polaca Matylda.

A fines de la década del 30, ante la llegada de la Segunda Guerra Mundial, huyó de Polonia y del Holocausto junto a su mujer, Wela, rumbo a la ciudad soviética de Bialystok. Pero, por resistirse a aceptar la nacionalidad soviética, terminaron en un campo de concentración, un gulag soviético.

En 1951, cuando lo libraron -y se enteraron que la mayoría de sus familaires y amigos habían muerto- se mudaron a Estados Unidos.

Primero vivieron en Connecticut y luego se mudaron a Nueva York, donde Wela desarrolló su carrera como pintora y psicoterapeuta hasta su muerte, en 1986. Mientras tanto, Alexander comenzó a destacarse por su trabajo sobre parapsicología. A los 92 años, publicó su primer libro, Incredible Tales of the Paranormal, sobre ese tópico.

En 2002, perdió todos sus ahorros en el mercado financiero y comenzaron a complicarse sus problemas de dinero y de salud, algo que fue subsanado con la ayuda de la comunidad judía local, a la que llegó contando su larga y memorable historia a través de los medios

Imich, no obstante, tiene a unas 60 mujeres que lo superan en edad. Encabeza esa lista Misao Okawa, una japonesa de 1898..

http://www.lanacion.com.ar/1688167-alexander-imich-el-nuevo-hombre-mas-viejo-del-mundo