Juicios de jubilados: pagarían 45.000 sentencias este año

POR ISMAEL BERMÚDEZ

Es 12,5% más que en 2013. Hay aún 325.000 juicios

Clarín
11.3.2014

El Gobierno proyecta pagar este año 45.000 sentencias a favor de los jubilados. Así, intentará reducir la cantidad acumulada de juicios (stock), que ronda los 325.000. Para lograr este objetivo, la ANSeS tiene a su favor que está decreciendo la cantidad de demandas nuevas presentadas por jubilados. Pero aún así, a este ritmo, le insumiría 7 años cancelar la actual cantidad de juicios en trámite, descontando que la gran mayoría sería favorable al reclamo de los jubilados.

El año pasado la ANSeS canceló 39.448 sentencias. Por eso, las 45.000 prometidas para 2014 equivalente a un incremento del 12,5%. Para este año están presupuestados $ 6.500 millones con los que podría hacer frente a las sentencias. Igual, por la mayor inflación e incrementos de la tasa de interés, no se descarta que para cumplir con esa meta, el Gobierno s e vea obligado a ampliar la partida de dinero incluida en el Presupuesto. También porque la Justicia está dictando más sentencias.

De todas maneras, los tribunales previsionales están abarrotados de expedientes. Las 325.000 causas en trámite son las que registran movimientos en los últimos 2 años, pero muchas de las que exceden ese plazo se reactivan cuando se inician trámites sucesorios o por otras razones.

A esto se suman las demandas de los retirados y pensionados de las Fuerzas Armadas y de Seguridad contra sus respectivas cajas jubilatorias. Y se agregan también las demandas y ejecuciones de la AFIP y del Registro Nacional de Trabajadores y Empleadores Agrarios (RENATEA) contra los empleadores con mora o incumplimientos en los pagos de aportes y contribuciones a la Seguridad Social.

Por esta razón, a través de una Acordada, los jueces de la Cámara pidieron a la Corte Suprema la creación de cinco nuevos juzgados para agilizar los expedientes y resolver los problemas edilicios.

Para los jubilados la agilidad del juicio no es menor. A la menor expectativa de vida, se suma que, por los tiempos que insumen los juicios el pago de la retroactividad es importante. Por ejemplo, según datos de la ANSeS, en promedio, en diciembre pasado el monto medio de las retroactividades fue de $ 227.000. Y los casos reajustados generaron un reajuste del haber del 90% (ver infografía).

El titular de la ANSeS, Diego Bossio, dijo que el crecimiento de la litigiosidad previsional tiene una próxima “fecha de vencimiento” porque son muy pocos los nuevos jubilados que tienen razones para iniciar un juicio contra el Estado: fueron apenas 574 en 2013 sobre 321.817 casos.

Eso se debe a que la mayoría de las demandas corresponden a los casos Badaro y Elliff. Por la falta de actualización de los haberes durante los gobiernos de Eduardo Duhalde y de Néstor Kirchner (hubo aumentos del haber mínimo y el resto quedó semicongelado) en esas causas la Corte Suprema ordenó reajustar los haberes de los jubilados por el período enero 2002 a diciembre de 2006 un 88,3%, de acuerdo a la evolución de los salarios y ajustar por las subas salariales el cálculo del sueldo de referencia para determinar el haber inicial, lo que implicaba jubilaciones más altas. En base a esos fallos hubo a partir de 2007 una avalancha de juicios.

A partir de 2009 empezó a regir la “movilidad jubilatoria”, corrigiendo los motivos que habían llevado a la Corte a dictaminar a favor de los jubilados. De todas maneras, aun está pendiente la demanda de la Defensoría del Pueblo de extender Badaro a todos los jubilados que no hicieron juicio – el tema está demorado en la Corte Suprema—y aparecen nuevas demandas por la falta de proporcionalidad entre la jubilación y el sueldo activo de la misma actividad.

http://www.clarin.com/politica/Juicios-jubilados-pagarian-sentencias-ano_0_1099690044.html