“Cambiar el estilo de vida previene la mitad de los tipos de cáncer”

Christopher Wild tiene 55 años y lleva tres décadas investigando el 80 por ciento de tipos de cáncer que se deben a causas ambientales y a malos hábitos. Nacíó en Manchester, Inglaterra, “donde esta enfermedad mata por igual a pobres y ricos”. Hoy es director de la Agencia Internacional del Cáncer y arranca esta entrevista con una reflexión en voz alta: Hace 30 años, cuando empecé a investigar el cáncer en el laboratorio, pensaba que su curación sería un fármaco…

POR LLUÍS AMIGUET
Clarín
20.3.2014

¿No es así?

Pronto me di cuenta de que el laboratorio no era la vanguardia de la investigación, sino sólo un frente más de la lucha.

¿Y dónde se libra en este momento la batalla decisiva?

Aplicando lo que sabemos de prevención a políticas de Estado -no basta con las conductas individuales- para cambiar actitudes en nuestra vida cotidiana. Por eso yo puedo decirle cómo evitar la mitad de los cánceres.

Entonces empiece ya, doctor.

Cada cultura y estilo de vida genera sus propios factores de riesgo: beber el mate demasiado caliente en Uruguay aumenta los casos de cáncer de garganta; en Australia, los anglosajones expuestos a un sol despiadado sufren un alto porcentaje de cáncer de piel. En Africa Occidental, la hepatitis B aumenta los cáncer de hígado junto a la aflatoxina: hongo que parasita maíz y cacahuetes.

¿Y la vacuna del virus del papiloma es una esperanza?

Hay vacunas cuyo impacto tardará años en apreciarse, pero son necesarias. Ahora mismo vamos a empezar a recomendar otras.

¿Qué más podemos hacer para protegernos?

Debemos transformar en política lo que apunta el laboratorio y los datos que nos proveen las estadísticas del tema.

¿Por qué no puedo hacer prevención yo solo?

Porque usted solo no puede cambiar su estilo de vida. Por ejemplo, las ciudades deben planificarse para invitar a andar y hacer ejercicio. En Houston, Estados Unidos, me miraban como un marciano cuando iba andando al hospital.

Es que allí no hay ni aceras.

Por eso son más obesos. Y le daré la mala noticia: en los próximos 20 años habrá un 80 por ciento más de cánceres en el mundo.

¿Por qué?

Porque los países emergentes alargan sus vidas y con el progreso suman los factores de riesgo de los países ricos.

¿Qué factores?

Los países pobres padecen muchos tipos de cáncer causados por infecciones virales. Hoy, además de los suyos, sufren los nuestros al adoptar nuestra dieta y nuestro estilo de vida.

¿Sus genes no les protegen?

Los japoneses que se mudan a EE.UU. en pocos años sufren los mismos cánceres que los estadounidenses. Sin embargo, sus genes aún son los de Japón.

En consecuencia…

Sabemos qué factores del entorno o de nuestros estilos de vida influyen en el 80 por ciento de cánceres; el 20 por ciento restantes son atribuibles a la herencia genética.Y repito: ya sabemos cómo evitar la mitad de los casos con políticas adecuadas.

Veamos.

Fíjese en el tabaco: tras décadas de lucha hemos logrado ahora un gran descenso de cáncer de pulmón en los países que la iniciaron antes. Pero no todos los políticos son capaces de tomar decisiones impopulares, cuyas ventajas se verán dentro de 20 años.

¿Qué nuevos factores detectan?

Uno de cada cinco cánceres se debe a virus; otros a radiaciones, especialmente de la luz solar; al alcohol; a agentes químicos; y ahora también encontramos factores psicológicos, como el estrés, cuyo impacto deshilacha los telómeros de los cromosomas.

¿Esos factores son “nuevos”?

Lo nuevo es que hoy podemos ver qué factores han alterado el ADN dando lugar a cada tipo de cáncer.

http://www.clarin.com/sociedad/Cambiar-estilo-previene-tipos-cancer_0_1105089544.html