Una cuestión de abecedario

alfabeto emocional

POR SILVIA FESQUET / EDITORA JEFA DE CLARÍN
10.1.2014

El mail llegó unas semanas atrás, enviado por una querida amiga, y la combinación entre el nombre de quien remitía, y la calurosa recomendación que hacía acerca del envío en cuestión eran ya una invitación insoslayable a leer con detenimiento el contenido. Una suerte de título rezaba: “Pocas R y muchas S”.

La intriga crecía y en igual proporción lo hacía la ansiedad por seguir leyendo. El texto hacía mención a un médico, Juan Hitzig y a un libro de su autoría, “Cincuenta y tantos. Cuerpo y mente en forma aunque el tiempo siga pasando”. Al parecer, las ideas centrales del trabajo refieren a investigaciones según las cuales alrededor de esa etapa de la vida estaría el Punto de Inflexión Biológica, responsable de definir de qué modo envejeceremos.”El cerebro -dice el autor.- es un ‘músculo’ fácil de engañar: si sonríes cree que estás contento, y te hace sentir mejor”.Apuntando a la importancia del pensamiento, el especialista elaboró una suerte de alfabeto emocional. Habla, así de las conductas con R: resentimiento, rabia, reproche, rencor, rechazo, resistencia, represión, generadoras de cortisol, hormona del estrés cuya presencia prolongada en sangre es muy dañina para las células arteriales, dado que aumenta el riesgo de sufrir enfermedades cardio o cerebrovasculares. Por el contrario, explica, las conductas con S, como serenidad, silencio, sabiduría, sexo, sabor, sueño, sonrisa, sociabilidad, seducción, son disparadoras de serotonina, hormona que genera tranquilidad, mejora la calidad de vida y retrasa el envejecimiento celular. Y entre otras muchas reflexiones del autor, va ésta: “Presta atención a tu carácter porque se hará biología”.Una sensata recomendación para no rechazar.

El Dr. Juan Hitzig es profesor de Biogerontología de la Escuela de Ciencias del Envejecimiento de la Universidad Maimónides

http://www.clarin.com/mujer/cuestion-abecedario_0_1063693621.html