Triglicéridos y colesterol: la importancia del Omega-3

Por: Soledad Blardone
Bajar los niveles de ambos enemigos de la salud cardíaca no es tarea sencilla. Sin embargo, una dieta sana, ejercicio físico moderado y el consumo de Omega-3 puede ser un trío exitoso. Un médico lo explica para Infobae

17.1.2014

Los niveles altos de colesterol y triglicéridos suelen ser un problema de salud muy común en la población y reducir estos índices es una tarea de vital importancia para mantenerse sano.

“Los triglicéridos, así como el colesterol, son tipos de grasa presentes en la sangre y en los tejidos corporales y que, en cantidades apropiadas, sirven para que el organismo funcione bien. Su exceso aumenta el riesgo de tener un infarto o un ataque cerebral. Con frecuencia, la elevación de los triglicéridos ocurre al mismo tiempo que el aumento de los niveles de colesterol”, explicó el Dr. Carlos Moretto, médico y docente de la Universidad John Kennedy.

Si la dieta y el ejercicio no reducen los niveles excesivos, es altamente probable que el médico indique tomar medicamentos. Las estatinas son usadas para reducir el colesterol: bajan los niveles del malo, suben los niveles del bueno y pueden atrasar la formación de plaquetas en las arterias. El Omega-3 es un medicamento utilizado para bajar los niveles excesivos de triglicéridos.

Para el Dr. Moretto, ante un aumento de colesterol o triglicéridos el médico indicará una dieta apropiada y un plan de ejercicios –no necesariamente actividades deportivas- y, probablemente, de normalización del peso corporal.

“A través de estudios científicos se sabe que los ácidos grasos Omega-3, principalmente el DHA y el EPA, ejercen una serie de efectos beneficiosos sobre nuestra salud, especialmente sobre los vasos sanguíneos, en particular las arterias, mejorando su función. Investigaciones recientes muestran que estos ácidos grasos esenciales desarrollan una acción antiinflamatoria, lo cual permite tener algunas expectativas en el tratamiento de ciertas afecciones reumáticas”, indicó el especialista.

“Asimismo, es importante la acción de estos ácidos grasos a nivel cerebral y de la retina, por lo que se está estudiando el posible rol terapéutico en enfermedades como las demencias. También hay estudios recientes que muestran el beneficio de su consumo en pacientes diabéticos con hipertrigliceridemia, con insuficiencia renal y triglicéridos aumentados”, afirmó el Dr. Moretto.

Hay alimentos que naturalmente contienen Omega-3. Principalmente están los pescados azules tales como el salmón, la anchoa, la sardina, el arenque, la caballa, etc. y los mariscos como la gamba, el mejillón, las ostras, el cangrejo, etc. Las principales fuentes en el mundo vegetal son las nueces, las semillas de chía y los aceites de lino, canola y soja.

La recomendación de consumir Omega-3 en cápsulas la hace el médico con un plan de ejercicios y una dieta baja en grasas y que incluya alimentos que contengan dicha sustancia.

http://www.infobae.com/2014/01/17/1537803-trigliceridos-y-colesterol-la-importancia-del-omega-3