Para hacerle frente al alzheimer

POR JULIETA ROFFO
Es una enfermedad que genera aislamiento, pero algunas prevenciones en la vida cotidiana y una visita anticipada al médico pueden ayudar a combatirla

CLarín
17.1.2014

El alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa que se hace visible a través de trastornos de la conducta y del deterioro cognitivo, con más frecuencia entre las personas mayores de 65 años. En general, aparece la pérdida de la memoria inmediata, dado que se atrofian distintas zonas cerebrales y se produce la muerte de neuronas. Aunque puede confundirse, durante el inicio del padecimiento, con el estrés y con características de la vejez, un diagnóstico a través de evaluaciones conductuales y cognitivas puede determinar la existencia o no de este mal, que luego puede producir trastornos del lenguaje, confusión mental, irritabilidad y pérdida de memoria a largo plazo, lo que suele tender al aislamiento de quien lo sufre.

En el inconsciente colectivo argentino, el alzheimer es eso que aleja al personaje de Norma Aleandro en “El hijo de la novia”. Eso que la distancia de su hijo, interpretado por Ricardo Darín, y de su compañero de toda la vida, encarnado por Héctor Alterio, y así, de su propia vida. Según estadísticas de la Organización Mundial de la Salud, unas 38 millones de personas –un poco menos que la población total de la Argentina- padecen alzheimer en el mundo. Se estima que, de no mediar grandes cambios científicos, serán unas 65 millones de personas para el año 2030. El mayor motivo para que se produzca ese aumento es el envejecimiento tendencial de la población. Actualmente, en la Argentina hay alrededor de 500 mil personas que sufren esta enfermedad.

Sin embargo, hay recomendaciones médicas que pueden incorporarse a la vida cotidiana para ayudar a la prevención de esta enfermedad, a la par de los distintos avances que la ciencia produce para combatirla.

El cigarrillo, la vida sedentaria y la mala alimentación no ayudan a evitar las posibilidades de desarrollar la enfermedad. Los médicos recomiendan el consumo de vegetales de hoja verde y frutas antioxidantes como arándanos, así como eliminar las frituras. El chocolate, el té verde y los frutos secos, entre otros y por contener Omega 3, se consideran protectores del cerebro. Hacer ejercicio físico –al menos media hora por día- también es una recomendación habitual ya que ayuda a oxigenar las células del cerebro y activa las conexiones entre las neurona.

Mantener el cerebro activo es muy importante para prevenir el alzheimer: hacer un crucigrama, un sudoku o un rompecabezas por día, intentar realizar una actividad cotidiana con los ojos cerrados, bañarse o vestirse por ejemplo, o llevar a cabo una tarea con la mano menos hábil son algunos ejemplos de cómo puede ejercitarse “el bocho”. Otras posibilidades son cambiar la ruta habitual hacia algún lado –de la casa al medio de transporte que conduce al trabajo, por ejemplo- o leer en voz alta.

Más allá de las prevenciones más hogareñas, hay científicos trabajando en el desarrollo de una vacuna que permita combatir este mal: David Knopman y Daniel Drubach, de la Clínica Mayo de Minnesota, Estados Unidos, se dedican a preparar este avance, y calcularon que en alrededor de siete años podría haber avances significativos. En octubre del año pasado, desde la Universidad de Leicester, Inglaterra, se anunció que se está trabajando en un compuesto farmacológico de administración oral que fue probado en ratas y que, en ese experimento, logró que retrocedieran y hasta se retiraran los síntomas de esta enfermedad.

Las consultas preventivas con los médicos, las pruebas cognitivas, conductuales y a través de algunos biomarcadores –es decir, de análisis que estudian distintos indicadores biológicos y genéticos- pueden ayudar a la detección temprana del alzheimer, y eso habilita su rápido tratamiento. A medida que la ciencia avance, serán varias las alternativas. Mientras tanto, los ejercicios hogareños y la visita al médico están al alcance de la mano y son muy recomendables.

http://www.clarin.com/sociedad/mundos-intimos/alzheimer_0_1067893575.html