Qué es la diabetes y cómo afecta al corazón

El 14 de Noviembre, es el Día Mundial de la Diabetes. Consejos de cómo prevenirla y descubrirla a tiempo.

Dra. María Ines Vera
Rouge
13.11.2013

Hoy por hoy, el mundo occidental transita por una verdadera pandemia de las llamadas “enfermedades crónicas no transmisibles” como la diabetes, la hipertensión, la enfermedad cardiovascular, la enfermedad renal crónica y la obesidad.
En el mundo hay más de 347 millones de personas con Diabetes Mellitus, convirtiéndose en una epidemia mundial, que ocupa el 8° lugar entre las 10 principales causas de mortalidad a nivel mundial, y se calcula que las muertes por diabetes aumentarán más de un 50% en los próximos 10 años.
En la Argentina, la última Encuesta Nacional de Factores de Riesgo, año 2009, reveló que la prevalencia de diabetes en personas mayores de 18 años aumentó del 8,4% al 9.6%, lo que implica un incremento en sólo 4 años de aproximadamente el 12%. Es importante destacar que la prevalencia de Diabetes aumenta con la edad, y va por décadas donde se nota un marcado incremento a partir de los 50 años.
La Diabetes no solo está estrechamente relacionada con el aumento de la mortalidad en especial por causas cardiovasculares, (entre un 50 y un 80% de las muertes en pacientes Diabéticos se deben a causas cardiovasculares), sino que tiene una alta tasa de lesiones evolutivas o complicaciones crónicas como ser la Retinopatía (que lleva a disminución visual y ceguera), la Neuropatía ( es la alteración en la conducción nerviosa, un determinante importante de las lesiones de pie diabético que son la primer causa de amputaciones no traumáticas), y la Nefropatía (falla en la función de los riñones siendo la primer causa de Diálisis en Argentina) .
Si bien la diabetes de tipo 1 no puede prevenirse, la tipo 2 surge a partir de la influencia del medio ambiente y en personas predispuestas genéticamente, por lo que puede prevenirse hasta en un 60%.
Principales factores de riesgo: Exceso de peso (sobrepeso u obesidad); falta de actividad física (situaciones cada vez más frecuentes debido al estilo de vida actual); la presión arterial elevada; el aumento de los niveles de colesterol en sangre.
Diversos estudios muestran que hay una mayor incidencia (entre 2 y 4 veces más) de cardiopatía coronaria entre los diabéticos que entre las personas que no sufren diabetes. De hecho, se considera que el riesgo cardiovascular de una persona con diabetes sin infarto de miocardio se iguala al de una persona que ha sufrido un infarto.
Existen básicamente 3 tipos de diabetes:
– Diabetes tipo 1: causada por una reacción autoinmune, en la que el sistema de defensas del organismo ataca a las propias células productoras de insulina del páncreas. Como resultado, el organismo deja de producir la insulina que necesita. La razón por la que esto sucede no se acaba de entender. Este tipo de diabetes aparece en niños o jóvenes adultos. Las personas con esta forma de diabetes necesitan inyecciones de insulina a diario para controlar sus niveles de glucosa en sangre. Suele desarrollarse repentinamente y podrían presentarse síntomas como: sed y ganas de comer de forma anormal, sequedad de boca, ganas de orinar frecuentemente, cansancio extremo/falta de energía, y pérdida de peso repentina.
– La diabetes tipo 2: es el tipo más común de diabetes (90%). Suele aparecer en adultos, pero cada vez hay más casos en niños y adolescentes. En este caso el organismo puede producir insulina pero, o bien no es suficiente, o el organismo no responde a sus efectos, provocando una acumulación de glucosa en la sangre. En estos casos es muy importante es cambiar el estilo de vida (alimentación sana y actividad física regular y sostenida en el tiempo) y normalizar el peso, la gran mayoría necesita la combinación con medicación vía oral (pastillas) y en algunos casos insulina.
– Diabetes Gestacional: es la que aparece o se descubre por primera vez durante el embarazo, momento importante a tener en cuenta ya que existe evidencia de que los hijos de madre con diabetes parecen tener un mayor riesgo de sufrir enfermedades en la vida adulta, como Cardiopatía Isquémica, Hipertensión Arterial, Accidente Cerebro Vascular y Diabetes.
¿Cómo debo controlar mi Diabetes?
El Instituto Cardiovascular de Buenos Aires -ICBA-, recomienda a los pacientes diabéticos consultar a su médico diabetologo cada 3-4 meses si su enfermedad se mantiene estable, en caso contrario la frecuencia de las visitas podría ser mayor hasta alcanzar los objetivos propuestos para el tratamiento, estos controles consisten básicamente en examen físico y control de laboratorio (análisis de sangre y orina).
Una vez por año deben realizar consulta con medico Cardiólogo, y Oftalmólogo.
En cuanto a la actividad física, lo importante es recordar que debe ser regular, de intensidad moderada, aeróbica, y se recomienda 150 minutos semanales (no dejando pasar más de 2 días consecutivos sin hacer ejercicio) o 30 minutos por día.
Las recomendaciones alimentarias deben ser prácticas y objetivas para conseguir una ingesta calórica adecuada a través de esquemas alimentarios que el paciente pueda sostener en el tiempo.

http://rouge.perfil.com/2013-11-13-39713-que-es-la-diabetes-y-como-afecta-al-corazon/