El tiempo que habla por sí solo

El director Guzmán García (que trabajó junto a Sebastián Bednarik como montajista de los documentales Cachila y Mundialito) se propuso ir en busca de historias de amor.

El País
3.11.2013

Y en el camino se encontró con algunas muy interesantes sobre personas de la tercera edad; algo lógico, citando un dicho popular reciente, tratándose de Uruguay, “un país de viejos”.

Pero Todavía el amor no es el retrato apagado de geriátrico que fácilmente pudo haber sido ni, por el contrario, la película moral bienpensante de “viejos son los trapos”. En las antípodas, digamos, de historias como Antes de partir (2007, Rob Reiner) o El exótico Hotel Marigold (2012, John Madden), donde la vejez es revestida de un cierto manto de santidad (como si se quisiera insistir en que la vejez no tiene nada, pero nada, de malo; tantas veces que logra el efecto contrario).

Fuera de los lugares comunes, entonces, lo que hay en el documental es el amor bajo todas sus formas y circunstancias, incluyendo el desamor de personajes que aseguran nunca haberse enamorado. El film, rodado con una cámara fotográfica que limita técnicamente pero ofrece gran calidad y cercanía con la historia, se divide entre un pasado reconstruido por sus propios protagonistas -anécdotas, objetos, música- y un presente que permite trazar el largo recorrido de dos vidas que terminan estando íntimamente ligadas.

Como leitmotiv, García encontró en el tango, la danza y todo lo que rodea a esta práctica. La música funciona como eje temático de todas las historias y obra de disparador de la memoria: cómo se conocieron esos dos viejos que alguna vez fueron jóvenes, qué pasó en todo ese tiempo, qué descubrieron (para bien o para mal) del amor y cómo lo llevan actualmente (incluso aquellos que lo perdieron). Así, la película muestra parejas de veteranos que bailan, se ríen, discuten, se contradicen, son alegres, generosos y egoístas. No hay un retrato idealizado sino una visión de la tercera edad como una etapa de sabiduría, de madurez, de comprensión pero también de incertidumbre y de complejidad.

Ficha
Uruguay. 2013. Dirección y guión: Guzmán García. Fotografía: Marcelo Rabuñal. Música: Santiago Bednarik. Producción: Andrés Varela, Sebastián Bednarik / Coral Films.

Atención a…
La variedad de tono de las historias que el documental va recorriendo, cada una teñida por la memoria (selectiva, particular) de los personajes. En la edición final, la película no dejó cierta clase de relato ni retiró otros sino que eligió una amplia gama de registros para mostrar a las personas en todas sus caras posibles, con sus luces y sombras.

http://www.elpais.com.uy/divertite/que-habla.html