Afirman que con sólo bajar de peso el 5% se puede mejorar la salud

POR GUILLERMO VILLARREAL
Clarín
9-11-2013

Para lograrlo, recomiendan empezar con caminatas diarias.

“Dios nos ha hecho distintos, tenemos diferentes formas, tamaños, por eso es que no hay que estar muy flacos para estar sanos”, aseguró en Mar del Plata el especialista el medicina del comportamiento, el médico estadounidense John Foreyt, para quien con una perdida del 5% del peso corporal “ya se producen significativas mejoras para la salud”.

Para lograrlo, explicó, es necesario modificar hábitos poco saludables a partir de pequeños cambios conseguidos diariamente, una tarea nada sencilla puesto que “los hábitos tardan en morir”.

Esta fue una de las conclusiones a las que se arribó en el Congreso Argentino de Nutrición, que cerró ayer en Mar del Plata luego de tres días de plenarios y conferencias en las que cientos de nutricionistas abordaron una agenda diversa, haciendo foco principalmente en los cambios de hábitos y la nutrición responsable.

“Evidencias para la acción”, fue el lema del congreso.

“Se trata de mostrar las evidencias de la nutrición responsable, generando los cambios necesarios y personalizando el tratamiento para obtener objetivos terapéuticos combinados. Así mejora la salud y la calidad de vida de las personas”, sostuvo Ricardo Basile, médico a cargo de la presidencia de la edición 19 del congreso.

Por eso uno de los especialistas invitados a dar una conferencia plenaria fue John Foreyt, que dirige el Centro de Investigación en Medicina de Comportamiento del Baylor College of Medicine de Houston, Texas. Foreyt llevó adelante un estudio que involucró a más de cinco mil pacientes diabéticos y con obesidad, seguidos caso a caso durante una década. Aún hoy, muchos de esos pacientes siguen bajo control médico.

“El estudio –dijo a Clarín – prueba cómo con pequeños cambios en los hábitos de las personas se obtienen resultado muy significativos que hacen a una vida saludable”. La concepción de esos cambios se dan a partir de distintos aspectos que Foreyt focalizó: el principal, dijo, es la concientización: “qué es lo que comemos, cómo lo comemos, hay que tener conciencia sobre las elecciones”, sostuvo.

El segundo: la energía física. “Caminar 35 minutos por día, durante cinco días a la semana, a largo plazo produce cambios muy importantes”. El tercero: abordar los factores psicológicos que puedan ser un obstáculo, como el estrés, la depresión, el aburrimiento.

Otro de los pilares se relaciona con el sistema de apoyo, basado en la familia y los amigos. “A una de mis pacientes, el esposo no sólo no la ayudaba, sino que la perjudicaba: temía que ella, al bajar de peso, terminara dejándolo. Eso no lo ayudó a él: ella lo dejó”, comentó.

Por último, dijo, las metas deben ser realistas, porque es mejor perder peso paulatinamente que perder mucho rápido para luego recuperarlo. “Lograr un cambio permanente es un proceso, no un resultado –aseguró–. Para poder cambiar nuestros hábitos debemos centrarnos en ellos todos los días, y ser conscientes de las barreras para el cambio que acechan a nuestro entorno. La vigilancia eterna es clave para el cambio a largo plazo. Es duro, pero se puede hacer si se trabaja todos los días”.

http://www.clarin.com/sociedad/Afirman-bajar-puede-mejorar-salud_0_1026497471.html