Un logro en sólo 8 años: Bajaron un 15% las muertes por enfermedades del corazón

POR VALERIA ROMÁN

Fue entre 2003 y 2011, según cifras del Ministerio de Salud. Es por la disminución del tabaquismo y un mayor control de la hipertensión. Ahora, la gran meta es descender otro 25% antes de 2025.

Clarín
16-10-2013

“La gente se arregla todos los días el cabello. ¿Por qué no el corazón?”, dice un proverbio chino, y parece que ahora el mundo se ocupará en serio de los problemas cardiovasculares que se llevan más de 17,3 millones de vidas humanas por año en el mundo (representan el 30% de todas las muertes). Si bien en Argentina la mortalidad cardiovascular bajó 15% en 8 años, ahora se lanzó una campaña para reducirla un 25% más antes de 2025.

La iniciativa será presentada este viernes durante el XXXIX Congreso Argentino, el XXIV Congreso Interamericano de Cardiología y el XV Congreso Argentino de Cardiología Pediátrica, que se realizarán en Buenos Aires. Participarán más de 10 mil especialistas.

La iniciativa se relaciona con la reunión de presidentes que hubo en setiembre de 2011 en la sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en Estados Unidos. En esa oportunidad, se reconoció el impacto de las enfermedades no transmisibles, como las cardiovasculares, no sólo como un problema de salud global. También se las señaló como una de las principales cargas económicas y un obstáculo para el desarrollo y la sostenibilidad de los países. En mayo pasado, la agencia sanitaria de la Organización Mundial de la Salud (ONU), aprobó un conjunto de objetivos e indicadores para reducir las enfermedades no transmisibles, y la Federación Mundial del Corazón se sumó a concientizar a los médicos y a la población en general. Por eso, los congresos que se harán en Buenos Aires serán una oportunidad para expandir el mensaje.

“La mortalidad cardiovascular es muy alta, y se puede llegar a reducirla en el 25% en 12 años. Pero sabemos que requiere trabajar en prevención y que nos excede a los médicos. Necesitamos de la colaboración de los funcionarios públicos, desde los intendentes hasta los legisladores, desde los académicos hasta las empresas y los urbanistas, que tienen responsabilidades para hacer que los entornos urbanos sean favorables a la prevención en salud. Y por supuesto necesitamos del compromiso de cada persona que puede hacer mucho para proteger su sistema cardiovascular”, dijo a Clarín Daniel Piñeiro, que es uno de los presidente del congreso. “Es que las enfermedades cardiovasculares son una problemática de todos: son destacables las iniciativas para el control del tabaco y de la sal del Ministerio de Salud de la Nación, así como las estaciones saludables y la promoción del uso de las bicicletas que hace el Gobierno de la ciudad de Buenos Aires”, sostuvo Piñeiro.

Con la iniciativa mundial contra las enfermedades no transmisibles, se intenta que el consumo del tabaco se reduzca en un 30%, y el consumo nocivo de alcohol en un 10%. Que el consumo de sal en las comidas baje también el 30%. Que la inactividad física se reduzca en un 10% (lo mínimo que hay que moverse son 30 minutos diarios en caminatas rápidas) y la hipertensión, en un 25%. Y se pretende que el sobrepeso y la obesidad no suban. También se espera que en el año 2025 al menos el 50% de los que sufren infartos y ataques cerebrovasculares accedan al tratamiento adecuado y a tiempo.

El presidente de la Sociedad Argentina de Cardiología, Jorge Belardi, destacó ayer que “según datos del Ministerio de Salud de la Nación, entre 2003 y 2011 la mortalidad por enfermedades cardiovasculares descendió un 15%, por la disminución creciente del tabaquismo y al mayor control de la hipertensión arterial. Sin embargo, y a partir de datos de 2011, las enfermedades cardiovasculares representaron el 30% de todas las muertes en el país. Son la principal causa de mortalidad, por encima del cáncer, las enfermedades respiratorias y las enfermedades infecciosas”. Belardi también resaltó el papel de los médicos: “Los profesionales de la salud tienen una gran responsabilidad. No todos están bien capacitados, y eso hace que hoy sólo el 30 % de los infartos se traten bien y a tiempo”.

http://www.clarin.com/sociedad/Bajaron-muertes-enfermedades-corazon_0_1012098847.html