Expertos revelan por qué las mujeres viven más que los hombres

POR MARIANA IGLESIAS

Las causas son biológicas, ambientales, sociales y culturales. Ocurre a pesar de que nacen más varones que mujeres.

Entre los expertos consultados destacamos a la Dra. Graciela Zarebski, Directora de la Licenciatura en Gerontología y al Dr. Juan Hitzig, Profesor de Biogerontología.

Clarín
17-10-13

Nacen más hombres que mujeres, pero ellas viven más tiempo. O también podría afirmarse que ellos van muriendo más fácilmente y más temprano. Hoy, la esperanza de vida de una argentina es de 80 años, mientras que la del varón es de 72. Años más, años menos, esto es así en casi todo el mundo. Las razones de la persistencia femenina parecen ser insondables ya que nadie se atreve a dar una respuesta clara y contundente. Sí hay montones de explicaciones biológicas, ambientales, sociales y culturales, por separado, y todas mezcladas.

Está la teoría japonesa del sistema inmune, que asegura que ciertos linfocitos protegen más a las mujeres. Están los que todo lo vuelcan a lo genético. Y los que, por el contrario, basan cada explicación en lo emocional y psíquico. Como sea, y a pesar de la brusquedad en la transformación de la mujer y la ciencia, que de morir por complicaciones en el embarazo o pariendo a los veintipico pasó a morir infartada por el estrés ganado en las calles, ellas siguen viviendo más.

“La razón biológica puede usarse hasta los 65 años, por las hormonas que protegen a la mujer, pero después no….”, dice a Clarín Ricardo Iacub, titular de la Cátedra Psicología de la Tercera Edad y Vejez de la Universidad de Buenos Aires (UBA), y despliega muchas otras teorías: que la mujer va más al médico, que se hace más estudios, que aborda las enfermedades en etapas más fáciles de actuar. También sostiene que l os hombres van quedando en el camino más jóvenes porque son los principales protagonistas de los accidentes de tránsito y de las peleas. Pero la teoría que más abona Iacub es la del proyecto vital: “A esta altura ya contamos con montones de investigaciones que aseguran que cuanto más claro y a largo alcance sea el proyecto vital, más años se vive, y mejor. Las mujeres tienen y saben armarse más redes sociales de apoyo y contención”. Por el contrario, dice Iacub, el varón, luego de su gran proyecto de vida que suele ser el laboral, suele recluirse. Se jubila y se encierra. No sociabiliza.

Juan Hitzig, médico y profesor de biogerontología, acuerda con el mayor cuidado femenino: “Las mujeres están mucho más atentas que el hombre a las señales que el cuerpo manda y a los fines de una medicina preventiva es mucho mejor. En todos los consultorios de todas las especialidades, de cada cuatro consultas tres son de mujeres. Las mujeres llevan un reloj pulsera en el brazo y un reloj biológico en la cabeza. El hombre, desde una visión machista de sí mismo, es más inconciente y negador de la enfermedad ya que se siente más fuerte, más poderoso y no hace tanto”.

Hitzig se remonta a otras épocas en las que la sobrevida de las mujeres se explicaba por su rol social, que las protegía de los embates del estrés: “Cuidaban a las crías dentro de la cuevas, no estaban sometidas a las luchas físicas ni las competencias que el macho tenía que soportar en la lucha por la subsistencia de su prole , ni la de las conquistas sobre los demás machos del entorno”. Pero todo eso quedó muy atrás. “La hembra humana ya no está en la cueva cuidando la cría… hoy sale a la lucha cotidiana a la par del macho, o de manera más intensa aún”. Hitzig hace hincapié en un gran problema femenino: ”Las hembras de todas las especies están menos dotadas de las hormonas potectoras del estrés, como lo es la DHEA y otras hormonas anabólicas que contrarrestan la acción de la adrenalina y el cortisol, evitando así el envejecimiento prematuro. Con un menor blindaje de estas hormonas, la mujer está más expuesta que el hombre al desgaste de tejidos y disminución temprana de masa ósea y muscular, causadas por la permanencia prolongada de las hormonas del estrés en el torrente sanguíneo. Hace 30 años era casi impensable encontrar mujeres con eventos cardiovasculares en las unidades coronarias, y hoy comparten este triste privilegio con sus congéneres de sexo opuesto”.

Graciela Zarebski, directora de la Carrera de Gerontología Universidad Maimónides, va más allá de causas biológicas: “Hoy en día se sabe que la genética no es el factor determinante, sí que influye sólo en un 30% en nuestra salud y calidad de vida en el envejecimiento.

Según investigaciones, la receta para la longevidad parece sustentarse en la conjunción de ciertos genes y en varios elementos clave que conectan mente, cuerpo y espíritu.

Diría que las mujeres son mejores ‘tejedoras’. Tienden a mantener una vida social más intensa que los varones y mantienen una red tupida de lazos con sus familiares. Esta mayor permeabilidad hacia lo interno y hacia lo externo, es un factor protector determinante. En síntesis, las mujeres arman más ‘reserva humana’: todos estos factores serán una reserva para cuando aspectos biológicos y sociales se pierdan o disminuyan”.

http://www.clarin.com/sociedad/Expertos-revelan-mujeres-viven-hombres_0_1012698737.html