El Alzheimer afecta tanto al paciente como a su entorno

Las demencias representan un grupo de trastornos que afectan las capacidades mentales, pudiendo comprometer funciones como la memoria, el lenguaje, la atención y la orientación.
En su evolución suelen limitar de manera progresiva la independencia de la persona involucrada, haciéndola dependiente de terceros para algunas de sus actividades cotidianas como por ejemplo el manejo del dinero o los traslados. La enfermedad de Alzheimer (EA) es la responsable de aproximadamente el 60 % de las demencias en las personas mayores de 65 años, estando el 40 % restante provocado por otras causas como la demencia vascular, las relacionadas a la enfermedad de Parkinson o la Frontotemporal, entre otras.

doc salud.com
17-9-2013

La implicación de los convivientes
El cuidado y la asistencia del paciente con demencia por EA representa un aspecto de gran relevancia para la familia de la persona afectada y sus allegados más cercanos, debido a que suele estar acompañada de situaciones que pueden resultar problemáticas. Además, estas complicaciones cambian habitualmente a lo largo de la enfermedad, lo que suele representar un desafío adicional. Dificultades en la memoria que provocan olvidos de citas, alteraciones en la conducta con irritabilidad o agresividad y/o la necesidad de asistencia en actividades cotidianas como organizar la medicación o ir al banco, son solamente algunos ejemplos de las situaciones que pueden enfrentar los familiares en el día a día de un paciente con esta patología.
Cuidar a los que cuidan
Se define como cuidador a la persona que brinda asistencia y apoyo a personas con diferentes enfermedades. Debido a la cantidad de cambios funcionales, del comportamiento y sociales que suelen presentarse, es habitual que los cuidadores de pacientes con Alzheimer, ya sea la esposa, el esposo, los hijos u otro familiar o allegado, se vean muy afectados por lo que está pasando y manifiesten síntomas de ansiedad, depresión y sobrecarga.
Se define como “Sobrecarga del Cuidador” a una sensación angustiante en la que las demandas externas exceden los recursos disponibles. Este es un fenómeno multifactorial. De este modo, por un lado depende de factores relacionados al sujeto que recibe el cuidado, como el grado de afectación en las actividades de vida diaria, la severidad de la demencia y la presencia de síntomas neuropsiquiátricos. De manera complementaria, la Sobrecarga del Cuidador depende también de características propias de la personalidad del cuidador así como de factores relacionados al entorno.
Información y contención
Para un mejor manejo de este tipo de manifestaciones en los cuidadores, se considera conveniente que los asistentes, amigos y/o familiares de las personas asistidas con este tipo de patologías comiencen desde el inicio de estos procesos a trabajar “en red” y, mediante un correcto asesoramiento, adquieran conocimientos y estrategias para poder planificar los pasos a seguir en cada uno de los diferentes momentos de la evolución, procurando una mejor calidad de vida para todos los involucrados. Si bien es una situación compleja, mediante un enfoque integrador que involucre el correcto entrenamiento en la detección de situaciones facilitadoras, así como de los eventuales factores de empeoramiento y de descompensación, es posible lograr un sistema de funcionamiento que permita a todas las personas involucradas tener una vida “lo más normal posible”.

Dr. Ignacio Demey – Médico especialista en Neurología

http://www.docsalud.com/articulo/5069/el-alzheimer-afecta-tanto-al-paciente-como-a-su-entorno